sábado, 29 de septiembre de 2012

CRUMBLE DE MANZANA




Nunca había probado el crumble hasta que este verano mi amiga Merche me pasó esta receta de su crumble de manzana. Me mandó la receta por mail junto con las dos fotos del corte, y cuando la vi sabía que tenía que hacerla y que me iba a gustar.
En efecto, la hice y... me encantó.

El crumble es una especie de pastel hecho con fruta, y harina mezclada con mantequilla y azúcar, originario de la cocina inglesa. Se supone que nació por el racionamiento de alimentos que hubo en Inglaterra durante la II Guerra Mundial.

La receta de Merche está elaborada con manzanas, aunque también se pueden utilizar uvas, moras, peras, fresas, ruibarbo... cualquier fruta o combinación de ellas, que preferentemente sean un poco ácidas, para aportar frescor a la masa.

Se suele servir caliente, como postre y acompañado de natillas, compota de fruta o helado.

La receta de Merche es riquísima, os la paso.

Los ingredientes son:

4 o 5 Manzanas, según el tamaño, del tipo que más te gusten (hemos utilizado golden)
250 gr de Harina de trigo
175 gr de Azúcar
70 gr de Mantequilla y un pellizco más para el molde
Canela

Primero precalentamos el horno a 160ºC.

Mientras el horno toma temperatura, pelamos las manzanas y las cortamos en dados de un centímetro de lado más o menos.

Engrasamos con mantequilla un molde rectangular (de unos 22 x 15 cm) y se colocan las manzanas en una capa uniforme. Las espolvoreamos con tres cucharadas soperas de azúcar y con canela.

Crumble de manzana de Merche
En un bol grande se coloca la harina, el azúcar restante y la mantequilla en trocitos y se mezcla frotando con las manos para formar migas ("crumble"). Las migas se dejan enfriar unos 15 minutos en el frigorífico, y después se vierten sobre las manzanas.
Si el molde mide 6 cm de alto, la capa de manzanas debe ocupar 4 cm y la masa 2 cm (es decir, 2/3 de manzanas y 1/3 de masa).

Crumble de manzana de Merche
Horneamos a 160ºC durante unos 30 minutos (depende del horno).

Servir frío o templado y acompañado de helado de vainilla.

Listo!

Espero que os guste.

Rossella


jueves, 27 de septiembre de 2012

IDEAS PENDIENTES

Hoy no voy a poner receta. Me apetece guardar aquí ideas que he ido encontrando por la red y que en cuanto tenga tiempo quiero hacer.

Desde siempre me ha encantado hacer cosas. Cosas... A ver... Es que no me gusta llamarlas Manualidades, aunque se llamen así muchas veces. Tampoco me gusta llamarlas Arte, porque no lo son. Son... Cosas mías. El caso es que muchas veces me dan como "ataques" de necesidad de hacer cosas. Por eso siempre estoy buscando fuentes de inspiración, y cuando encuentro algo que me gusta y que creo que puedo adaptarlo a algo que quiero hacer, lo guardo.
Tengo carpetas con ideas por todas partes. Hay de todo: ideas tontas, ideas originales, ideas de decoración, ideas de ropa, ideas de cocina, manualidades, pintura... Es que siempre tengo que estar maquinando, es como una necesidad.

Así que hoy voy a sacar algunas de esas ideas del baúl. 
Yo las dejo aquí, y si a alguien le sirven de inspiración, genial.




Por ejemplo, me encantan estas mesas de centro hechas con viejos toneles. Me gustan las cosas que siempre han servido para una función determinada y de pronto se descubren con nuevas usos, transformándose en objetos nuevos y originales, como si volvieran a nacer.





Casi siempre suelo tener alguna vela encendida por casa. Me gusta la luz suave y cálida, la luz indirecta, las cosas iluminadas, y no la luz que ilumina todas las cosas desde el techo pasando por las paredes y hasta el suelo como si se tratase de una nave industrial dedicada al bordado de trajes de luces para moscas enanas.

Estas latas de conserva recicladas me gustan. Quedarían ideales en un porche o en la pared de la cocina...



Tengo un porche muy rústico, hecho con troncos viejos y del que suelo colgar....pues lo que se me ocurre! Creo que este móvil-lámpara hecho con tarritos de yogur será lo próximo que haga para el verano que viene.








Esto me parece una monada....








