miércoles, 18 de abril de 2012

BOCATA DE TOMATES CON BERENJENAS AGRIDULCES

Una cena muy apetecible, aunque claro, es que a mi las berenjenas me apetecen siempre...

Esta es una receta de cuando mi hijo era vegetariano, que me dediqué como loca a buscar platos de verduras, porque no es nada fácil que de la noche a la mañana te digan que ya no quieren comer carne ni pescado, y no le iba a tener todos los días a verduras a la plancha o legumbres sin gracia (que me perdonen los vegetarianos, pero, aunque me encanta la verdura, como decía aquel, me gusta mucho más pasada por el cerdo).

Aunque sea un bocata, no penséis que es abrir el pan y echarle cuatro cosas, cerrar y comer. No. Este lleva un poco de elaboración, pero os aseguro que merece la pena. Está "deliiicius", como diría mi sobrina. Probadlo y ya me diréis...

Vamos a ello.

Necesitaremos, para dos bocatas:

6 rebanadas de Pan de pueblo
2 Tomates (a poder ser Raff)
1 Berenjena pequeña
2 Tomates secos en aceite
Unas hojas de Albahaca fresca
1 diente de Ajo
Vinagre de manzana
2 cucharadas de Aceite de oliva
Sal
Pimienta

Primero vamos a ocuparnos de la berenjena. La lavamos y la cortamos en rodajas finas. Las asamos en una plancha o sartén, dos minutos por cada lado y sin ponerles nada, ni aceite, ni sal... nada.
Las pasamos a una fuente, las cubrimos con vinagre de manzana y las dejamos marinar 30 minutos.

Pelamos el ajo y lo cortamos en láminas. Picamos un poco de albahaca

Escurrimos bien las rodajas de berenjena para que pierdan gran parte del vinagre y las salpimentamos. Las aromatizamos con el ajo y la albahaca picada y las rociamos con aceite de oliva. Las dejamos que tomen sabor durante una hora.

Lavamos los tomates y los cortamos en rodajas.
Escurrimos los tomates secos del aceite de conservación y los cortamos en trocitos.

Colocamos dos rodajas de pan sobre dos platos y por encima de cada una distribuimos rodajas de berenjena, trocitos de tomate seco y rodajas de tomate. Espolvoreamos con pimienta. Ponemos otra rebanada de pan y hacemos lo mismo de antes. Así hasta terminar con el pan y las hortalizas.

Terminamos con tomates y berenjenas, una pizca de pimienta, un chorrito de aceite y unas hojas de albahaca.

Servir a temperatura ambiente.

Listo!

Espero que os guste.

Rossella





7 comentarios:

  1. Yo estoy babeando, miro mi pisto y miro la foto y..en fin!
    Un día tendrías que contar aquello de los tomates secos, lo intenté con tomates pera y no quedó mal, pero tampoco bien del todo
    Besos

    ResponderEliminar
  2. efectivamente: ¡delicius!!!!!!
    Así se hace vegetariano cualquiera jejeje. buenísima la pinta. habrá que probarlo

    ResponderEliminar
  3. Guauuuuuuuuu!!!!


    Menudo bocata.....con este bocata me pongo yo como el tío kiko....

    ResponderEliminar
  4. Para mí este bocata es un espectáculo, se ve delicioso, madre mía!!! Encantada de conocerte, por aquí me quedo!!!

    ResponderEliminar
  5. Gave, yo los tomates secados al sol sólo los he hecho una vez. Salieron buenos, pero tardan en secar y como por aquí no es difícil encontrarlos en el punto de secado que se prefiera, pues me es más fácil ir a la frutería, jeje.
    Pero pondré la receta de cómo los hice por si quieres probar, vale?

    Beso

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida Mary, un gusto tenerte por aquí.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que no los dejé secar lo suficiente, soy una desesperada, todo para ayer jaja
    Aquí solo encuentro unos botes italianos y en tienda delicatessen, un pelín caros, pero investigaré cuando viaje a la Península.
    Sí pon la receta porfa!

    ResponderEliminar