...........................................................................................................................................................................................................

...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................

martes, 5 de junio de 2012

PATÉ DE HÍGADO DE POLLO CON HERBERO




Hace un tiempo me dejaron un libro de cocina escandinava que contenía un montón de recetas con una pinta buenísima, y me copié unas cuantas que ya os iré contando, porque las que he probado están deliciosas.

Esta que publico ahora es una de ellas, pero adaptada a mi zona del Mediterráneo. La receta no dejaba de ser un paté de higadillos de pollo, pero su originalidad residía en que en los ingredientes se encontraba un licor de grano escandinavo, que tiene un sabor muy especial: el aquavit o akavit, y que es un tipo de aguardiente que se condimenta con varias hierbas aromáticas, entre ellas la alcaravea, y con un toque ligero de naranja.

Me gustan mucho los patés y decidí hacerlo. El problema es que me resultó imposible encontrar el aquavit, así que pensé en el herbero...
El herbero es un destilado tradicional de la zona de la Sierra de Mariola, pequeña estribación montañosa situada al norte de la provincia de Alicante, con una impresionante riqueza botánica, donde predominan las plantas medicinales propias del Mediterráneo. En los pueblos que rodean esta sierra hay mucha costumbre de "fer herbetes" (salir a la sierra a buscar hierbas), y de toda la vida se ha elaborado el herbero con ellas.


No hay una receta concreta, porque en cada pueblo y en cada casa de cada pueblo se elabora con hierbas distintas según recetas que pasan de padres a hijos, pero se ha llegado al acuerdo de que para que pueda denominarse herbero debe llevar al menos cuatro de estas dieciséis hierbas: salvia, manzanilla, poleo, hierba luisa, raíz de cardo santo, menta piperita, rabo de gato, hinojo, anís, melisa, agrimonia, ajedrea, zamarrilla, hierba de San Guillermo, tomillo y cantueso.  Las hierbas se tienen que recolectar obligatoriamente en la Sierra de Mariola y en su mayor momento de floración, lavarlas y secarlas al aire para a continuación proceder a la elaboración de la bebida. Este proceso puede ser por destilación o maceración.
El color del destilado puede variar mucho de unas recetas a otras,  puede además ser dulce o seco según si se le añade azúcar o no, y su graduación alcohólica puede ir desde los 22º a los 40º.
Por todo esto, el sabor de los licores puede diferir mucho de unos a otros, pero todos ellos comparten el ser bebidas anisadas, porque la base de anís está siempre presente.

El herbero que yo he utilizado en esta receta es el que veis en las fotos, y es del tipo seco, es decir, sin azúcar.

Los ingredientes para hacer este paté son:

30gr de Mantequilla
1 Cebolla picada
3 dientes de Ajo picados
800gr de higadillos de Pollo limpios
200gr de pechuga de pollo picada
Ramitas de Tomillo fresco
200ml de Herbero
250gr de Mantequilla fría en cubos
250ml de Nata de cocina o creme fraiche
Pimienta de colores en grano
Corteza de naranja
Sal y Pimienta

Calentamos los 30gr de mantequilla en una cacerola grande, agregamos la cebolla y el ajo picados y sofreímos hasta que estén blandos.
Añadimos los higadillos, la pechuga y el tomillo y dejamos cocer durante 10 minutos removiendo de vez en cuando.
Subimos el fuego, añadimos el herbero y un trozo de corteza de naranja, bajamos el fuego y cocinamos a fuego lento durante 4 o 5 minutos más.
Apagamos el fuego y dejamos reposar la mezcla en la cacerola durante 5 minutos.


Retiramos las ramitas de tomillo y la corteza de naranja, y pasamos la mezcla a un procesador de alimentos para triturarla (con la batidora, la Thermomix, la minipimmer...hasta el punto que os guste). Una vez triturada añadimos la mantequilla fría, la nata, la pimienta en grano y mezclamos bien hasta que esté suave.
Sazonamos al gusto con sal y pimienta recién molida.
Vertemos el paté en una tarrina y dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente.