Y estos colgadores... no os parecen divertidos? Para llaves, para los paños de la cocina, para la bolsa del pan, para...










Esta mesa parece hecha para una bodega, me gusta la idea del botellero incorporado.




Y por último, dos ideas divertidas, ahora que se acerca Halloween... jaja
Estas mini-calabazas con dientes son pamorirse de graciosas!


Y...podemos colgar las bolsas de chuches de estas trampas para ratones... muha ha ha haaaa....


Espero que os hayan gustado estas pequeñas ideas que espero os hayáis dado cuenta de que están hechas con cosas que tenemos por la cocina, o con cosas relacionadas con la alimentación (bueno, las trampas para ratones.....espero no tener que verlas nunca por mi cocina ni por ninguna otra parte!! jaja...pero si tengo que relacionarlo con la comida...ratones que comen queso....pobres!!). Ya iré poniendo más.

Rossella

miércoles, 26 de septiembre de 2012

MEJILLONES A LA NORMANDA



Desde que probé los mejillones a la normanda  que decidí que tenía que aprender a hacer la receta. Me encantaron! así que pregunté allí mismo en el restaurante al camarero. Menuda decepción cuando me dijo que llevaban ciboulette! Por qué?
Pues porque por aquí no encuentro nunca!!
Si busco cebollino, encuentro, pero no es cebollino lo que busco.
Si busco cebolleta, encuentro, pero no es cebolleta lo que busco.
Lo que busco es cebollín, cebolla de verdeo, cebollino francés, cebollino silvestre... y... nunca encuentro! Es muy raro encontrarlo en el mercado. Sé que producimos, pero lo exportamos casi todo a Francia, porque aquí no se conoce mucho y casi no se usa (eso fue lo que me dijo hace algún tiempo alguien que conocí y que se dedicaba a la producción y exportación de verduras y hortalizas).

El cebollín tiene un sabor muy parecido a la cebolla pero un poco más suave.

Cebollín, cebollino francés, cebolla de verdeo
Por eso, cuando los hago, es con cebolleta tierna, la más pequeña que puedo encontrar, o con chalotas, que también tienen un sabor más suave.

Y para que se me pase el disgusto por no tener cebollines, cuando hago estos mejillones, los sirvo acompañados por un montón de pan de baguette crujiente para mojar en la salsa, y una botella de Muscadet bien fría para beber. Y se me pasa! ya lo creo que se me pasa el disgusto....

Por cierto, que seguro que muchos lo sabéis, pero para los que no, el Muscadet es un vino francés blanco, fresco y ligero, que procede de la cepa Melon de Borgoña, y que se produce en el extremo occidental del Valle del Loira, cerca de la ciudad de Nantes.

Pasamos a la receta?
Los ingredientes para unas 4 raciones son:

1,5 Kg de Mejillones
5 Cebollines, o 2 Chalotas, o 2 Cebolletas tiernas muy pequeñas
2 cucharadas de Mantequilla
1 vasito de Vino blanco seco o de Sidra natural
200 ml de Crème fraîche o Nata para cocinar
Un puñado de Perejil picado
Sal y Pimienta

Primero lavamos bien los mejillones, les cortamos las barbas y desechamos los que no están bien cerrados, los rotos y los que flotan.

En una cacerola se derrite la mantequilla a fuego suave y se pochan las cebolletas picadas muy finamente hasta que estén ligeramente doradas y transparentes. 
Se añaden los mejillones y el vino, salpimentamos ligeramente, y se sube la temperatura del fuego. Tapamos la cacerola y dejamos que se abran los mejillones durante 3 o 4 minutos (mientras, vamos dando sacudidas a la cacerola de vez en cuando para que se abran todos al mismo tiempo).
Cuando se han abierto los mejillones bajamos el fuego a muy suave, añadimos el perejil picado, la crema o nata y dejamos cocer de 5 a 8 minutos.

Servir muy calientes.

Listo!
Espero que os gusten.

