...........................................................................................................................................................................................................

...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................

jueves, 31 de enero de 2013

MI LASAÑA BOLOÑESA

Digo "MI", porque lasañas puede haber tantas como cocineros las hagan, y porque aunque supongo que existe una "receta verdadera, auténtica y genuina" de la lasaña boloñesa clásica, creo también que la cocina no es ni mucho menos una ciencia exacta. Si se cambia la fórmula las cosas no explotan, o por lo menos a mi no me han explotado nunca. Bueno, miento, una vez me explotó el aceite, pero la culpa no la tuvo el aceite sino mi mala cabeza, que me despisté, se calentó demasiado y con la sartén casi hirviendo no se me ocurrió otra cosa que echar unas patatas congeladas. El susto que me pegué fue tremebundo. De pronto todo el aceite estaba en el aire, y un segundo después la encimera era una piscina, del extractor de humos llovía aceite, y yo estaba en el otro extremo de la cocina gritando. No me quemé de puritita casualidad!! Nunca mais... Tremendo. :-S


Pues eso, que esta es la lasaña que suelo hacer en casa, porque mi hijo es más "lasañero" que Garfield y ésta le encanta (y a mi también!, aunque me la tengo terminantemente prohibida y cuando la como no me lo digo para no enfadarme, porque precisamente light no es).

Los ingredientes son, para unas 4 raciones:

8 placas de Lasaña.
400 gr de carne de Ternera picada, si es de aguja mejor.
1 bolsa de Espinacas frescas, o un manojo.
6 Tomates en rama, de los rojos, maduros.
2 dientes de Ajo.
1 Cebolla.
1 cucharadita de Orégano seco.
1 cucharada sopera de Albahaca fresca.
1/2 vasito de Nata de cocina.
Aceite de Oliva Virgen Extra.
Queso Mozzarella rallado.
Queso Parmesano rallado.

Sal.
Pimienta.

Y para la bechamel:

30 gr de Harina de trigo.
30 gr de Mantequilla.
1/2 litro de Leche.
Sal.
Pimienta blanca.
Nuez moscada.

Suelo empezar por hacer la salsa boloñesa (Truco: a veces hago de más y la congelo por raciones para usarla luego en cualquier otro tipo de pasta):

En una sartén pongo un chorro de aceite y cuando está caliente echo al mismo tiempo los ajos picados finos y la cebolla picada fina. Cuando la cebolla está transparente añado la carne picada, y cuando la carne está echa, un poco tostadita, las especias: el orégano, sal y pimienta. Doy unas vueltas y echo el tomate rallado. Dejo cocer todo junto hasta que el tomate está hecho, a fuego lento, y al final añado la albahaca fresca picada y un chorrito de nata. Reservo la salsa.

Luego hago la bechamel:

En una sartén o un cazo antiadherente, pongo a derretir la mantequilla y cuando está caliente echo la harina y la cuezo un poco removiendo bien con una cuchara de madera o unas varillas (para que no sepa luego a harina cruda). Luego vierto la leche hirviendo sin dejar de remover. Al principio salen un montón de grumos, pero poco a poco desaparecen (y, la verdad, si no me desaparecen, que a veces me ha pasado...meto la batidora de mano, lo bato todo y fuera grumos, luego sigo cociendo). Dejar que cueza, removiendo, durante unos 15 minutos. Añado sal, pimienta blanca y nuez moscada y remuevo. Reservamos.

Luego cuezo las espinacas con un poco de agua y sal, en 5 minutos están listas. Las escurro y las reservo también.

En cuanto a la pasta:

Podéis usar placas de lasaña fácil, de la que no necesita hervir y que sólo sumergiéndolas en agua caliente unos minutos están listas, o usar las placas tradicionales, en cuyo caso se hierven siguiendo las instrucciones del fabricante. Yo suelo usar las fáciles, porque me resultan más cómodas, rápidas y quedan estupendamente.

Cuando tenemos todos los ingredientes listos, sólo queda montar la lasaña:

Unto el fondo de una fuente refractaria con un poco de salsa boloñesa, muy poco, sólo para que no se peguen las primeras placas de pasta. Sobre estas placas de pasta (yo suelo ponerlas de dos en dos, porque me ocupan todo el fondo de la fuente) pongo salsa boloñesa, espinacas y un poco de queso mozzarella, luego otra capa de pasta, y así hasta terminar con las placas de pasta. Sobre las últimas placas, extiendo la bechamel y por encima la cubro con mozzarella y parmesano.

Una vez montada la lasaña, la podéis congelar, sin hornear.

Para hornearla, precaliento el horno a 200ºC y la dejo que se funda y tueste el queso.

Lleva trabajito... pero merece la pena.

Rossella





martes, 29 de enero de 2013

SALMON AL HORNO CON MAHONESA AL ALLIOLI



Esta es una de esas recetas que uso como comodín, o mejor, cuando yo estoy "comodina" y no me apetece estar nada de tiempo en la cocina, o cuando se nos ha hecho muy tarde para llegar a casa y no me da tiempo a hacer nada más elaborado. 
Generalmente la hago con salmón o con merluza, con los dos tipos de pescado queda bien.

Los ingredientes necesarios para 4 raciones son:

4 filetes de Salmón
Gambas peladas
8 cucharadas soperas de Mahonesa
1 cucharada sopera de Allioli
1 cucharada sopera de Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal
Pimienta negra molida

Y lo hago así:

Mientras preparo el plato precaliento el horno a 200ºC, calor arriba y abajo y con aire.

Unto el fondo de una fuente de horno con la cucharada de aceite. 

Coloco los filetes de salmón, los salpimento y les pongo por encima de cada uno las gambas peladas (la cantidad de queráis... unas 5 o 6 por filete si son pequeñas, pero si son de las grandes, 2 o 3).

Mezclo la mahonesa con el allioli y cubro cada filete y gambas con la mezcla.
El allioli en esta receta lo uso del de compra, pero si tenéis tiempo es mejor que lo hagáis vosotros mismos. Tenéis la receta aquí.

Lo horneo durante unos 15-20 minutos, según el grosor del filete de salmón.

Para servirlo, si tengo perejil fresco, lo pico y lo espolvoreo por encima (la última vez no tenía, así que no le puse...)

Lo podemos acompañar de una ensalada verde, y queda un plato muy rico, muy fácil y muy rápido de hacer.

Espero que os guste.

Rossella




lunes, 28 de enero de 2013

El "SIMPA"

 El día que nací yo.... (esto me suena un poco "pantojil", pero es que fue ese día precisamente cuando empezó todo, sobre todo para mí, claro), un 11 de Octubre de hace unos cuantos lustros, toda mi familia se alegró mucho como era de esperar, pero sobre todo, y aparte de mis padres, se alegraron especialmente mi tío Paco y sus amigos. Se alegraron tanto tanto que decidieron aprovechar la fecha para marchar a Zaragoza a darle las gracias a la Virgen del Pilar por tan feliz acontecimiento. Además, el tío Paco iba a ser mi padrino, cosa que aumentó más si cabe su dicha.
Sin pensarlo dos veces, porque si lo hubieran pensado bien no lo hubieran hecho, y porque algunas veces las cosas que se hacen a los 20 años sin pensar suelen ser muy divertidas, se subieron Paco y sus amigos a "El Maldito" (un Seat 124 color naranja, un poco bastante cascado pero que les llevaba a todas partes, siempre y cuando el muy maldito no se estropease!), y tomaron rumbo a Zaragoza.

