martes, 23 de agosto de 2011

LA UELI


En realidad no tenía buena mano, bueno, sí la tenía, muy buena mano... para cocinar y para otras muchas cosas. Me explico.

Mi abuela María (La Ueli para todo el mundo) tenía muy buena mano para la cocina, y para el crochet, y para la costura, y para las plantas, y para las cartas...

Digo que no tenía buena mano porque hace muchos años se pilló la mano con una puerta con tan mala suerte que se cortó la punta de uno de los dedos y, cosas de antes, no sé qué le pasó con los tendones, que se los cosieron mal y se le quedó la mano bien pero regular, no podía abrirla del todo, aunque no le molestaba demasiado.

Ya, ya sé que no me explico bien. Hoy no me puedo explicar bien. Hoy 22 de Agosto hubiera cumplido 98 años. Hoy nos hubiera regalado una “coqueta”, comprado helado e invitado a merendar a todos, y en cambio hemos sido sus hijos, sus nietos y sus biznietos quienes hoy le hemos regalado unas flores porque se ha ido.. para siempre.

Nos quedamos sin ella, sin su Puchero de Fassedures, sin su Coqueta, sin su Hígado en salsa, sin sus Coquetes Fregides, sin sus Belenes de crochet, sin sus enfados por perder a las cartas o al Rummikub, sin sus ruiditos con las llaves cuando entraba en casa, sin su canturreo constante por lo bajinis, sin ella... la Ueli.

Todavía me resulta raro hablar de ella en pasado...

No era una mujer de no revelar secretos de cocina, aunque no sé por qué, a nadie nos salen sus recetas como le salían a ella. Por ejemplo su Coqueta. A mi no me sale nunca!! Y mira que se la he visto hacer un millón de veces!! Siempre igual.... “Mira, atiende, pero si es muy fácil! Coges un vaso de agua, medio de aceite, un poco de sal, levadura y la harina que admita”.

Ahí!!! Ahí está el secreto seguro! En la harina que admita! Seguro.... Porque claro, admitir, puede admitir toda la que quieras hasta que no puedas amasarla...

Es mi frustración.

Cuando no me sale cruda por dentro y retostada por fuera, me sale dura como una piedra. Vamos! Que la tiras contra la pared y abres un boquete!! (Mi primo Paco dice que es muy posible que haya inventado el Frisby al horno....)

Incluso he intentado imitar la postura de su mano “mala” para amasar, por si pudiera ser eso... sin ningún éxito, claro. Con eso lo digo todo!!

Un día de estos pondré la receta, a ver si hay alguien con suerte y le sale “La Coqueta de la Ueli”. Por cierto que tiene dos variantes: la de Con Prisas y la de Sin prisas.

También pondré sus Fassedures (lo que no sé es si pondré su secreto, porque los secretos, cuando te los cuentan en secreto, son muy secretos y no sé si está bien revelarlos), y la de su Higado en Salsa, y la de sus Gazpachos.... Bueno, las que tenga suyas.

No me extiendo más, porque no sé si me hace bien recordar ahora. Ya es de noche y voy a cenar... lo mismo me tomo un café con leche y una tostada, que aunque parezca un desayuno, era la cena casi preferida de la Ueli....

Hasta luego Ueli!!

2 comentarios:

  1. ¡¡¡¡que bonito Pk!!!
    nunca se iran nunca mientras les sigamos recordando y les llevemos en nuestro corazón
    asi siempre estaran con nosotros.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. también es mi cena favorita Pk
    yo es que desayunaría siempre
    un beso

    ResponderEliminar