miércoles, 7 de marzo de 2012

DULCE DE TOMATE

Cuando estaba haciendo este dulce me preguntaba cuál sería la diferencia entre el dulce y la mermelada, si es que la había... El caso es que no es fácil encontrar respuestas concretas a esta pregunta, porque ni los libros de cocina se ponen de acuerdo. 


A riesgo de que haya alguien que no esté de acuerdo, yo diría que:
El dulce es el resultado de cocinar la pulpa troceada de una fruta con la cantidad de azúcar correspondiente, hasta obtener una consistencia moderadamente espesa, que queda como un puré con algunos trocitos de fruta.
Una jalea es el el producto obtenido del líquido filtrado de la cocción de las frutas, sus cáscaras y semillas, y que mezclado con la cantidad necesaria de azúcar, es concentrado hasta alcanzar una consistencia similar a la gelatina transparente.
Una mermelada es una jalea en la que están suspendidos trocitos de frutas o cáscaras de frutas.
Y una confitura son frutas enteras o troceadas, cocidas en un almíbar, y que debido a esta forma de elaboración, llevan más proporción de azúcar.

Mermelada, confitura y dulce son términos que muchas veces resultan confusos y además tampoco tengo muy claro en qué se diferencian las comerciales, porque hay mermeladas que parecen confituras, y confituras que parecen dulces, y dulces que parecen mermeladas... en fin, un lío. Por eso yo me aclaro diferenciándolas como os he dicho antes, pero si algunos de vosotros lo tiene más claro, me encantaría que lo explicara.

Y dicho esto, os explico cómo he hecho este Dulce de Tomate, según la receta de mi abuela María.

Los ingredientes son:

1 Kilo de carne de Tomate, sin piel ni semillas.
750 gr de Azúcar
2 ramitas de Canela
1 trozo de cáscara de Limón


Lo primero que tenemos que hacer es lavar bien los tomates y escaldarlos metiéndolos unos segundos en agua hirviendo, así los podremos pelar fácilmente.
Una vez pelados, los partimos por la mitad, les quitamos todas las semillas y los troceamos groseramente (porque me resulta muy agradable encontrar trozos grandes de tomate dulce, que no sea como un puré). Quitar todas las semillas puede resultar un proceso un poco pesado, pero os aseguro que es importante, porque no tiene nada que ver un dulce limpio, que uno lleno de semillas, que al paladar pueden resultar bastante molestas.

Ponemos los trozos de tomate en una olla de fondo grueso y le añadimos el azúcar, la canela y la cáscara de limón (sólo la parte amarilla). 
Lo cocemos a fuego muy lento y removiendo casi constantemente (siempre en el mismo sentido), hasta que alcance el punto.
"El Punto"... esa es la cuestión, porque el punto se ve "a ojímetro", es decir, cuestión de experiencia y de hacerlo muchas veces, pero para que tengáis una idea, lo que yo hago es sacar una cucharada del dulce a un plato, soplar un poco, e inclinar el plato. Si el dulce se desliza lentamente dejando un rastro un poco espeso y su superficie se arruga muy ligeramente, es que está listo. Si cae rápido y no se arruga nada, debemos dejarlo unos minutos más. Tardará por lo menos una hora y media en estar.

Antes de envasarlo se retira la cáscara de limón, pero conservaremos los trozos de canela en rama.

Para envasarlo deberemos tener listos tarros perfectamente limpios. Los podemos lavar en el fregaplatos a temperatura máxima, o hervirlos 10 minutos, y es mejor que tanto los tarros como sus tapas sean de cristal, no metálicas. 

Con las cantidades de ingredientes que os he puesto, salen unos dos tarros medianos (no creo que de tiempo a que se pongan malos si no los envasamos al vacío, porque se acabará pronto... está rico, rico), pero si vais a hacer mucha cantidad, deberéis proceder como con cualquier otra conserva casera, esterilizando los tarros, llenándolos casi hasta arriba cuando estén completamente secos y tapándolos inmediatamente. Luego, en una olla grande, se pone un paño en el fondo (para evitar que los tarros toquen el fondo de la olla y se golpeen al hervir), se colocan los tarros bien cerrados, se llena de agua hasta cubrirlos todos, y se hierven durante unos 10 minutos.
Luego los conservaremos en lugar fresco, seco y oscuro.

Listo!

Espero que os guste.

Rossella



12 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, todos esos términos, llaman a la confusión.
    Aquí, la confitura, es un extracto de la mermelada, normalmente de frutos o flores de los que extraer un resultado final, es complicado, como flores, por poner un ejemplo.
    No se conoce mermelada de pétalos de rosa, es confitura.
    En cuanto a mermeladas y jaleas, siempre he pensado, perdonar mi ignorancia, que la jalea es de una consistencia más espesa y a la que normalmente, se le añaden espesantes, lease gelatinas o derivados.
    Sea como fuere, ese dulce, jalea, mermelada o confitura de tu abuela María, es realmente exquisito.

    ResponderEliminar
  2. Cómo me gusta sobre todo con queso!!! rico rico...
    besos

    ResponderEliminar
  3. Menudo descubrimiento el de tu blog, Rossella! Me ha gustado mucho. Y el dibujo que tienes como plantilla todavía más, es precioso.
    Me quedo por aquí, tenlo por seguro.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. qué pintona rosella, la hago igual con pimientos rojos (sin canela) pero de tomate no he probado

    (luego dices de mí, estás muy productiva jaja, genial! )
    besos

    ResponderEliminar
  5. Cada vez me gusta mas tu blog ,porque explicas todo genial,ademas es que eres muy divertida. En cuanto alas jaleas y demas ,me quedo con ....la mermelada of course je je je besos

    ResponderEliminar
  6. Pues la de pimientos rojos tiene que estar buenisisisima Gave!!
    Pienso hacerla, que los pimientos me encantan.

    ResponderEliminar
  7. Mermelada,
    Probé tu idem de Ruibarbo...
    Tostadita y encima un poco de mascarpone y tu mermelada de ruibarbo...
    Mmmmmm (es pecado seguro!!!!)
    Nos tienes que pasar la receta!!

    ResponderEliminar
  8. Delicioso y muy bien explicado, me quedo por tu blog. Un saludo, clara.

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado mucho tu explicación y receta. Yo el dulce de tomate lo tomo además de con queso, para endulzar y dar un poco de sabor al yogur natural.

    ResponderEliminar
  10. Que rico! nunca lo he preparado de tomate. Dulce o mermelada me parece genial, con una textura y un color super buenoooo
    BESITOs

    ResponderEliminar
  11. Rosellaaaaa
    como la espuma!!! qué bieeen!. Me alegro, muacss
    Te mando la receta de pimientos

    ResponderEliminar