viernes, 24 de febrero de 2012

BRIOCHES DE CANELA Y CHOCOLATE, Y DE LIMÓN

Ultimamente me ha dado por el dulce. Será por el frío... que ya se está acabando por aquí.... je (vaya excusa!)
El caso es que me he puesto a experimentar con este dulce y con la masa y la verdad es que no me ha resultado nada fácil. Me empeñé en que quería brioches buenos hechos por mi y estuve buscando recetas. Las encontré, claro, pero hay muchas, casi tantas como recetas encontré. Quiero decir que cada maestrillo tiene su librillo...


Así que cogí una de ellas y me puse, como ya os he dicho, a experimentar.
El primero me salió un churro. Estaba tan duro que si le dabas con él en la cabeza a alguien seguro que le tenías que llevar a Urgencias. El segundo empezó a dejarse comer, pero seguía estando con la miga demasiado apelmazada y no me gustó.
Seguí buscando recetas... y nada. Churros todos!


Al final comprendí que no era cuestión de cantidades exactas, que depende del tamaño de los huevos que pongas, del tipo de levadura, de el líquido que admita la harina... de un montón de cosas. Casi estaba por desistir cuando encontré la salvación. Es cuestión de porcentajes!
Los encontré en el libro Bread, de Jeffrey Hamelman, y son:


100% de Harina de fuerza
67% de Huevos
11,4% de Azúcar
2% de Sal
2% de Levadura fresca
50% de Mantequilla
9,6% de Leche entera


Para calcular las cantidades de cada ingrediente, lo que he hecho ha sido pesar los huevos sin cáscara, y a partir de ahí sacar el resto. Por eso no os pongo cantidades, tendréis que sacar la calculadora...




Otro problemilla que me encontré es que... yo tenía que amasar a mano!! nada de máquinas!! faltaría más!! La Virgen!! Llegué a pensar que la masa me iba a tragar entera!! Pero bueno, poco a poco, con paciencia (yo estuve a punto de tirar la masa pegajosa y caldosa por la ventana, lo reconozco), amasando, amasando, amasando, la masa poco a poco se fue transformando y dejando de pegarse a las manos y a la mesa de trabajo, y se convirtió en una masa elástica y fina, muy suave y con muy buena pinta. (Pero cuesta, advierto, mucho, así que si tenéis amasadora o Thermomix o algo por el estilo, os recomiendo que lo uséis).


Bien, pues dicho todo esto... Lo primero que hice fue calentar un poco la leche, hasta que estuviera tibia, y en ella disolver la levadura.


Aparte, en un bol grande, puse el azúcar, y le añadí la leche con la levadura, la tercera parte de la harina y mezclé con una cuchara de madera hasta que estuvo todo bien integrado.
Luego añadí los huevos ligeramente batidos y seguí mezclándolo todo bien.
Añadí otra tercera parte de la harina y continué mezclando.
Luego la sal y el resto de la harina. Mezclé bien y... ahora viene el jaleo... Enhariné la superficie de trabajo y vertí la mezcla.
Sólo queda amasar y amasar y amasar, echando harina de vez en cuando.
(Como os he dicho, dan ganas de abandonar, porque parece que nunca se va a despegar de las manos).


Pero llega un momento en el que la masa se despega un poco, y entonces añadimos la mantequilla en pomada y seguimos amasando durante un rato, hasta que la mantequilla desaparece entre la masa y queda bien integrada.


Entonces se vuelve a meter en el bol, y la dejamos reposar por lo menos dos horas y media, tapada con un paño limpio.
Sube, sube, y sube, que parece que se va a desbordar!




La sacamos, amasamos un poco para quitar el aire y la dividimos en dos trozos iguales.


Los aplanamos con el rodillo y los rellenamos, poniendo en uno, en el centro, dos o tres cucharadas soperas de crema de limón, y en el otro esparciendo por toda la superficie azúcar, canela y pepitas de chocolate.
Los enrollamos, dejando el relleno en el centro y los colocamos sobre un papel de hornear.
Precalentamos el horno a 180ºC y esperamos una media hora para que vuelvan a subir, tapados con un paño.
Los pintamos con huevo, y les ponemos por encima azúcar humedecido con agua de azahar.
Los metemos al horno durante unos 35 minutos (según horno, ya sabéis).


La crema de limón os la pongo en otra entrada, para que no os asustéis.

Espero que os guste!

Rossella

2 comentarios:

  1. Parece muy rica ..... un poco complicada con los porcentajes, pero rica ! Me gustaria mucha la al limon !
    Buen fin de semana.

    P.S. yo habia hecho mi primera brioche con polvo de hornear al lugar de levadura fresca ...... un churro duro tambien !

    ResponderEliminar
  2. Si, eso de los porcentajes es un rollo, podrias haber calculado los ingredientes en gramos antes de postear la receta! pero bueno, no pasa res!! jeje
    1saludo.

    ResponderEliminar