...........................................................................................................................................................................................................

...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................

lunes, 23 de abril de 2012

CONSERVAR HIERBAS AROMÁTICAS

 No os pasa que compráis un manojo de hierbas aromáticas y en dos o tres días, aunque las pongáis en agua, ya no tienen nada que ver con el primer día?

Pones un florero de hierbas en la cocina, con su agua, y el perejil, albahaca, romero, hierbabuena, salvia... y queda precioso, pero al poco tiempo, aunque cambies el agua a diario todo se pone chuchurrío, pocho, marchito, feo.... vamos, que ya no sirve para nada! La única forma es tenerlas en maceta... (pero o tienes un macetón o en cuanto las necesites para un plato dejas la planta más allá que acá...).

Bueno, pues el otro día fui a tomar café a casa de mi amiga Mermelada y me dio un truco buenísimo para que las hierbas se conserven frescas durante muchísimo tiempo. Me aseguró que la salvia que tenía guardada y que parecía comprada de ayer mismo, la tenía en la nevera ya más de dos meses!!

La verdad es que ya existen desde hace tiempo este tipo de cajas conservadoras en el mercado, como estas  de las fotos, pero seguro que la que os propongo cuesta mucho menos, porque la podemos fabricar nosotros mismos, y cumple la misma función estupendamente.




Sólo necesitamos dos cosas:

Un frasco con tapa de rosca, de los que venden en Mercadona y un cestillo para cubiertos, que venden en Alcampo.


El cestillo lleva unas asas de plástico. Bien, hay que cortarlas. No cuesta nada, las asas se quitan de un tirón, y luego quedan los agarradores de las asas, que con un cuchillo se quitan fácilmente.

Luego sólo hay que meter el cestillo en el frasco, y veréis que no llega a tocar el fondo.


Echamos un poco de agua en el frasco, sin que llegue sobrepasar los agujeritos del cestillo, metemos las hierbas y cerramos el frasco.


Listo! A la nevera y a tener las hierbas frescas durante una buena temporada!

Saludos

Rossella


4 comentarios:

  1. Pues precisamente estaba yo negra, porque compré salvia la semana pasada, para hacer los ravioli de mermelada, y la que me sobró se marchitó muy rápido, y no he podido utilizarla, ¿de verdad funciona este truco?, si es así, voy a fabricarme el artilugio en cuanto pueda, muchas gracias por la idea.

    ResponderEliminar
  2. Hola Merengue, sí funciona.
    Lo he visto con mis propios ojos! jaja
    La salvia estaba fresca!

    ResponderEliminar
  3. Y yooooooo, jaja
    Es que es cierto, y la peor la albahaca. Yo siempre compro macetitas y las dejo calvas en nada.
    Pero cuánto has escrito hoy Rosella???????
    Voy al pollo

    ResponderEliminar
  4. Por cierto esos aparatitos blancos es la primera vez que los veo

    ResponderEliminar