Rossella


martes, 25 de septiembre de 2012

HAMBURGUESA DE ATÚN

Es casi la sombra...
Se parece, porque ambas son hamburguesas de atún, pero no consigo que me salga como "La Hamburguesa de Atún" del Waldorf: perfecta. O a lo mejor es porque en Nueva York todo me sabe mucho mejor, aunque sea un perrito caliente por la calle! jaja



Estas las he hecho con:

400 gr  de Solomillo de Atún rojo
1/2 Cebolleta tierna
2 cucharadas de Pan rallado
1 Huevo
1 cucharada de Leche
1 diente de Ajo
Sal
Pimienta
Perejil
Nuez moscada
2 gotas de Tabasco

Se pica la cebolleta muy fina y se deja en remojo en agua bien fría.
Se pica la carne de atún a cuchillo bien fina y se reserva en un bol. Se añade el pan rallado, el huevo, la leche, el diente de ajo prensado, el perejil picado y las especias al gusto.
Se escurre la cebolleta y se añade a la mezcla anterior.
Se amasa bien todo junto y se deja reposar en el frigo durante una hora más o menos.
Se forman las hamburguesas (gorditas) y se asan en una sartén bien caliente untada con aceite de oliva virgen, de forma que queden un poco tostadas por fuera y tiernas y jugosas por dentro (en casa nos gustan un poco crudas por dentro).

Se pueden servir solas o en pan de hamburguesa, con cebolla, tomate, lechuga, mayonesa...

Listo!
Espero que os gusten.

Rossella


sábado, 22 de septiembre de 2012

TALLARINES DE CHOCOLATE con salsa de Naranja y Helado de Vainilla

Pasta de postre? 
Y por qué no?



Con esta receta le doy la bienvenida al otoño y termino con el monográfico sobre pasta.

Esta vez he hecho yo la pasta. La verdad es que no sé por qué no la hago más a menudo, porque es muy fácil de hacer y está mucho más rica que la pasta seca de compra.

Con la máquina de estirar y cortar la pasta fresca casera es mucho más fácil que hacerla a mano, pero no es imprescindible tenerla. Se puede estirar bien con el rodillo hasta dejarla muy fina y luego cortarla con un cuchillo afilado.


La masa de la pasta fresca no es más que harina y huevo. Por regla general uso 150 gr de harina de trigo por cada huevo grande. Esta vez, para chocolatear la masa he puesto las siguientes cantidades:

100 gr de Harina de trigo.
40 gr de Chocolate Valor en polvo (del que se usa para hacer chocolate a la taza).
1 cucharada sopera colmada de Cacao amargo Valor en polvo.
1 Huevo XL

Con esta cantidad me ha dado para hacer 3 raciones...generosas. Hay que tener en cuenta que se trata de un postre y esto es pasta, que llena tanto como la salada o más, así que mejor poner raciones escasas.

He mezclado la harina con los chocolates, he hecho un volcán con la mezcla y en medio he puesto el huevo. Con un tenedor he ido batiendo el huevo, poco a poco, integrando la harina en el huevo, hasta que he terminado amasando con las manos, durante unos 10 minutos, hasta que ya no se pegaba en las manos y estaba lisa y elástica. Si veis que queda demasiado seca, podéis añadirle una pizca de agua, y si os queda demasiado blanda, un poco más de harina y cacao.

Luego he dejado reposar la masa 20 minutos, cubierta con un paño. Pasado ese tiempo, he enharinado un poco la mesa de trabajo y la he estirado un poco con el rodillo, justo lo suficiente para que entrase por la ranura de la máquina de estirar. La he pasado tres veces por cada nivel de estirado y luego la he cortado.
Si no tenéis máquina de estirado y corte.... harina, rodillo y brazos! y quedará igual de buena.

Una vez cortada la dejo secar un poco y he de decir que mi método es un poco cutrín, pero... no se me ocurre otro: Pongo varillas de madera que compré en uno de estos almacenes de bricolaje y que me cortaron allí mismo en trozos de 70 cm o así. Los pongo apoyados sobre el respaldo de dos sillas y así me monto un secadero de pasta. La dejo colgando de las varillas durante una media horita más o menos.

Hervirla no tarda más de dos o tres minutos. La he hervido en agua con una cucharada de azúcar glas y otra de mantequilla.

La salsa la he hecho con:

50 gr de Azúcar
125 ml de zumo de Naranja natural
Un chorrito de Ron moreno
Un chorrito de Grand Marnier o Cointreau
1 cucharadita de Miel
1 palo de Canela
1 Clavo de especia
3 granos de Pimienta

He puesto todos los ingredientes en un cazo y he dejado que reduzca casi a la mitad. Luego lo he colado.

Para emplatar he puesto unos tallarines, un poco de salsa, luego dos bolitas de helado de vainilla, un poco de ralladura de naranja por encima y de nuevo unas cucharadas de salsa.

Listo!

