domingo, 20 de mayo de 2012

ALBÓNDIGAS LIGERAS DE POLLO Y PAVO

He estado todo el fin de semana pensando en hacer unos cupcakes... Los he recordado una y otra vez.... tan esponjosos... tan dulces... tan apetitosos.... con ese frosting..... Pero claro, luego miraba la receta y pensaba.... juer... la de mantequilla que lleva esto.... es un montón!... y azúcar, y la nata... jo.... pero... están tan buenos... Total, sólo salen una docenita!
Ya, sí, pero.... Quien se va a comer la docenita de cupcakes??? Yo me los tengo prohibidos y mi hijo dice que está echando barriguita (mentira cochina! parece un espárrago!, pero la adolescencia es así de crítica en algunos casos). A mis vecinas no se los puedo repartir, porque una está fuera de fin de semana y la otra ha decidido dejar de fumar, y para aplacar la ansiedad le ha dado por cocinar y está todo el día dale que te pego (quién la ha visto y quien la ve! ella que nos miraba a las otras dos cocinillas del grupo como a bichos medio raritos!).
Total, que después de luchar con la tentación, vencí.
Hice albóndigas ligeras de pollo y pavo, que no tienen nada que ver con los cupcakes, pero también estaban esponjosas y apetitosas, y no llevan nada de mantequilla. En realidad no llevan casi nada de grasa, así que podemos decir que son un buen plato de dieta y que no da ningún remordimiento comerlo (eso sí, sin mojar pan en la salsa, aunque la tentación sea enorme).



Bien, paso a contaros cómo y con qué las he hecho. 

Los ingredientes, para muchas albóndigas (pero que se pueden congelar) son:

800 gr de carne de Pavo y Pollo picadas
1 Huevo
1 rebanada de Pan de molde
2 cucharadas de pan rallado
1 diente de Ajo grande
Leche entera
1/2 sobre de Levadura en polvo (Royal) (truco para que las albóndigas queden más esponjosas)
Nuez moscada
Sal
Pimienta
Perejil fresco picado
1 cucharada de Piñones

Y para la salsa:

1 Cebolleta
1 Pimiento verde
1 bote de Tomate en conserva
1 diente de Ajo
Orégano 
1 Pastilla de caldo (opcional, si no, sustituir por sal y pimienta)
3/4 L de Agua
2 cucharadas de Aceite de oliva
1 Guindilla (opcional)

Primero ponemos a remojo en leche la rebanada de pan de molde, y mientras se empapa, en un bol mezclamos bien todos los ingredientes de las albóndigas. El ajo yo lo pongo prensado, para que no se noten los trozos y se reparta mejor. Cuando el pan esté bien empapado de leche, lo escurrimos un poco y lo añadimos a la mezcla. Reservamos.

Para hacer la salsa, en una olla ponemos dos cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente echamos la cebolleta, el ajo y el pimiento picados. Dejamos que se doren bien y añadimos la pastilla de caldo, la guindilla y el tomate. Removemos durante dos o tres minutos, echamos un poquito de agua y lo trituramos todo con la batidora de mano. Añadimos el resto del agua y una cucharada sopera de orégano. Dejamos al fuego hasta que hierva.

Cuando empiece a hervir, vamos haciendo con las manos las albóndigas y echándolas en la salsa . Para que no se me pegue la masa a las manos yo tengo el siguiente truco: ir mojándomelas con agua cada 3 o 4  albóndigas. Dejamos cocer a fuego lento durante 40 o 45 minutos y listas. 

Espero que os guste la receta, y que hayáis pasado un buen fin de semana.

Rossella


10 comentarios:

  1. Me guuuuuusta, lo de no pasar las albóndigas por harina o pan rallado antes de sofreírlas, hace mucho que no lo hago, pero lo de no sofreírlas no se me había ocurrido, genial!

    El Print/PDF funciona de maravilla Rosella

    ResponderEliminar
  2. Sí Gave, es una forma de aligerarlas un poco más....

    Lo del Print/PDF me lo enseñó Tito en su blog, Complicaciones las justas y sí, va genial.

    ResponderEliminar
  3. Riquisimas.. y si cambiamos el pan por patatas fritas??? jajaja, que no que solas son una maravilla y aunque me gusta el dulce prefiero el salado, así que por mi has acertado con el cambio!! besos :)

    ResponderEliminar
  4. Hola.....
    muy, muy ricas estas albondigas !!! y encima tan sanas !!!!!
    que tengas una semana genial !!!!!
    bss

    ResponderEliminar
  5. jajaja, cómo estamos con la dieta!!
    Yo estoy igual, quiero adelgazarme en un mes lo que tanto esfuerzo me ha costado engordar en seis!! jajaja
    El caso es que tus albóndigas están también muy ricas, sanas y muy bonitas te han quedado... Así que dónde esté un platito como este, que se quiten cien cupcakes de esos (repítelo mil veces para autoconvencerte... verás que funciona, jajaj)
    Un beso enorme.
    Oye como catadora, me temo que no podrá ser, pero como desafiadora cuando quieras...

    ResponderEliminar
  6. Ana... sí, tú, la de la Miajica.... patatas fritas???? Ni me las mentes!!! Que ahora mismo me comía unas cuantas... jaja
    Yo es que tengo un problemón.... me gusta todo!!

    ResponderEliminar
  7. Mabel... qué cruz! jaja
    Desafiadora yo??? Ups! je... no sé.... me dais miedito, que vosotras sois muy buenas!!

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pero donde estabas tú metida, chiquilla? Menos mal que te he visto en el blog de Ana "una miajica de sal" y he decidido cotillear, si no no doy contigo. Decirte que simplemente el nombre del blog ya me parece de lo más original y sugerente, aparte de todas las recetas que he podido ver por aquí, así que me quedo PA SIEMPRE! Ahora, advierto, no se admiten devoluciones...jeje.

    ResponderEliminar