"El Maldito" se parecía mucho a este
Creo que fue cuando estaban llegando a Villena que se dieron cuenta de que andaban un poco justos de dinero... Efectivamente, el capital disponible entre todos no llegaba más allá de 400 pesetas. Hicieron cuentas y llegaron a la conclusión de que para gasolina tenían...del resto ya se ocuparía la buena fortuna...
Llegar a Zaragoza llegaron, el día 12 justo, pero tuvieron que hacer algún que otro "simpa" si no querían morir de inanición. Una vez en El Pilar, dieron las gracias a la Virgen, le pidieron perdón por los "simpas" acometidos y los que les quedaban por cometer hasta su regreso al pueblo, y.... de vuelta!.

Esta batallita se la he oído contar a mi tío cientos de veces (yo creo que cada vez la exagera más, por aquello de darle salsa al asunto), y nos hemos reído otras tantas, pero nunca pensé que YO pudiera protagonizar algo parecido años más tarde...

Sí... confieso...yo he hecho un "simpa"...
Bueno, sola no!! Tuve un compinche: mi hermano.
No sé si contarlo... Habrá prescrito? Son muchos años de trullo?...
Me arriesgaré.... (desde luego, en un interrogatorio conmigo lo tendrían fácil... no puedo callarme una!)

En mi defensa he de alegar que lo mío no fue tan grave. Sólo fue una vez. Además, yo no quería!... creo.

Bien, bueno, por aquella época mi hermano y yo estábamos estudiando en Madrid, así que muchos fines de semana, los viernes, bajábamos a Alicante, y los domingos volvíamos a Madrid. Normalmente eran viajes sin paradas, a no ser que tuviéramos que poner gasolina al coche, pero uno de esos domingos, viendo que se nos hacía un poco tarde para llegar a cenar a casa, decidimos parar en uno de los muchos bares de carretera a tomar algo. Por razones obvias no voy a nombrar el restaurante... (Aunque nunca he vuelto, claro!!).

Cuando entramos al local estaba prácticamente vacío. Era un restaurante grande, triste, gris y como son en mi opinión la mayoría de restaurantes de autopista: un poco roñoso. Pero como el hambre arreciaba, nos sentamos en una de aquellas mesas de railite marrón y nos pedimos un par de bocatas de jamón y sendas Coca-colas. De postre café sólo y cortado.
Justo cuando terminábamos el café, pedimos la cuenta, y justo al pedir la cuenta, como si hubiésemos pronunciado las palabras mágicas... se abrió la doble puerta de cristal y empezaron a entrar señores y señoras mayores, muchos, un regimiento. Con bastón, sin bastón, tosiendo, quejándose de los riñones, tapándose la boca con la bufanda, dos de ellas cogidas del brazo y partidas de risa, uno que llamaba a Pepe y la otra gritando "correeee, correeee Antoniaaaaa!", y detrás como 50 más.
De repente apareció un batallón de camareros que antes debían estar agazapados bajo la barra del bar y la locura y el desenfreno se apoderó del espacio.

Volvimos a pedir la cuenta. Ni caso.
La volvimos a pedir. Sí, sí...ya va!. Ni caso.
Y otra vez.... Nada.
.......  .... ...

A los 15 minutos me dice mi hermano: "Sal, arranca el coche y espérame en la puerta!"
Lo intuí. Sabía lo que íbamos a hacer. Y lo hice! Salí, puse el motor en marcha y esperé en la puerta, con el corazón a toda pastilla y sintiéndome como "El Vaquilla" intentando huir hacia "El Ventorro de la Puñalá".
En menos de 30 segundos vi salir a mi hermano como si no fuera con él la cosa...tranquilo...paseándose... Y yo muriéndome de miedo, vergüenza, adrenalítica perdida!!!
Oye pues....nadie salió a buscarnos. Supongo que aquel autobús les daría suficientes beneficios como para poder invitarnos a un par de bocadillos. O eso quiero pensar....



No lo he vuelto a hacer. Ahora hago otras cosas...ejemmmm.... Pero eso ya lo contaré otro día...

Rossella

viernes, 25 de enero de 2013

Viernes con "V" de Vino: EL SEQUÉ 2010



Este viernes quiero "hacer patria", pues el vino El Sequé tiene la D.O. Alicante.

El Sequé 2010 es un tinto crianza que bodegas Artadi elabora en colaboración con Bodegas y Viñedos El Sequé en Alicante, y cuyas CARACTERÍSTICAS son:

Grado de alcohol: 14,0º.

Variedad: 100% Monastrell

Crianza aproximada de 12 meses en barricas nuevas de roble francés.

Embotellado en Junio de 2010.

Servir a 14-15ºC.

Consumo: Hasta 2018.

No es necesaria su decantación.

El Sequé es un vino de invierno, potente, de fuerte carácter mediterráneo, cálido y fresco, características de un auténtico monastrell, que podemos MARIDAR con 
carnes rojas a la parrilla, conejo frito, cordero, embutido...


CATA A LA VISTA:
Color cereza con bordes granate.

CATA EN NARIZ:
Aromas de intensidad media-alta a frutas negras maduras, fruta roja, notas especiadas y tostadas

CATA EN BOCA:
Vino potente, con buena acidez, nada áspero, carnoso, de taninos maduros.



BODEGAS Y VIÑEDOS EL SEQUÉ



Situadas en el Sequé, a una altitud de 650m, con cepas casi centenarias de monastrell y viñedos de cabernet sauvignon, syrah y tempranillo, ocupan una superficie de 40 Ha. Los suelos, pardo-calizos y muy pobres en arcilla y humus, reúnen las condiciones óptimas para obtener vinos de alta calidad y con huella mediterránea.

Se trata de una bodega creada en 1999 por Juan Carlos de la Calle (Artadi, Rioja) y Agapito Rico (Jumilla, Alicante), y nació como un proyecto para la elaboración y crianza de vinos basados en la variedad de uva autóctona, la monastrell, y con el fin último de conseguir vinos de gran calidad en estas tierras de gran potencial y tradición vitivinícola.

Para la elaboración de este contenido, no he recibido muestras del producto mencionado, ni he recibido incentivación o atención de ningún tipo, ni mantengo relación especial con los representantes de la marca.

jueves, 24 de enero de 2013

GARBANZAS DE TENERIFE

Pero hay que ver qué seguidores más majos tengo!! :)

Julia G. ha vuelto a mandarme una de sus recetas... con mucho fundamento. Se trata de unas Garbanzas de Tenerife, receta que aprendió de su suegra, que durante algunos años estuvo viviendo allí, y como bien me dice en su correo, con los fríos que nos están invadiendo, vienen de perlas y apetecen un montón.
Además ha tenido el detalle de mandarme el paso a paso de su elaboración... Esta Julia es una joyita!!




Vamos a necesitar los siguientes ingredientes, para 6 personas:

1/2 Kg de Garbanzos
1 cabeza de Ajos
2 hojas de Laurel
2 Cebollas medianas
1 cucharadita de Pan Rallado
2 Tomates maduros ó 2 cucharadas de Tomate Frito
Chorizo
Jamón Serrano
1/2 cucharadita de Pimentón
Orégano
Tomillo
Romero
Aceite de OlivaVirgen Extra
Sal

Y se hace así:

La noche anterior ponemos los garbanzos en remojo con agua mineral y un poco de sal. No hay que poner mucha agua porque al día siguiente coceremos los garbanzos en esa misma agua.

Al día siguiente ponemos los garbanzos con el agua del remojo la cabeza de ajos, el laurel y un chorrito de aceite, en la olla. Los dejamos cocer unos 20 minutos en la olla a presión.


Mientras tanto, con las dos cebollas picadas muy finamente hacemos un sofrito a fuego lento, y cuando la cebolla esté transparente le añadimos los dos tomates bien picaditos también. Incorporamos el pan rallado, el pimentón, las especias, y al final añadimos el chorizo y el jamón cortados en taquitos pequeños. Removemos un poco y apartamos del fuego.


