martes, 16 de agosto de 2011

POLLO AL CURRY

Me encantan los platos especiados, los picantes, los sabores fuertes, probar especias. Un sencillo arroz blanco con el toque de alguna especia cambia por completo.
Tengo tantas especias en casa (unas 30 diferentes) que las tengo metidas en tubos de ensayo de cristal para poderlas tener a mano y que ocupen menos, jaja!!


Y los currys me pierden....
Son platos elaborados con una mezcla de especias picantes y de sabores fuertes, y que varían de color según los ingredientes y según las diferentes cocinas asiáticas. Así podemos encontrar curry rojo, verde, amarillo...
Curry proviene de la palabra kari, en idioma tamil, y que se emplea para describir cualquier plato con acompañamiento de arroz. El término curry significa estofado y se ha extendido por todo el mundo para designar a los platos elaborados con especias y que tengan un estilo hindú o asiático.
La mezcla de curry en polvo que podemos encontrar comercializado a menudo incluye las siguientes especias: ají, albahaca, alcaravea, azafrán, canela, cardamomo, cebolla seca, apio, comino, cilantro, cúrcuma, fenogreco, jengibre, mostaza, nuez moscada, pimienta de cayena, pimienta y tamarindo.
Aunque lo ideal sería poder preparar este plato con especias frescas, no es nada fácil encontrarlas, así que lo elaboro con curry en polvo, que sí se puede encontrar en cualquier parte.
Para hacerlo necesitamos, para cuatro personas:
800 gr de solomillos de Pollo (en Mercadona venden unas bandejas con los solomillos ya sacados de las pechugas y que son los que yo uso).
1 Cebolla tierna grande.
2 cucharadas soperas de Curry en polvo.
1 cucharada sopera de Jengibre en polvo.
1 vasito de Leche de Coco
1 cucharadita de Harina de maíz.
1 vaso de Nata para cocinar.
1 vaso de Agua.
Sal y pimienta.
Aceite vegetal.


Salpimentamos los solomillos de pollo y los rehogamos en un wok (si no tenemos woc, una cacerola servirá) con un chorro de aceite vegetal, hasta que estén bien dorados.
Mientras picamos la cebolla finamente y cuando el pollo esté dorado, la añadimos al wok. Dejamos cocer hasta que la cebolla esté transparente. En este momento, añadimos el curry y el jengibre, damos unas vueltas y cubrimos con un vaso de agua.
Dejamos que haga "chup-chup" hasta que el agua casi se haya consumido, y vertemos la leche de coco.
En un poco de agua fría diluimos la harina de maiz y la añadimos al wok para espesar la salsa.
Echamos la nata y dejamos cocer todo junto unos minutos, hasta la hora de servir (se debe servir muy caliente).
Como acompañamiento hago un arroz blanco con pasas y piñones, así:
En una sartén pongo un poco de aceite vegetal (3 cucharadas más o menos), y cuando está bien caliente, echo tres tacitas de arroz (yo uso el redondo, pero se puede hacer también con basmati, integral o largo), un puñado de piñones y otro de pasas sin semillas. Lo rehogo un poco, lo especio con un poco de cúrcuma, o jengibre, o canela, y le añado 7 tacitas de agua y un poco de sal y pimienta. Dejo cocer a fuego fuerte 10 minutos y 10 minutos más a fuego suave.
Espero que os guste!

1 comentario:

  1. !Hola Pk!!
    Este lo hago mañana,me chifla el arroz con lo q sea,al final me voy a hacer una experta arguiñana mon ami jajajajaja.

    Gracias pk por la receta
    Un besito grande cherie

    ResponderEliminar