Espero que os guste!

Rossella

viernes, 21 de septiembre de 2012

MACARRONES CARUSSO

Viernes ya...
Y se acaba el verano...
Hoy está nublado. El mar está gris y enfadado. El día ha amanecido ventoso y un poco frío.

Y a mi.... me encanta!!

Me gusta el otoño, me gustan las setas, me gusta la calabaza (me gustas tú! jajaja)....
Ya tenía ganas de que el verano acabase y dejar de quejarme del calor, de no poder hornear, de no poder comer lentejas sin sufrir un golpe de calor o una deshidratación. Me empiezan a cansar los helados y tengo aborrecidos los mojitos y las piñas coladas.
Por fin llegó la hora de ir guardando el flotador y las chanclas!
El verano está terminando, viva el otoño!
Me dan ganas de cantar como Carusso!! (pero tranquilos, no os vayáis, que no lo voy a hacer!!!)

(Habéis visto qué bien traído? Ahora el nombre de la receta me viene que ni pintado!! Yo debería ser guionista de algo...)


Bueno, pues parece ser que el nombre de esta salsa para pasta sí es por el famoso tenor napolitano Enrico Caruso. Por lo visto Caruso revolucionó Montevideo en 1915 durante una gira que realizó por Argentina y Uruguay. Tal fue el éxito de su visita a la capital uruguaya que los propietarios de un restaurante decidieron que debían hacer algún plato conmemorando la ocasión. Crearon esta salsa para pasta basándose las tradiciones gastronómicas que los emigrantes italianos habían llevado al país sudamericano. La salsa fue un éxito y la bautizaron con el nombre del tenor.

Es una salsa suave y sabrosa, de muy fácil realización.
Los ingredientes necesarios son:

1 Cebolleta tierna
1 cucharada de Mantequilla
250 ml de Nata para cocinar
100 gr de Jamón cocido
1 bote de Setas variadas
1/2 taza de Queso rallado Parmesano y Gouda (o del que más os guste)
1 Pastilla de caldo de carne
Sal, Pimienta y Nuez Moscada
500 gr de Macarrones

Cocemos la pasta según las instrucciones del fabricante, y mientras tanto vamos preparando la salsa de la siguiente manera:

Pelamos y picamos muy finamente la cebolla y  la doramos en la mantequilla. Cuando casi esté dorada, añadimos la pastilla de caldo, damos unas vueltas e incorporamos el jamón cortado en juliana y las setas escurridas. Dejamos unos segundos y añadimos la nata. Cuando la nata esté caliente, agregamos el queso y sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Mezclar y cuando empiece a hervir, retirar del fuego.

Mezclar la pasta con la salsa y servir inmediatamente.

Listo!

Espero que os guste.

Rossella



jueves, 20 de septiembre de 2012

PASTA CON ATÚN ROJO

Tal y como avisé seguimos con la semana temática dedicada  a la pasta. Esta vez toca con atún.


El atún, junto con la raya, la caballa, la sardina, la gallina, el San Pedro, el boquerón, la dorada, el bacalao, la pescadilla, el mero, la.... Todos estos pueden ser mis pescados favoritos???
Pues sí, eso creo...
La verdad es que cada vez me gusta más el pescado y menos la carne, que la pruebo bastante poco... pollo y poco más. Creo que me estoy volviendo gata... miau!

Pues el caso es que el otro día estuve en la pescadería y, como no sabía qué llevarme, decidí llevármelo casi todo: Atún, sardinas, calamar, gambitas, pescadilla... Estaba todo diciendo cómeme! Con el atún hice unas hamburguesas (que en breve os pondré la receta) y este plato de pasta, las sardinas las puse a salar, con el calamar y las gambas hice una cazuelita y la pescadilla la hice frita con pimientos.

Os cuento cómo me saqué de la manga este plato, que no es porque lo hiciera yo, pero estaba...mmmm!
Se necesita, para 2 raciones:

300 gr de solomillo de Atún rojo
250 gr de pasta, en este caso spaghetti
4 dientes de Ajo
Aceite de Oliva Virgen
Perejil picado
2 cucharadas de Alcaparras
4 Anchoas en conserva
Sal y Pimienta

Ponemos a hervir la pasta según las instrucciones del fabricante y mientras tanto, cortamos el atún en dados de un poco más de un centímetro de lado.

