jueves, 10 de mayo de 2012

PAN DE CHOCOLATE




Ya sabéis que estoy con la OB (como gracias a Dios media España, cosa que me anima y me hace pensar que... no estoy sola!! Me pasa igual cuando madrugo, que para poderme levantar pienso en que seguro que ya hay gente por la calle que ha pasado por lo mismo que yo, es decir, que pensaban que su cuerpo era de hierro colado y la cama un imán gigantesco), y el otro día fui a ver a mi dietista, o mejor a que ella me viera a mi. Y me vio, vaya que si me vio! Menuda bronca! Total por 200 gr que había aumentado!! 200!! Tampoco son muchos si tenemos en cuenta que me había saltado la dieta a la torera durante más de una semana.... ejem.

Así que debido a mi mala cabeza, me castigó y me puso dieta nueva, más dura (esta no sabe que yo puedo ser más dura que la dieta!!). Todo frutas y verduras!! (bueno alguna cosilla más hay, pero pocas). El caso es que ella es argentina y claro, habla como los argentinos y escribe también como ellos, claro.

Pensáis que yo podía descifrar aquellos siete folios???

Todo eran porotos, duraznos, zapallitos, radicheta, choclo, damascos, palta, chauchas... Vaya, que así, a primera vista, lo que iba a comer esta semana era toda una sorpresa. Hasta que lo descifré y vi que de sorpresa nada.... no era chocolate ni nada que se le pareciese... Qué desilusión!!
Por eso no he tenido más remedio que para curarme de la desilusión, hacer este Pan de Chocolate, que eso sí que lo entiendo perfectamente.

Por cierto, que no os voy a decir lo que son todas las cosas que he nombrado antes, así lo buscáis y aprendéis como yo (los que no lo sepáis, los que ya estéis puestos en las formas de llamar a las cosas allende los mares, pues no hace falta).

Para hacer este pan he partido de la receta del Pan Milagro de Webos Fritos, y la he modificado un poco. Los ingredientes que he utilizado son:

170 gr de Harina de fuerza
60 gr de Chocolate en polvo Valor
100 gr de Agua
15 gr de Aceite vegetal
10 gr de Levadura fresca
1 cucharada sopera de Azúcar


Primero he puesto en un bol la harina y el chocolate en polvo, y le he desmigado la levadura por encima y lo he mezclado todo.
Luego he añadido el agua y el aceite y lo he mezclado todo. A mitad mezclar, he añadido el azúcar.
Ahora hay que amasarlo todo bien durante unos diez minutos. Al principio la masa es bastante pegajosa, pero al cabo de unos minutos se va despegando de las manos. Si veis que no se despega, quitaros la masa de las manos con la rasqueta, os las embadurnáis con aceite vegetal y seguís amasando.
Formamos una bola con la masa y la metemos en un molde de Pirex con tapa de forma redonda, al que habremos untado con un poco de aceite vegetal.
Pintamos la masa con un poco de aceite, le hacemos unos cortes y la espolvoreamos primero con azúcar y luego con harina.
Tapamos el molde con su tapa y lo metemos al horno, en frío, a 220ºC durante unos 50 minutos. Hay que vigilarlo, porque cada horno es un mundo y como la masa es oscura, no podemos guiarnos por si lo vemos dorado o no.
Cuando salga del horno debe sonar a hueco cuando lo golpeamos en la base.
Lo dejamos enfriar sobre una rejilla y listo!

A merendar! (yo no, palabrita del Niño Jesús!)

Espero que os guste!!

Rossella


4 comentarios:

  1. jajajajaja!!!!! me hiciste reír preciosa!!!!!:)
    bueno, para empezar lo de lo OB deduzco que es una dieta...pero cual???, toda España la conoce menos yoooo????:)
    lo segundo que entiendo tu desilusión al descubrir que todas esas lindas palabrillas escondían la triste realidad de ser las mismas verduras que ya conocemos de sobra...sobretodo cuando se está a dieta!:)
    y yo me pregunto??, hiciste este pan y no pecaste???, eres mi diosa!!!!:)
    miles de besos preciosa Rossella! y adelante con la OB!!! cuando te plantes el bikini lo agradecerás!

    ResponderEliminar
  2. juas... mira que llevo 19 horas de despiste y este pan aquí esperándome!!!!!!! esto no tiene perdón de Dios!!! jajajajajja

    Tu no le hagas caso a la dietista que esa no entiende!! jejejeje

    Une besote, buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
  3. ¿Y no te va a reñir la dietista por hacer semejante ricura? Porque si me pongo a hornear un pan de chocolate lo tengo que probar fijo, fijo. Ánimo con la dieta. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Je,je,je.... Un rico pan de chocolate para la operación bikini. Eso se llama fuerza de voluntad. A mi no me habría durado ni quince minutos. (Seguro que tu dietista no sabe que tienes blog porque si lo ve aquí, te corre a gorrazos (je,je,je)

    Yo probé el pan de chocolate el año pasado en una panadería de Valencia y estaba riquísimo pero el tuyo creo que tiene mejor pinta todavía. Ummm... Yo también voy a hacer la operación bikini.

    Besos,

    Sacer

    ResponderEliminar