Abrimos la olla a presión. Si los garbanzos tienen mucha agua, apartamos un poco y la reservamos por si hace falta añadirle después. Vertemos el sofrito en la olla para que hierva un poco con los garbanzos ya sin tapar la olla, unos 10 minutos para que se integren los sabores, y cuando esté al gusto de espesor están listos.


Para servirlos los pasamos a una olla de barro y.... a reírse del frío!
La verdad es que tienen muy buena pinta!


Gracias por la receta Julia!!

Os animo a todos aquellos que no tengáis blogs de cocina y que pasáis a leerme, de donde quiera que seáis, a que me mandéis recetas al correo del blog como ha hecho Julia (reblogzandolotodo@hotmail.es) . Las publicaré encantada.

Saludos a todos.

Rossella

miércoles, 23 de enero de 2013

RESTAURANTES CON HISTORIA: The Palm Too

Esta entrada se la dedico a mi padre, fiel cliente del Palm Too desde la primera vez que fue a NYC, y de eso ya ha llovido mucho...., y siempre que vuelve no perdona una comida en este emblemático restaurante de la ciudad que nunca duerme.













 En el 840 de la Segunda Avenida se encuentra el Palm Too, un restaurante con una filosofía sencilla y que cumple a la perfección: tratar a los clientes como si fueran de la familia, servir buena comida y superar siempre las expectativas.
Esa filosofía nació en 1926, cuando Pío Bozzi y John Ganzi inauguraron The Palm en Nueva York, y lo que empezó como un restaurante se convirtió en una leyenda.


Bozzi y Ganzi eran nativos de Parma, Italia, y cuando pensaron en abrir su restaurante quisieron llamarlo como su ciudad natal, pero cuando fueron a registrar su negocio, un empleado de la oficina de registros de la Ciudad de Nueva York malinterpretó su acento italiano y les expidió una licencia para The Palm.

El restaurante tiene una peculiaridad: sus paredes están decoradas con caricaturas. El Palm era frecuentado por artistas de la ciudad y debido a su proximidad al Sindicato de Dibujos Animados, muchos dibujantes acudían allí a comer. Los artistas solían arrancarse a cantar en el restaurante, muchas veces como pago de su comida, y el ambiente solía ser divertido y bullicioso. Un día unos dibujantes acudieron al local y los propietarios acordaron con ellos el "pago en especias": les propusieron que les dejaran un retrato original en una de las paredes (eran los comienzos, no había demasiado presupuesto para decoración, y a Pío y John les pareció una buena oportunidad). Así lo hicieron, dibujaron una caricatura en la pared y desde entonces se convirtió en una tradición.

El plato estrella del restaurante es una fuente en la que un inmejorable steak y una deliciosa langosta se sirven juntos (la carne es de res alimentada con maíz y está envejecida un mínimo de 35 días...No es fácil terminarse el plato!). Las carnes son excelentes, así como todos los ingredientes, por ello no necesitan contar con recetas y platos demasiado complicados, y no suelen seguir modas culinarias. Son platos que reflejan su herencia italo-americana.
Por cierto que el bistec no era un plato que al principio estuviera en la oferta del Palm. En los inicios, cada vez que un cliente pedía un bistec, John Ganzi corría hasta una carnicería cercana a la Segunda Avenida, lo compraba y volvía a cocinar la comanda.

Llegó un momento en el que el Palm no podía atender a toda la demanda de reservas y decidieron abrir el Palm Too, justo en la cera de enfrente del Palm.







Actualmente el restaurante sigue regentado por descendientes de Bozzi y Ganzi, han abierto numerosas sucursales por EEUU y es frecuentado todavía por artistas y personalidades. Sin duda, un restaurante peculiar y recomendable.

lunes, 21 de enero de 2013

TARTA DE MANZANA "SARA"

 Sí, me la presentaron como Sara...
Pero no especificaron apellido, así que no sé si es la Carbonero, la Montiel, la Baras o la Parker...



La verdad, ninguna tiene pinta de ponerse ciega a esta tarta (bueno, Doña Sara un poco, pero ella ya se lo puede permitir todo...)

Me recuerda (la tarta) al Crumble de manzana, mucho. Son dos recetas parecidas. La receta me la pasó mi prima Marusela, que a su vez se la pasó una amiga a quien se la había pasado SARA.... Pero qué Sara? Pues no lo sé, pero por eso llaman así a esta tarta, "Tarta Sara".


Seas quien seas Sara.... muchas gracias! porque la tarta está impresionante! El toque de naranja le da un puntito muy especial... casi adictivo.

Lleva los siguientes ingredientes:

El zumo de 4 Naranjas
1 Kg de Manzanas
Canela en polvo
1 paquete de Galletas
100 gr de Mantequilla
150 gr de Mantequilla (sí, no me he equivocado)
150 gr de Azúcar blanco
150 gr de Harina de trigo

Y se hace así de fácil:

Primero machacamos las galletas con los 100 gramos de mantequilla. Yo primero meto las galletas en una bolsa y las machaco con el rodillo de amasar hasta que están casi pulverizadas y luego les añado la mantequilla derretida, remuevo bien. Con esta mezcla cubrimos la base de un molde redondo de unos 24 cm. Lo aplastamos bien con una cuchara para que quede una capa uniforme. Lo metemos en la nevera mientras hacemos el siguiente paso.

El siguiente paso consiste en pelar y cortar las manzanas en rodajas finas y cocerlas en el zumo de naranja hasta que estén blanditas. Cuando estén casi hechas, les añadimos una cucharadita de canela. Las sacamos del cazo donde las estemos haciendo y las ponemos en un colador para que escurran bien.

Ahora mezclamos en un bol los 150 gramos de mantequilla con los 150 de harina y los 150 de azúcar, y hacemos una masa.

Sacamos el molde que reservábamos en la nevera y, encima de la base de galleta, ponemos la manzana bien repartida y encima de la manzana, la masa preparada. Yo la estiré con el rodillo, y me costó bastante que no se me rompiera al colocarla sobre las manzanas, pero con un poco de maña se consigue. La verdad es que no se si hubiera debido hacer como en el crumble y no estirarla, pero no me quedaron mollitas sueltas, porque la masa lleva bastante mantequilla. En cualquier caso, no me importa, porque al hornearla me quedó como una costra crujiente deliciosa.


Volvemos a meter la tarta en la nevera mientras se calienta el horno (unos 10 minutos) a 180º, con el calor por arriba, porque el resto de los ingredientes ya están hechos. Cuando por encima esté tostada, la tarta estará lista para comer!, porque se puede tomar templada o fría.

Yo la acompañé con un poco de nata líquida.... Riquísima.

Espero que os guste.

Gracias por la receta Maru!

Rossella

viernes, 18 de enero de 2013

Viernes con "V" de Vino: PREDICADOR 2009


CARACTERÍSTICAS:

PREDICADOR 2009 es un tinto D.O. La Rioja, de la Bodega Contador.

Grado de alcohol: 14,2º.

Producción: 90.000 botellas

Variedad: 89% Tempranillo, 10% Garnacha, 1% Viura.

Crianza aproximada de 16 meses en barricas nuevas de roble francés y reposando unos meses en botella.

Servir a 16ºC.

Consumo: Hasta 2015.

Se recomienda su decantación una hora antes de servir, pues es un vino cerrado al que cuesta un poco abrirse.

Predicador 2009 es un vino que podemos MARIDAR con 
carnes rojas a la parrilla, civet, caza mayor, quesos de oveja, quesos semicurados...




CATA A LA VISTA:
Color picota grana con bordes amoratados. Muy limpio y brillante. Fina lágrima que tinta la copa.


