martes, 22 de mayo de 2012

TORTILLA DE ESPINACAS Y REQUESÓN

Creo que ya conté en una entrada que las espinacas tienen mucho menos hierro del que pensábamos, que todo fue un error de baile de cifras a la hora de anotar la cantidad de hierro que tenían cuando las analizaron... y yo no sé si terminármelo de creer. Bueno, sí, me lo creo, pero prefiero seguir pensando que no, que las espinacas son buenísimas y tienen mucho hierro y muchas vitaminas del tipo "V" como me decía mi madre.

Mi hijo tiene 16 años y mide 1,95... no está mal, nunca ha estado enfermo de nada importante y ha crecido fuerte y sano. Cuento esto porque creo que se debe a que de pequeño lo que más le gustaba del mundo eran las hamburguesas de espinacas (mañana os paso la receta), el pescado al horno, las Natillas Danone (deberían ponerle un monumento en la puerta de la factoría Danone!!!), y el fuet. Cuando le daba algo de esto, generalmente para cenar, se le iluminaban los ojos y rebañaba el plato. Ahora le sigue gustando, pero ya no me da tantos besos y achuchones cuando se lo preparo!! jaja


Así que sí. Yo les tengo fe a las espinacas. Creo que son sanísimas, que se pueden preparar de muchas formas y que están muy buenas. Y como seguro que alguien habrá que diga que no son más que "cosas verdes y sosas", y que en cuanto asoman por el plato ya están cogiendo el tenedor y apartándolas como si les tuviesen alergia, pues voy a intentar hacerles recapacitar y convencerles de que las espinacas no son sólo un plato lleno de cosa verde de dudosa procedencia.

Hoy os dejo esta receta y mañana la de las hamburguesas, ya veréis qué ricas las dos!!

Para la tortilla de espinacas y requesón necesitamos:

1 bolsa de Espinacas, de las que ya vienen cortadas y lavadas
3 cucharadas de Requesón 0% de materia grasa
5 huevos
Sal
Pimienta recién molida
Ajo en polvo
Aceite de oliva virgen

Como veis, he puesto el requesón con 0% de materia grasa, porque así queda plato de dieta, pero si no estáis a dieta, poned requesón normal. (Por cierto, que el otro día en Cook & Spoon, Pilar dio la receta para hacer queso fresco casero y es muy fácil, así que lo haré y la próxima vez hago la tortilla con mi propio queso).

En una sartén caliente, sin aceite, echamos las espinacas y dejamos que se hagan poco a poco. Al principio abultan mucho, pero en pocos segundos van reduciendo de tamaño hasta quedar en muy poco. Las hago a la plancha porque hervidas cogen mucha agua y muchas de las vitaminas se quedan en el agua de cocción.
Si tenéis espinacas que os han sobrado de cualquier otra cosa, podemos aprovecharlas y saltarnos este paso.

Mientras se hacen las espinacas, batimos los huevos en un bol y los sazonamos con sal, pimienta y ajo en polvo al gusto. Cuando estén listas las espinacas (en unos 8 0 10 minutos estarán), las añadimos a los huevos batidos, junto con el requesón. Removemos todo un poco y reservamos.


En una sartén caliente, echamos dos cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente vertemos la mezcla de la tortilla. Cuajamos por ambos lados y lista!

Realmente está muy buena. Espero que os guste.

Rossella

4 comentarios:

  1. Rosella, qué entrada tan bien documentada. Estoy totalmente de acuerdo con ella. En mi entrada "porciones de espinaca y queso" también vengo a decir practicamente lo mismo que tú respecto de ellas, pero aún así, es una verdura que nos encanta y sobre todo a mi hijo, que creo que lleva el mismo camino que el tuyo, en cuanto a altura. Besitos y enhorabuena por el post. Respecto a los cupcakes, todavía no me he puesto con ellos, pero de veros me están entrando unas ganas locas.

    ResponderEliminar
  2. Está claro que algo no se corresponde con la realidad y no creo que sea tu hijo. No sé por qué las espinacas y, sobre todo, las acelgas caen tan mal. Con lo ricas que están. Me apunto lo del requesón en la tortilla. Besos.

    ResponderEliminar
  3. A mi me encantan, cuando estaba embarazada me dio obsesión con las lentejas y las espinacas y practicamente las comía casi todos los dias, ahora mi hija esta tremenda, tiene 11 años y tampoco se pone mala, y siempre he creido que es por la alimentación durante el embarazo. En mi casa nunca faltan, las comemos de todas las formas, la tuya me la apunto para cenar mañana que tiene una pinta estupenda
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  4. Acostumbramos a hacer tortillas de espinacas, bueno hacemos tortillas, prácticamente de todo.
    Nos ha gustado la idea de requesón, la probaremos con un sucedáneo que venden por aquí, promete...
    Nos ha gustado.

    ResponderEliminar