...........................................................................................................................................................................................................

...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................

jueves, 31 de enero de 2013

MI LASAÑA BOLOÑESA

Digo "MI", porque lasañas puede haber tantas como cocineros las hagan, y porque aunque supongo que existe una "receta verdadera, auténtica y genuina" de la lasaña boloñesa clásica, creo también que la cocina no es ni mucho menos una ciencia exacta. Si se cambia la fórmula las cosas no explotan, o por lo menos a mi no me han explotado nunca. Bueno, miento, una vez me explotó el aceite, pero la culpa no la tuvo el aceite sino mi mala cabeza, que me despisté, se calentó demasiado y con la sartén casi hirviendo no se me ocurrió otra cosa que echar unas patatas congeladas. El susto que me pegué fue tremebundo. De pronto todo el aceite estaba en el aire, y un segundo después la encimera era una piscina, del extractor de humos llovía aceite, y yo estaba en el otro extremo de la cocina gritando. No me quemé de puritita casualidad!! Nunca mais... Tremendo. :-S


Pues eso, que esta es la lasaña que suelo hacer en casa, porque mi hijo es más "lasañero" que Garfield y ésta le encanta (y a mi también!, aunque me la tengo terminantemente prohibida y cuando la como no me lo digo para no enfadarme, porque precisamente light no es).

Los ingredientes son, para unas 4 raciones:

8 placas de Lasaña.
400 gr de carne de Ternera picada, si es de aguja mejor.
1 bolsa de Espinacas frescas, o un manojo.
6 Tomates en rama, de los rojos, maduros.
2 dientes de Ajo.
1 Cebolla.
1 cucharadita de Orégano seco.
1 cucharada sopera de Albahaca fresca.
1/2 vasito de Nata de cocina.
Aceite de Oliva Virgen Extra.
Queso Mozzarella rallado.
Queso Parmesano rallado.

Sal.
Pimienta.

Y para la bechamel:

30 gr de Harina de trigo.
30 gr de Mantequilla.
1/2 litro de Leche.
Sal.
Pimienta blanca.
Nuez moscada.

Suelo empezar por hacer la salsa boloñesa (Truco: a veces hago de más y la congelo por raciones para usarla luego en cualquier otro tipo de pasta):

En una sartén pongo un chorro de aceite y cuando está caliente echo al mismo tiempo los ajos picados finos y la cebolla picada fina. Cuando la cebolla está transparente añado la carne picada, y cuando la carne está echa, un poco tostadita, las especias: el orégano, sal y pimienta. Doy unas vueltas y echo el tomate rallado. Dejo cocer todo junto hasta que el tomate está hecho, a fuego lento, y al final añado la albahaca fresca picada y un chorrito de nata. Reservo la salsa.

Luego hago la bechamel:

En una sartén o un cazo antiadherente, pongo a derretir la mantequilla y cuando está caliente echo la harina y la cuezo un poco removiendo bien con una cuchara de madera o unas varillas (para que no sepa luego a harina cruda). Luego vierto la leche hirviendo sin dejar de remover. Al principio salen un montón de grumos, pero poco a poco desaparecen (y, la verdad, si no me desaparecen, que a veces me ha pasado...meto la batidora de mano, lo bato todo y fuera grumos, luego sigo cociendo). Dejar que cueza, removiendo, durante unos 15 minutos. Añado sal, pimienta blanca y nuez moscada y remuevo. Reservamos.

Luego cuezo las espinacas con un poco de agua y sal, en 5 minutos están listas. Las escurro y las reservo también.

En cuanto a la pasta:

Podéis usar placas de lasaña fácil, de la que no necesita hervir y que sólo sumergiéndolas en agua caliente unos minutos están listas, o usar las placas tradicionales, en cuyo caso se hierven siguiendo las instrucciones del fabricante. Yo suelo usar las fáciles, porque me resultan más cómodas, rápidas y quedan estupendamente.

Cuando tenemos todos los ingredientes listos, sólo queda montar la lasaña:

Unto el fondo de una fuente refractaria con un poco de salsa boloñesa, muy poco, sólo para que no se peguen las primeras placas de pasta. Sobre estas placas de pasta (yo suelo ponerlas de dos en dos, porque me ocupan todo el fondo de la fuente) pongo salsa boloñesa, espinacas y un poco de queso mozzarella, luego otra capa de pasta, y así hasta terminar con las placas de pasta. Sobre las últimas placas, extiendo la bechamel y por encima la cubro con mozzarella y parmesano.

Una vez montada la lasaña, la podéis congelar, sin hornear.

Para hornearla, precaliento el horno a 200ºC y la dejo que se funda y tueste el queso.

Lleva trabajito... pero merece la pena.

Rossella





4 comentarios:

  1. di que sí, cada uno le damos nuestro toque y con ello, es nuestra y de nadie más!! es uno de mis platos favoritos!

    ResponderEliminar
  2. Estupenda lasaña, a mi hja tambien le gusta mucho por eso la hago siempre que puedo. Estoy de concurso por si quieres pasarte por mi cocina a echar un vistazo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Y que mas da que no sea light, un capricho no hace daño .. y muchos igual tampoco, la dañina es nuestra conciencia ajajaj

    Con el aceite me paso el otro día con la freidora,, ayyy señorrr se desbordo el aceite por todas partes, así que haré la lasaña... que ni explota, ni se desborda!!!

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  4. ESTA BUENISIMA LA LASAGNA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar