...........................................................................................................................................................................................................

...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................

lunes, 28 de noviembre de 2011

ROLLOS DE AGUARDIENTE

Empezamos con las pastas?

Como os dije hace unos días, llegan las fiestas Navideñas, y podemos hacer fácilmente en casa algunas pastas y dulces, que no todo va a ser turrón!!

Estos rollos a mi me gustan muchísimo, y la ventaja que tiene hacerlos en casa, aparte de la satisfacción que puede darte el haberlos hecho tú mismo, es que, bueno, lo normal en las pastelerías, es que el tamaño de estos rollos sea un poco excesivo como para comerlos con el café y después de una comida o cena copiosa. Si los hacemos nosotros mismos, los podemos hacer de tamaño un poco más pequeño (y si se toman en la merienda... pues se comen dos y listo! jaja).

Para hacerlos necesitaremos:

250 ml de Aguardiente (puede ser Anís seco)
250 ml de Aceite de oliva
750 gr de Harina (mejor si es mezclando 200 gr de fuerza y el resto normal)
250 gr de Azúcar

Primero calentamos el aceite un poco, hasta que esté templado, y luego le añadimos el aguardiente, el azúcar y la harina. Trabajamos bien la masa para que quede todo bien mezclado y consigamos una masa suave y uniforme.

Formamos rollitos y los horneamos a 170ºC hasta que tomen un leve color.
No pongo el tiempo, porque dependerá del grosor y tamaño que le deis a los rollos, pero debéis tener en cuenta que estos rollos son muy blancos.
Por fuera quedan crujientes, pero por dentro la masa no queda seca del todo.

CUAL ES MI COPA?

Hola a todos!

Hoy voy a dejaros unas ideas que se me han ocurrido para adornar los pies de las copas y poder diferenciar qué copa es de cada quien.
Ya sé que es mucho más cómodo comprarlo hecho, pero si lo hacemos nosotros mismos seguro que seremos más originales y de paso nos divertiremos haciéndolo.


Os pongo tres opciones, pero seguro que se os ocurren muchas más.

La primera la he hecho con una anilla metálica de las que venden en las papelerías, de esas que se abren y cierran. Lo único que he hecho ha sido forrarla con hilo de algodón rojo, haciendo un punto básico de crochet. Para quien no sepa hacer crochet, recomiendo la página knittingandcrocheting-club.blogspot.com, donde se explican de forma muy sencilla los puntos de crochet (además de que veréis cosas muy bonitas).


Lo he hecho con algodón rojo porque era lo que tenía por casa, pero se puede hacer con cinta de cuero, o rafia, o hilo dorado o plateado, combinando colores... con lo que tengáis a mano, porque además de lo que se trata es de que cada una sea diferente.

La segunda es un poco más "locura de las mías", pero queda divertido y también es muy fácil de hacer.


Para realizarla he utilizado una abrazadera metálica, de las que se venden en las ferreterías para conectar mangueras y esas cosas, y le he añadido alambres adornados con piedras de colores.

Y la tercera, otra locura, es la más simple de todas. Sólo he cogido un trozo de alambre y lo he retorcido un poco sobre sí mismo y alrededor de la copa, después de haber insertado algunas cuentas de cristal de Murano.


Espero que os guste y os atreváis a hacerlo. Y si se os ocurren más ideas, no dudéis en decírmelo y las añadiré a estas.

Saludos!

Rossella

jueves, 24 de noviembre de 2011

YA VEREMOS... LUEGO LO CAMBIO

Hoy quiero hablar de algo bonito, de algo muy bueno.... de una cena especial, de champagne, souflés, ostras, fiestas y buena compañía, por ejemplo.
Y se me ha ocurrido porque vienen fiestas de todo tipo, familiares, con amigos, con compañeros...

Ya sé que a todo el mundo no le gustan estas fiestas que dentro de poco llegarán lo queramos o no, pero a mi sí me gustan. Tienen muchas veces un ligero sabor agridulce, porque no podemos evitar recordar a quienes ya no están, pero.... por qué no disfrutar de los que SÍ están? Por qué no hacerles saber que, aunque no les veas el resto del año, aunque casi no hables con ellos, forman parte de tu vida y les quieres?
Y estoy diciendo esto y quienes me conocen saben perfectamente que nunca me he caracterizado por ser demasiado afectuosa ni cariñosa, que lo mío es más el rollo serio y un poco frío, aunque por dentro me esté arrepintiendo. (Pero que sí, que os quiero a todos los que me conocéis.... y lo digo aquí y ahora, y sin que sirva de precedente... no os acostumbréis! jajaja).

La mayoría de las críticas o los "peros" que oigo decir a quienes no les gustan las Navidades, es porque son fiestas de Comilonas, Compras y Coche.
Pues sí.

Comilonas. La cena de empresa, la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, la cena con amigos, la comida con los primos, aperitivo, primer plato, sorbete, segundo plato, postre y turrones... Sí. Mucha comida. Mucha más de la necesaria....


(luego sigo.... quiero dejar atrás el Bajón, porque gracias a vosotros, estoy de Subidón... Tanto que hasta creo que le voy a hacer caso a mi cuñada!! jajaj... Y tampoco te acostumbres Elenita!!! jajaja)



Por dónde iba...? Ah sí, Elenita, que no puedo quedarme con los niños esta tarde, que como te voy a hacer caso, voy a tener mucho trabajo por aquí! jaja
Y que Jaime... ya me pongo a pensar, ya... voy.


Que sí, que mucha más comida de la necesaria, pero... y lo rico que está todo? Además, nadie nos obliga a pegarnos el atracón, podemos controlarnos, no? No?... No. Yo no. Pero bueno.... alguien tiene que dar trabajo a los de Natur House, no?
Dos paseos, cuatro ensaladas y volvemos a nuestro ser. No pasa nada.

Consumo. Pues también. Un lío eso de los regalos. Para niños, para hermanos, para hijos, para la profe de inglés, para las vecinas... y porque no se pone a tiro el fontanero, que si no.... regalo que te crío! Porque es que yo regalo a todo el mundo. Me gusta regalar. Pensar en lo que le gustará a cada uno me divierte, e ir de compras ni te cuento!!
Y luego envolverlo todo... mmm.... me encanta. Hay papeles preciosos, con ese olor a limpio y a nuevo... o un simple papel de periódico con muchas cintas de raso de colores.... o con confetti por dentro!
Y las caras de la gente cuando los abre? (si les gusta, claro, porque si no aciertas puede ser todo un poema! je)
Bueno, y faltan las compras de viandas para las comilonas anteriores, la provisión de turrones (que luego siempre sobran, porque aparte de los que compras "por si acaso no", luego siempre acaban regalándote por una cosa o por otra)
El caso es que sí, que si no ponemos un poco de atención, la tarjeta de crédito se queda transparente y tú temblando.
Pero bueno, ya llegará el verano y con dos bañadores y dos ensaladas pasamos el día y así compensamos una temporada con otra. No? No... porque querremos viajecito.... pero bueno, eso ya vendrá.


Y hablando de viajecito... el Coche. Sí.
Todos los días coche p'arriba, coche p'abajo. Que si para ir al centro de compras, que si para ir al Mercado por las viandas, que si comemos en casa de los papás, que si en casa de la tía, que si al restaurante (ojo con las copas, por cierto), que si al pueblo, que si de vuelta a casa.... que acabas agarrando los platos como si fueran un volante!
Pero qué haríamos sin coche? Sería mucho peor, no? Bus, busca parada, que te vaya bien el horario, que si hasta dentro de media hora no pasa, coge taxi.... paga taxi...


En fin, que estas que se nos vienen encima casi ya, son unas fiestas de locura, pero será que yo estoy un poco loca, porque....

Por cierto, ya os pasaré unas recetas de pastas navideñas, que si las hacemos en casa algo ahorraremos.

Besos a todos!

martes, 22 de noviembre de 2011

BAJÓN

Sip...
Hoy estoy de bajón...
Así que necesito que vengáis y me digáis cosas bonitas, que me animéis un poco y me saquéis del bache... jaja
No, en serio, no...

Lo que pasa es que supongo que me he metido en algo que me viene grande.
Sólo pretendía "pasar a limpio" las recetas que he estado guardando y apuntando durante muchos años, pero creo que me lo he querido tomar demasiado en serio, cuando en realidad me estoy dando cuenta de que no se nada.
Debería saber muchas cosas que no sé. Debería hacer muchas cosas que no hago.

Y no debería, ya lo sé, pero me comparo con otros blogs (muchos de ellos los tengo enlazados aquí), y pienso que qué puñetas estoy haciendo, qué pretendo?. Y me da el ataque de vergüenza!!
Ya... ya sé que no tengo ni la centésima parte de experiencia que tienen ellos, y que no me dedico a esto, que sólo lo hago por divertirme y porque me gusta cocinar, así que no debería compararme, pero... lo hago. Y cada vez que lo hago pienso... Por qué no se me habrá ocurrido a mi eso? jajaja
Pero bueno, de momento sólo estoy "pasando a limpio". No investigo, ni experimento, ni invento... sólo apunto, intento explicar lo que hago y nada más.
Supongo que tengo tiempo...

Pero vamos, que no pienso tirar la toalla!!
Que me quedan muchas recetas apuntadas por muchos cuadernos... que ya llegará el momento en el que me lance a inventar... o no...

De momento me sigo divirtiendo, así que, por aquí estaré.

domingo, 20 de noviembre de 2011

PANACOTA DE CHOCOLATE

Esta receta la dedico a mis sobrinas Berta y Cayetana, ellas saben por qué.... jaja...

La Panacota (Panna Cotta) es uno de los postres más típicos de la cocina italiana, y quizás el más conocido después del Tiramisú. La traducción literal de Panna Cotta es Nata Cocida, así que en la receta original sólo se utiliza nata para elaborarla, y queda deliciosa, pero yo le he añadido un poco de chocolate, así que si queréis hacer la receta tradicional sólo tenéis que eliminar el chocolate de los ingredientes.

Es un postre riquísimo y muy rápido de hacer, así que animaos y hacedla, y ya me contaréis...

Para cinco o seis personas los ingredientes necesarios son:

600 ml de Nata para montar
60 gr de Azúcar
6 hojas de Gelatina (y un poco de agua fría para remojarla)
1 cucharada colmada de Cacao en polvo (sin harina ni azúcar)

Primero ponemos a remojo las hojas de gelatina en un bol con agua fría, y mientras se hidrata, en un cazo ponemos la nata con el cacao y la calentamos al fuego (muy suave) durante unos 10 minutos, pero sin que llegue a hervir (porque si hierve, la nata cambia un poco el sabor y ya no está tan rico).

Retiramos la nata del fuego y le añadimos el azúcar. Removemos durante un ratito, hasta que el azúcar se haya disuelto del todo.

Añadimos las hojas de gelatina bien escurrida y volvemos a remover hasta que la gelatina haya desaparecido por completo.

Vertemos la mezcla en moldes individuales (que habremos untado muy ligeramente con aceite de girasol o mantequilla), dejamos enfriar un poco, tapamos los moldes con papel aluminio o film transparente (para que no coja olores del frigo), y metemos en el frigorífico durante unas 3 o 4 horas por lo menos antes de servir (mejor de un día para otro).

Para decorar, las he servido con pipas bañadas en chocolate.

Si lo hacéis sin el chocolate, lo podéis servir con un coulis de fresa, por ejemplo y frutas del bosque. O añadirle un poco de caramelo líquido en los moldes, si os gusta, antes de verter la nata.

Espero que os guste.


martes, 15 de noviembre de 2011

LOS CUCHILLOS DE COCINA

El cuchillo es una herramienta indispensable en la cocina, nunca he podido entender que en una cocina no hubiese un cuchillo de corte bien afilado. El cuchillo es para el cocinero un elemento tan importante como la aplicación de las técnicas, su sabiduría y las recetas.

Cuando se dispone de un cuchillo para la cocina es necesario practicar en la habilidad de manipulación, sus usos y su cuidado.

Es necesario saber cuales son los materiales en que se fabrican, pues según cual sea tendrán ventajas y desventajas. Los más comunes son los cuchillos de cocina de acero inoxidable con aleaciones de carbono y otras, pero también existen de otros materiales:

Acero al carbono

Este cuchillo adquiere y mantiene un fácil afilado pero se oxida muy rápidamente con la humedad.