En una sartén echamos un buen chorro de aceite de oliva y cuando esté tibio, añadimos los dientes de ajo pasados por el triturador o exprimidor de ajos.
Cuando empiecen a tomar color, incorporamos el atún y damos unas vueltas hasta que se dore un poco. Luego añadimos las alcaparras y las anchoas y removemos para que se mezcle todo bien.
Salpimentamos un poco y espolvoreamos con perejil picado.

Servimos la pasta con la salsa por encima.


Listo!

Espero que os guste...

Rossella


miércoles, 19 de septiembre de 2012

MAC & CHEESE

Osea... Macaroni & Cheese, o macarrones con queso, con mucho queso!



No sé si ayer me echasteis de menos, o si os disteis cuenta de que no estuve por aquí. Espero que no me pusierais falta, porque tenía una razón poderosa: fue el cumpleaños de mi hijo, y 17 sólo se cumplen una vez en la vida! Así que estuvimos juntos toda la tarde, comiendo tarta (comprada, ya me vale!!) y cantando el Cumpleaños Feliz con amigos y familiares.
17 ya.... qué mayor!!

Sigo con las recetas de pasta. Esta no es más que una cazuela de macarrones con salsa de queso, gratinada al horno. Lo tradicional es hacerlos con queso Cheddar, pero yo le he puesto varios tipos de queso. Os cuento cómo los he hecho:

Los ingredientes para 4 personas son:

500 gr de Macarrones
(Agua, 1 taza de Leche y sal para hervir los macarrones)
4 cucharadas de Mantequilla
4 cucharadas de Harina de trigo
1 taza de Leche
1 taza de Nata para cocinar
Sal y Pimienta
100 gr de queso Cheddar 
100 gr de queso Gorgonzola
100 gr de queso Gouda

Antes de empezar, precalentamos el horno a 190ºC.

Hervimos los macarrones según las instrucciones del fabricante, añadiendo al agua de cocción una taza de leche y un poco de sal. Cuando estén al dente, los escurrimos y los vertemos en una fuente apta para el horno y reservamos.

En una sartén honda, calentamos la mantequilla y cuando esté bien caliente (cuidado que no se queme!! o el sabor será espantoso!!), incorporamos la harina, damos unas vueltas para que pierda el sabor a harina cruda, y a continuación echamos la leche y la nata (si puede ser que estén un poco calientes, mucho mejor, porque así seguro que no nos saldrán grumos). Movemos con las varillas y añadimos los quesos rallados (nos guardamos un poco del que nos apetezca para ponerlo luego por encima de los macarrones). Removemos un poco, hasta que los quesos se hayan fundido, y ya tenemos lista la salsa.
Salpimentamos al gusto.

Vertemos la salsa sobre los macarrones que habíamos reservado en la fuente de horno, y espolvoreamos con un poco de queso rallado.

Horneamos hasta que el queso se funda y empiecen a aparecer manchitas marrones por la superficie.

Listo!

Sacamos del horno y servimos acompañados de una ensalada verde.

Espero que os gusten!

Rossella


lunes, 17 de septiembre de 2012

SPAGHETTI DE SEPIA CON ALMEJAS Y SALSA DE PIQUILLOS

Vaya.... parece que he perdido el hábito.... No sé cómo empezar!!!

Ya os decía en la última entrada que este verano había cocinado mucha pasta, y que seguramente podría hacer una Semana Temática dedicada a este plato. Pues creo que así va a ser, porque... vamos a por la segunda receta!

...
...
... Ya sé qué es lo que me pasa!!!

Me pasa que he dejado de fumar. Yo!. Yo.... fumadora empedernida y contenta de serlo!
Yo no quería.... Dejar de fumar, digo. A mi me gustaba (y me gusta) mucho fumar, pero entiendo que por salud, libertad y economía es mucho mejor dejarlo.
Pensé que no lo conseguiría, pero sí. Sin mono ni ansiedad. Sin nerviosismos ni pica-pica todo el día.
Cómo?
Pues yo creo que ha sido magia... En serio. Ha sido como si me tocasen con una varita mágica: ahora fumas...plin! ahora no. Y ya está.
Pero claro, ahora estoy aprendiendo a vivir sin algo que me acompañó durante años, y... no es fácil!!
Qué pasa? que yo todo lo hacía con el dichoso cigarro en la mano??? Pues por lo visto sí.
Ahora me cuesta hasta escribir...
Pero que ya no me bajo del burro! Ahora ya está y ya está!
Se está mucho mejor sin tabaco. Mucho mejor!
No me voy a convertir en una talibana del tabaco, pero.... en serio.... los que fuméis os deberíais plantear el dejarlo.
(Y esto lo estoy diciendo yo?????? jajajaja En serio.... estoy flipando conmigo misma! Si hace un año me hubieran dicho que me pasaría esto.... En fin. Muerta me quedo!!)


Y basta del tema. Vamos a lo que vamos.

La receta de hoy es muy sencilla de hacer. Necesitamos, para dos raciones:

250gr de Spaghetti de sepia 
1 vaso de Nata para cocinar
8 0 9 Pimientos del Piquillo asados (de los que vienen envasados)
4 cucharadas de Ketchup
1/2 Kg de Almejas (de las marinera)
Sal
Pimienta negra recién molida
Perejil picado (opcional)

Mientras cocemos la pasta (como de costumbre, en abundante agua y un pellizco de sal gorda, cuando rompa a hervir echamos la pasta y dejamos cocer hasta que esté al dente), en el vaso de la batidora ponemos todos los ingredientes menos las almejas. Trituramos bien hasta conseguir una salsa fina.

Vertemos la salsa en una sartén y dejamos que se caliente un poco. Incorporamos las almejas y dejamos que se abran en la salsa. 

Escurrimos la pasta, la repartimos en los platos y vertemos la salsa con las almejas por encima. Espolvoreamos con perejil fresco picado.

Listo!

Ah! Si os acordáis y tenéis tiempo... Es mucho mejor que las almejas las pongáis en remojo con agua fría y abundante sal (como si fuera agua de mar), durante al menos media hora antes de usarlas, porque así sueltan toda la arena que puedan tener.

Espero que os guste!!

Rossella


viernes, 14 de septiembre de 2012

PASTA AMATI

Bueno pues.... se acabó el descontrol. Vuelvo a la vida ordenada (o eso intento!).

Este ha sido un verano...corto. Caluroso y corto, en el que, como ya os dije, no me ha apetecido nada estar entre fogones, así que me he dedicado hacer platos rápidos y socorridos.
Lo que sí he hecho muchas veces es pasta. Tengo varias recetas que no había hecho nunca antes y que me han gustado (creo que las cuatro o cinco siguientes recetas van a ser de pasta también...)

Empecemos por la primera salsa para pasta que he descubierto este verano y que está muy sabrosa. Aparte de para la pasta, se suele hacer para acompañar también a la polenta. Es una salsa tradicional italiana: la Salsa Amati. A ver si os gusta...

Por cierto, cuando en casa comemos pasta...sólo comemos pasta. No hay otra cosa, así que suelo hacer platos generosos.
En cuanto a cómo calcular la cantidad de pasta por persona... pues tengo varios trucos:
- Dos puñados grandes por comensal.
- Dos tazas por comensal.
- La pongo en un plato y calculo el volumen (teniendo en cuenta que luego la pasta siempre hincha un poco al cocer), si somos 3 echo en la olla tres platos...
- Si el paquete es de 500 gr da para 4 raciones, por lo tanto uso medio paquete de spaguetti para dos...

Los ingredientes son, para 2 raciones:

250 gr de Pasta
200 gr de Longanizas frescas
3 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen
1 cucharadita de Curry
200 cl de Nata para cocinar
300 gr de Tomate frito o salsa de tomate (yo suelo usar el tomate frito Hida cuando no me apetece hacer salsa de tomate en casa)
Pimienta recién molida
Sal
Perejil

Quitamos la piel a las longanizas (es muy fácil hacerlo si las mojamos con un poco de agua, les hacemos un corte y tiramos de la piel. Sale perfecto!), las desmenuzamos y las doramos en una sartén con el aceite de oliva.

Añadimos el curry, removemos un poco y echamos la nata. Incorporamos bien la nata y añadimos la salsa de tomate.

Dejamos cocer, removiendo de vez en cuando, hasta que veamos que la salsa toma consistencia. Salpimentamos y añadimos perejil fresco picado (como veis en la foto, yo no tenía perejil fresco y se lo puse seco.... ni se os ocurra!!! está mucho mejor con perejil fresco!!)

Hervimos la pasta, escurrimos y servimos acompañada de la salsa.

Listo!
Espero que os guste!!

Bien hallados tod@s!
Por cierto......este es mi décimo día sin humo!! :)

Rossella