Listo!

Espero que os guste.

Rossella

15 comentarios:

  1. En mi vida había escuchado hablar del herbero, pero vamos, teniendo alcohol me gusta seguro...jeje (Uy! no vayas a pensar mal, pero un chupito sí que me tomaba) Me encanta el paté casero y este con el herbero tiene que estar de muerte. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Rosella, te has explicado perfectamente, te contesto por aquí porque a través de mi blog sé que no te llega la contestación. Pues nunca te acostarás sin saber una cosa más, así que ya estoy yo comiendo nísperos, porque tengo un ficus que se me está secando y sería genial cambiarlo por un níspero. Ya te contaré. Besitos y gracias por la información, eres un sol.

    ResponderEliminar
  3. Las ganas que tenía de hacer mi propio paté en casa, ni te imaginas... muchas gracias princesa por la receta
    Besotes nena

    ResponderEliminar
  4. Y ahora a pensar con licor hacer este paté... porque mira que me gusta a mi todas estas guarrerias para untar el pan y ponerme como una osa!! jajajaja Besicosss :)

    ResponderEliminar
  5. Jose, que sí que me llega la contestación hoooombre!
    Cuando pongo un comentario en un blog, si pregunto algo suelo volver y si no pregunto, pues también, para ver cómo van los comentarios de la gente, si dan ideas, esas cosas...
    (A ti seguro que no te llega esta! o sí? jajaja)

    ResponderEliminar
  6. Yolincook, te gustan los patés? A mi me encantan. Quiero poner algunas recetas más que tengo guardadas por ahí...
    Gracias por la visita, besos.

    ResponderEliminar
  7. Ana, piensa, piensa...
    Pero por tu tierra no debe ser muy difícil encontrar herbero.... si somos vecinas!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me encanta este paté, no sé de dónde eres por aquí también hay herbero, vivo en Denia, yo el herbero sólo lo usaba como digestivo, chupitos vaya, pero esto no me lo pierdo, besets!!!

    ResponderEliminar
  9. llimaverda, vivo en Alicante, pero soy de un pueblo muy cerca de Alcoy y la Sierra de Mariola, Onil, así que... somos paisanas!
    ;)

    ResponderEliminar
  10. El cocherito leré5 de junio de 2012, 20:54

    Esta receta no la probare, por el higado más que nada :) pero soy muy de pates, son fáciles de hacer y son deliciosos. En verano son muy socorridos para cenas. Los hago, playita y cuando vuelves te espera el paté de turno... y a mi se me hace la boca agua :))
    Hoy hice la ensaladilla de la receta de ayer.
    Muy buena. Yo compro latas grandes de Melva canutera y es lo que he puesto junto con la mayonesa Hellmans, que de bote es la que más me gusta, aparte de todo lo demas, claro. Repetire que tambien soy de pasteles frios.
    Por cierto lo acompañe de Dorada que amablemente me hizo en filetas mi muy apreciadisima pescadera, tiene unas manos de oro, te quita todo, todo el trabajo de limpiar y trocear. ¡Yo quiero a mi pescadera! :))

    ResponderEliminar
  11. Nada que ver con este ingrediente, o venga, algo, pero hay una cosa en este mundo que jamás podría comer, y es el foie.
    Todo lo que sean menudillos y cosas de texturas "raras" ;)...
    Y a mi marido le chifla el hígado, de todas las maneras posibles!!
    Podría hacerlo, pero no comerlo, mechachis... ;)

    ResponderEliminar
  12. Te ha quedado perfecto y con esos ingredientes tiene que estar sabrosísimo, la ensaladilla de abajo, qué pinta!! Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué rico el paté! y qué interesante la explicación. No conocía el herbero pero seguro que le da un toque estupendo al paté. A mi también me encantan y si además sabe un poquito al Mediterráneo pues todavía mejor.

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar