jueves, 7 de junio de 2012

BOLLOS DE CARDAMOMO



A qué huelen las nubes?
Pues ni idea, a lo mismo que sabe el cardamomo?
Tiene un sabor un poco cítrico, mezclado con alcanfor...no sé...pero muy sutil todo, aunque muy aromático. Me gusta mucho. Es de esos olores que querrías tener por casa siempre, cálido y fresco a la vez. Por eso cuando encontré esta receta pensé que tenía que hacerla tal cual, sin cambiar nada, sin disfrazar ni acompañar el sabor y el aroma del cardamomo.


Foto de Cardamomo - http://www.scu.edu.au/ - http://www.dlc.fi/~marianna/
Es una especia que viene del sur de la India, Birmania, Sri Lanka, Tanzania y Vietnam, pero también se cultiva un cardamomo de gran calidad en Guatemala. Después del azafrán y la vainilla es la tercera especia más cara.
Es uno de los componentes básicos del gram masala y del curry.


Estimula la digestión, combate la flatulencia y despierta el apetito, y con ella se pueden aromatizar tanto platos dulces como salados.


Este es el que usé.
Para hacer esta receta no encontré cardamomo molido, (tampoco es fácil encontrarlo en semilla, pero en tiendas gourmet sí lo suele haber) así que tuve que abrir las semillas y machacarlas con el mortero y fue una delicia poder apreciar todo el aroma de esta especia.


Estos bollos son muy comunes en la cocina escandinava, y muchas veces los toman con chocolate caliente. Para cocinarlos he utilizado los siguientes ingredientes (para unos 28 bollos):


50 gr  de Levadura fresca
750 ml de Leche tibia
50 g de Mantequilla derretida
1 kg de Harina de trigo normal
1 cucharadita de Cardamomo molido
2 cucharadas de Azúcar impalpable
2 cucharaditas de Sal
1 Huevo


Y se hacen así:

Disolver la levadura en la leche tibia en un bol, añadir la mantequilla derretida.
Tamizar la harina, el cardamomo, el azúcar y la sal, y añadir todos estos ingredientes secos juntos a la mezcla de leche con levadura.
Amasar en el bol hasta que la masa se separe un poco de las paredes del bol, y entonces seguir amasando unos 5 minutos más sobre una superficie ligeramente enharinada.
Hacer una bola con la masa y volverla a depositar en el bol, cubrir con un paño de cocina y dejar que leve durante una hora. Pasado ese tiempo, volver a amasar para sacar el aire y dar forma a los bollitos.


Colocar los bollos en dos bandejas de horno forradas con papel de hornear, cubrir con paño de cocina y volver a dejar levar durante unos 20 minutos.

Precalentar el horno a 200 º C. Pintar cada bollo con huevo batido y hornear durante 15-20 minutos aproximadamente (depende del horno, los mios estuvieron listos en 14 minutos, pero es que mi horno calienta más de lo que debe...).


Listos!


Espero que os guste.


Rossella

15 comentarios:

  1. Yo no se a que sabe el cardamomo pero desde luego esos bollos estan estupendos, vaya pinta¡¡¡, un beso

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado unos bollos con un aspecto estupendo. Me dan ganas de probar y hacerlos un día y así descubrir un poco más el cardamomo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me has reventado la pregunta... jajajaja, no se si me atrae lo del alcanfor!! jajajaja, aunque los bollos hablan por si solos, mándame un par de ellos para hacer la cata y valorar lo del cardamomo!!!:P Besos

    ResponderEliminar
  4. jajaja Ana... es que es un sabor un poco extraño, pero muy rico. Tienes que probarlo jamía!!! jaja
    Cuando lo pruebes me dices a qué te sabe a ti.
    Pero no sabe a armario de abuela, no te preocupes!!! jajaja

    ResponderEliminar
  5. A mi me encanta el olor del cardamomo, lo has definido estupendamente, y el sabor que da a las cosas es especial, estos bollitos seguro que estan estupendos.besos.

    ResponderEliminar
  6. Claro es que no me digas.. que a mi el alcanfor me recuerda a ropa retro polvorienta!! :S y eso pues como que no apetece mucho en un bollo, no?? Solo falta el jamón rancio!!! JAJAJAJA

    ResponderEliminar
  7. Creo que no hay nada mejor que las especias en la bollería. Aunque asocio esta combinación más al invierno que al verano. Quizás porque huyo del horno en verano je, je. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Niña, hasta el otro día no sabía de la existencia del cardamomo de las narices, así que como ya lo he visto en varias recetas cogí y lo compré, y ahí está, compradito pero sin abrir. Creo que voy a estrenarlo con estos bollos. Mira que no conocerlos, si soy un forofo de Suecia y su gastronomia, menos los arenques que los odio, me gusta todo lo demás. Un besito.

    ResponderEliminar
  9. !!Hola,Rosella!!

    Una receta divina,cherie.Pero tu me vas a perdonar q no coma el cardamomo,lo único q me faltaba a mi es abrirme el apetito, yo ya lo tengo abierto desde hace años,a ver si pones una q me lo cierre jajajaja.
    Maravillosas recetas tienes siempre.Muchísimos besitos,Rosella.

    ResponderEliminar
  10. no quiero ni pensar en cómo huele,ummmmmm!!!!

    ResponderEliminar
  11. Buenísimos. Me he comprado un libro de cocina escandinava y estoy descubriendo unas recetas increíbles.

    besos

    ResponderEliminar
  12. Tienen que estar deliciosos, usamos la misma marca de cardamomo, me quedo como seguidora de tu blog besos

    ResponderEliminar
  13. El cardomomo es una especie de esas que da un gusto mas exotico a las cosas...me encanta, seguro que tienen que estar de vicio. bss Acaramelada

    ResponderEliminar
  14. Esto lo utilizan mucho los hindues en su comida para dar sabor picante, los nórdicos para todo ese despliegue de galletas de jengibre, los chinos para ser más sabios y los árabes y franceses para aromatizar el café.

    Asi que por alguna extraña razón seria de locos no tener cardamomo a mano en la Cocina. Está claro.

    Hola Rossella.

    ResponderEliminar
  15. Nosotros usamos muchísimo el cardamomo en nuestras recetas. No sólo para dulces, también para el arroz basmati, en el té o el café, para hacer mezclas de especias... combina ideal con la canela y el clavo. Me encanta tu blog Rosella, enhorabuena!

    ResponderEliminar