lunes, 16 de enero de 2012

PASTELES DE MOKA














Creo que ya hace tiempo, en una entrada expliqué más o menos cómo se hacía este pastel de  moka, pero hoy os lo voy a explicar bien, porque no quedó claro y porque este fin de semana lo he hecho y he podido sacar fotos.

Antes de que me digáis nada... sí, engorda y mucho, porque la moka está hecha con prácticamente sólo mantequilla, pero de bueno está para chuparse los dedos y el que avisa no es traidor.

Me enseñó a hacerlo mi madre, ella aprendió a los 16 o 17 años, y también la hacía mi abuela, que era muy muy cafetera.

Lo normal es que se hiciera con Galletas Río, de las rectangulares sin tostar, pero ya no es tan fácil encontrarlas, en muchos sitios no hay, así que yo esta vez y para probar, lo he hecho con galletas tipo María, las Hojaldradas de Cuétara, y ha salido igual de rico. Lo único diferente es que al ser redondas es más difícil hacer un pastel rectangular, que es como siempre lo hemos hecho, y por eso he hecho pasteles individuales redonditos.
Lo importante es que las galletas sean sin tostar, para que empapen bien y luego queden suaves y blanditas.

Y no es apropiado para niños, este es un pastel para golosos adultos.

Los ingredientes necesarios son:

- Galletas Hojaldradas de Cuétara (o Río si lo queréis hacer rectangular).
- Café de cafetera, unas 6 u 8 tazas.
- Azúcar unas 5 cucharadas soperas.
- Mantequilla, unos 200 gr. a punto de pomada.
- Una yema de Huevo.
- Una copita de coñac.

Primero hacemos una cafetera de café fuerte, de 8 tazas.
Cinco de esas ocho tazas las vertemos en un bol y les añadimos el azúcar y el coñac. Disolvemos bien y reservamos las otras tres tazas.

En un bol (yo la verdad es que lo hago en un mortero de esos amarillos de toda la vida, porque es una manía y si lo hago en otra parte no me sale), ponemos la mantequilla y el azúcar y removemos bien. Añadimos la yema de huevo y empezamos a remover en el sentido de las agujas del reloj con un tenedor, hasta que se incorpore totalmente la yema, y, sin dejar de remover siempre en el mismo sentido, vamos echando chorritos (casi gotas) del café que reservamos sin azúcar, hasta que la moka quede como una crema muy suave y lisa.
Es importante no dejar de remover y que sea siempre en el mismo sentido, y que el café no esté demasiado caliente.

Cuando tengamos la moka hecha, pasamos a montar los pasteles. Para ello, mojamos un poco las galletas en la mezcla del café con azúcar y coñac y vamos haciendo capas de galleta y moka, para acabar con moka y cubrirlos también por los lados.

Los metemos en la nevera y esperamos por lo menos una hora antes de comerlos.

Espero que os gusten!





6 comentarios:

  1. Babas...muchas...
    Que pinta tiene Rossella,esto tengo que hacerlo aunque muera en el intento.
    Si sobrevivo prometo pasarte foto del resultado :)

    Beso

    ResponderEliminar
  2. Qué buena!

    Se podrá hacer igual con descafeinado de máquina para que no haya problema con los niños ni mayores ¿no? Lo de poner edulcorante en vez de azucar creo que también puede ser en este caso, es que en la mayoria de las cosas no puedes sustituirlo.

    Esto me hacen pensar en las cosas que me pierdo de esta vida. Qué suerte tienen algunos.

    Besicos guapa

    ResponderEliminar
  3. Skeet,
    Seguro que te sale genial, que sé que has hecho cosas mucho más difíciles!!
    Ya me dirás, pero cuidado, que es adictivo y peligroso (bueno, hablo por mi, claro... lo mismo tú tienes más autocontrol)!!

    ResponderEliminar
  4. Claro que se puede Txumi, pero si se lo vas a dar a probar a algún niño, recuerda no poner el coñac!!

    ResponderEliminar
  5. Que rico! Solo de mirar engorda :D.

    Pues no hace mucho quise hacer una receta que tiene por nombre "Tarta de moka" (ya ves tu ja). Y como me parecio tan compleja, pase de hacerla. Quiza no lo sea tanto, pero como habia cosas que no tenia muy claro, opte por algo mas facil.

    En otra ocasion sera.

    ResponderEliminar
  6. !Si no lo habia visto! Hay Rossella que pinta tiene. Esto hay que hacerlo
    Besistos,eres la mejor, no se te olvide.

    ResponderEliminar