 CATA EN NARIZ:
Aromas de buena intensidad a frutas rojas y negras, finas maderas, recuerdos de monte bajo, notas especiadas, café y regaliz. Sabrosos tostados y ahumados. Elegantes balsámicos sobre un ligero fondo mineral. 

CATA EN BOCA:
Entrada suave y amplia y paso sedoso y muy sabroso. Jugosa fruta negra especiada, con algo de confitura y elegantes tostados. Fresco y con una correcta acidez. Nobles taninos, algo secantes aún. Final persistente con un muy agradable toque mineral.
Amable, potente y persistente.
Un vino muy agradable y goloso con una gran relación calidad-precio. 



BODEGA CONTADOR

La Bodega Contador está situada en el municipio de San Vicente de la Sonsierra, La Rioja, y tiene una superficie total de viñedo de 16 ha. con una producción de 150.000 botellas anuales.


Su enólogo y propietario es Benjamín Romeo. En 1996 empezó su proyecto personal, creando vinos de autor de producción escasa, como La Viña de Andrés Romeo, La Cueva de Contador, y Contador. Más recientemente, ha desarrollado una línea más asequible con Predicador. También elabora un vino blanco fermentado en barrica, Qué Bonito Cacareaba.

Benjamín Romeo se ha dedicado a buscar pequeños viñedos en los alrededores de San Vicente, buscando exposiciones óptimas. Las variedades cultivadas en estas hectáreas son la Tempranillo (uva por excelencia de Rioja), Viura, Malvasía y Garnacha Blanca.
Controla personalmente todo el proceso: selección y dirección de los viñedos, estricto seguimiento del grado de madurez y desarrollo de la uva, clasificación de los racimos y las bayas en mesa de selección y desgranado manual para el vino más especial. Para la fermentación y maceración utiliza depósitos troncocónicos de roble francés Allier. Las barricas de roble para la crianza siempre son nuevas y de algunas de las mejores tonelerías de Francia.

La bodega donde se crían los vinos está ubicada bajo el castillo de San Vicente de la Sonsierra, en una cueva centenaria donde tradicionalmente se guardaba el vino. Un lugar que reúne condiciones ideales para la crianza y conservación del vino.


Para la elaboración de este contenido, no he recibido muestras de(los) producto(s) mencionado(s), ni he recibido incentivación o atención de ningún tipo, ni mantengo relación especial con los representantes de la marca.

jueves, 17 de enero de 2013

IDEAS PRÁCTICAS

No sé si lo habréis notado, pero este año lo he empezado poniendo menos recetas. La cosa tiene una explicación más que razonable: La Navidad y sus pastorcillos, con sus zurrones llenos de queso, embutidos, dulces, turrones, panes y demás, y yo que me apunto a todo lo que sea comer rico... El caso es que hay que quitar las lorzas y, francamente, publicar "Pechuga de pollo a la plancha con aliño de limón y guarnición de ensalada verde con queso fresco", pues como que me parece una bobada monumental. Por ello me voy a estrujar las meninges e intentar poner entradas interesantes, curiosas, prácticas... Lo que sea menos poner recetas aburridas, sin sal, sosas... como las que estoy comiendo últimamente.
Por cierto! Os adelanto que a partir de mañana vuelvo con mis "Viernes con V de Vino". Creo que eran entradas que gustaban (bueno, no lo creo, lo sé, porque muchos de vosotros me habéis pedido que siga con ellas, y como soy una "mandá", pues a ello voy, y esta vez sin ayuda de amigos bodegueros, yo solita :)  ).

Pero vamos a lo que vamos. He encontrado por Pinterest algunas ideas que nos pueden venir bien en la cocina. Algunas de ellas son de esas ideas que cuando las ves dices... "Por qué no se me habrá ocurrido a mi antes con lo sencillo y lógico que es?????". Un poco como lo de poner palo a la fregona o palito al caramelo... Por ejemplo esta:

Nada! Un sencillo trocito de velcro pegado y se acabaron los líos de cables! Me encanta! A veces pienso que pienso poco... ains!















