martes, 2 de agosto de 2011

CAGÜEN GEORGIE DANN!!

Por qué me habré pasado todo el santo invierno haciendo dieta??

Pues para lucir bikini este verano, como casi toda hija de vecina!

Y ahora.... después de cuatro mil ensaladas, ciento ciencuenta mil pechugas de pollo a la plancha, un millón y medio de calabacines y alcachofas que ya perdí la cuenta..... voy y me vengo al campo a casa de mis padres!!

Por qué??? Por qué no puedo mantener la boca cerrada aquí??

Supongo que será porque en el campo todo está mucho más bueno, y porque las comiditas de mamá pues siempre apetecen, y porque siempre hay alguna que otra puñetería en la nevera (o lo que es peor, en el armario de las galletas), que tientan mucho... Y yo, que no me puedo resistir...

Esta noche, por ejemplo. Acabamos de cenar en la barbacoa.

Nos gusta mucho cenar en la barbacoa. Sacamos platos, vasos cubiertos y servilletas a la barra y comida, mucha comida, y chuletas, y salchichas, morcillas, costillar, queso, pimientos al horno, mazorcas, y esta noche además.... tortas a las brasas! Pa’ rematar!!

Una locura, porque una cosa es cenar así de vez en cuando, como hacemos cuando venís algunos de los que me estáis leyendo (hola primas! Hola amigos!), y otra cosa cenar así día sí y día no... Porque luego, claro, vienen los remordimientos de conciencia y los “mañana no ceno, ni hablar!!”.

Pero es que está todo taaaaan rico!

Las tortas son como las que se hacen para los gazpachos, pero que nosotros les ponemos un poco de aceite y sal (o la glotona de mi, que para los postres, les pongo Nocilla!! Es que no puede ser.... no puede ser!!!) y recién salidas de las brasas... te mueres de buenas.

Eso sí... la semana que viene me vuelvo a casa y no pienso cenar en toda la semana!

Prometido! Por estas!

4 comentarios:

  1. Joder... con el hambre que tengo ahora mismo, tener que leer esto es casi una crueldad... estoy literalmente salivando...

    ResponderEliminar
  2. !!Hola pk!!
    Cuanta razón tienes cherie,yo he pasado unos meses q ni te cuento,eso me ha pasado a mi siempre q he ido a casa de mis padres,es un no parar de comer.
    Me ha gustado muchísimo tu post cherie,felicidades
    Au revoir mon ami, muchos besitos

    ResponderEliminar
  3. No te preocupes tanto y disfruta de lo que te guste, y no como el regimen de Palpi, un dia a la semana, sino por temporadas.

    La verdad es que yo poco a poco he ido cambiando de hábitos en la comida pero mi metabolismo creo que no cambia y sigo siendo de mucho comer. Antes comiendo fiera de casa me descontrolaba más, y es que los menús de cada día a 12€ como además de comer bien es que no te dejas nada. Ahora cuando como en casa procuro comer el segundo sin acompañamiento, y tres dias a la semana para cenar unicamente ensalada y fruta, y en casa he dejado de tomar postre en la comida, almuerzo. El desayuno nada especial zumo y cafe con leche con sopas de cereales, galletas y miga de pan del dia anterior, nada de grasas por la mañana que es malo para el hígado, jajajajaaa.

    Y con un poco de ejercicio además, y ya está, bajé los kilos de cuando dejé de fumar, 12 en menos de 6 mese y que mantuve muchos años, hasta casi 90, ya hace tiempo que me mantendo con menos de 75, que creo que es mi peso, entre 72 y 75. Esa es mi dieta, comer de todo, demasiado pan quizá pero apenas como pasta y arroz, más verduras, hortalizas en general y legumbre.

    ResponderEliminar
  4. Pk
    Disfruta que en casa de mami todo sabe diferente,ya iras a tu casa y te metes en cintura,pero estando de vacaciones vas a mirar lo que comes??? NI DE COÑA.
    Ademas hay que aprovechar que te den todo hecho,ademas de vez en cuando comer cosas grasientas saben a gloria,ya sabemos que eso no se hace a menudo,asi que cuando se presenta la ocasion hay que aprovechar,ademas si hay hambre mas.
    Un beso y no sufras

    ResponderEliminar