O esta otra... Se acabó hacer y deshacer nudos de las bolsas de plástico, que al final acaban arrugadas, feas, viejas, y lo que tienen dentro ni te apetece. Recortando el cuello de una botella de plástico podemos hacer un cierre perfecto y abrir y cerrar todas las veces que queramos. Me parece genial.


Las siguientes ideas puede que no sean tan prácticas... Son... cómo diría?... caprichosas? Jaja... no sé. A mi me parecen estupendas:

Me horrorizan los platos de cartón. Bueno, creo que a partir de ahora tendré que decir que Me Horrorizaban los platos de cartón. Cuatro cortes y una cinta adhesiva y... tachán!! los convertimos en cuencos monísimos! Si les ponemos un lazo o unos pompones tienen que ser ya la bomba! Y si dibujamos en el plato?? Las posibilidades son enormes!

Esta otra idea también es caprichosa, pero, como viene San Valentín, puede que alguien quiera hacer magdalenas (o cupcakes, vaaaale... voy a ser moderna, chic y actuaaaal....) con forma de corazón y no tenga molde apropiado. Bueno pues si ponéis una canica entre el molde y la cápsula de papel... ale hop! Cupcakes con forma de corazón!

Por último, otro caprichito (yo es que soy bastante caprichosa, no lo puedo evitar, cuanto mejor pueda presentar lo que sea que quiera presentar, mejor). En la foto se ve una tabla de quesos, pero puede servir para otras muchas cosas... patés, salsas (se pueden pintar por fuera unos cuencos..), e identificar cada uno de ellos. Sólo se necesita pintura de pizarra y unas tizas... Ideal.

Bueno, nos vemos mañana viernes (con V de Vino)!
Espero que os hayan gustado las ideas y que las mejoréis!!

Saludos a todos.

Rossella

martes, 15 de enero de 2013

ACEITE CREMOSO

Las pasadas Navidades me regalaron un frasco de Aceite Cremoso con Semillas de Amapola al toque de Limón. No sé si alguno de vosotros ya conocíais este producto... yo no, y la verdad es que me sorprendió. Además de este aceite cremoso, también me regalaron de la misma marca un tarro de azúcar natural de caña.



He estado buscando por internet, y he encontrado la página web de la marca: Principesa de Azahar, y he visto que las Bodegas Sendra González, de Altea (Alicante), elaboran productos muy interesantes.





El caso es que empecé a dar vueltas al frasco para ver qué podía hacer con él... Primero lo probé a palo seco, una cucharadita. Estaba delicioso, suave y con un ligero toque de limón. Luego se me ocurrió que lo mejor sería probarlo de la forma más simple posible: untado en pan. Seguía estando muy rico, así que decidí intentar mejorar el bocado.
El resultado fue este:


Corté una pequeña rebanada de pan de baguette rústica, la unté con el aceite cremoso y le añadí un poco de ralladura de chocolate negro y unas escamas de sal.
Tengo que decir que me encantó... Es un bocado especial que recomiendo. Ahora se me ocurre acompañarlo de unos frutos rojos para aportar frescor y un poco de acidez... no sé. Si lo probáis ya me contaréis.

En realidad me encanta el aceite en general. Para mi gusto, un buen pan mojado en aceite de oliva virgen extra (con o sin sal, me da igual), es uno de los mejores bocados que puedo tomar, así que cuando me regalaron esto, sólo con verlo ya sabía que me gustaría.

Espero que también os guste a vosotros la propuesta.

Rossella

Para la elaboración de este contenido, no he recibido muestras de(los) producto(s) mencionado(s), ni he recibido incentivación o atención de ningún tipo, ni mantengo relación especial con los representantes de la marca.