Acero inoxidable

Es muy resistente al óxido y es de gran duración pero es difícil de afilar y difícil de mantenerlo afilado

Acero inoxidable de alto carbono

Los de este material adquieren y mantienen un mejor afilado que el de acero inoxidable. Soporta muy bien cualquier temperatura. Resiste muy bien la corrosión pero requieren de un cuidado especial para mantenerlo adecuadamente, en cuanto a limpieza y afilado. Además son muy caros.

Cerámica

Siempre están afilados. Son fáciles de limpiar y nunca se oxidan. En contrapartida son extremadamente caros y fácil de romperse.

Hay varios tipos de cuchillos que se utilizan en cocina.

Cuchillo de pan: Tiene un hoja dentada para cortar mejor el pan.

Cuchillo para deshuesar: Se usa para deshuesar aves, carnes, tiene una hoja fina y puntiaguda como para ingrese entre las articulaciones.

Cuchillo de chef: Es el más popular en la cocina, hay de varios tamaños y es el más versátil de todos, su hoja alcanza los 25 a 30 cms.

Cuchillo para vegetales: se utiliza para tornear vegetales, tiene una hoja de unos 7 cm, se usa mucho para dar forma a los vegetales.

Espátula: aunque no tiene filo, algunos lo consideran cuchillo y sirve básicamente para extender rellenos, mezclar, untar, raspar, alzar y manipular.

Santoku: Muy usado en cocina oriental para verduras, pescados y carnes. Creo yo que es la versión oriental del cuchillo de chef.

Jamonero: Como su nombre lo indica, especialmente diseñado para cortar piezas de jamón.


Algunos consejos al usar los cuchillos:

Al usar cuchillos bien afilados, reducimos el esfuerzo y aunque no lo parezca, es menos probable que nos cortemos.

Una vez que nos pongamos a cortar el alimento debemos cortar lejos del cuerpo, utilizar siempre el cuchillo separado del cuerpo, así evitar herirse en el caso de que el cuchillo resbale. Si un cuchillo se cae, nunca debemos intentar agarrarlo al vuelo, ya que podríamos cortarnos.

Por la cocina, si hay más gente, es aconsejable moverse con el cuchillo apuntando hacia el suelo y sujetándolo firmemente, pero sin fuerza, por si nos chocamos con alguien, es decir, cuando transportes un cuchillo llévalo paralelo a tu cuerpo o pegado a tu pierna mientras caminas por la cocina.

Otro punto que debemos tener en cuenta es que el cuchillo no es "multiusos", no debemos usarlo con otros fines que el debido, no es un destornillador, ni mucho menos un abrelatas.

Se debe usar el cuchillo correcto para el trabajo adecuado.

El mango del cuchillo debe estar siempre seco y limpio.

Corta siempre sobre superficies asignadas para cortar, como tablas, tableros o superficie similar.

Si cortas limones, lava inmediatamente el cuchillo o se desafilará.

No cortes el pan con un cuchillo que no sea de hoja dentada, pues también se desafilará.

La regla mas importante de seguridad en los cuchillos es simple: ¡Mantén tu mente en lo que estás haciendo! ¡Pon toda tu atención en lo que estás haciendo!

El Afilado de los Cuchillos

Para que el cuchillo resulte una herramienta útil es necesario que este afilado para lo cual se necesita mantenerlo con filo, para ello se necesita un afilador o chaira, el cual consiste en un porte de acero templado con mango y guarnición. La manera correcta de afilar con este instrumento es golpeando y deslizando hoja de los cuchillos sobre el poste de acero en un ángulo de 200 a 250 grados por ambos lados de la navaja, con el propósito de darle al borde cortador de la navaja un ángulo agudo en forma de "V" y de esta forma quitar poco metal a la hoja del cuchillo.

Diferentes tipos de Afilador

Afilador o Chaira

Se utiliza para los cuchillos de tipo básico como; el cuchillo francés, el mondador, los deshuesadores y los rebanadores.

Piedras de Afilar

Se hará el afilado manualmente y es exclusivo para filos gruesos o pesados como hachas o cuchillos grandes.


Afiladores Mecánicos

Con este tipo de afilador se logran excelentes resultados en cuanto a tijeras, cuchillos tipo navaja como el mondador y algunos deshuesadores, al igual que las cuchillas de los procesadores de alimentos e incluso en las hojas afiladas de las rebanadoras automáticas. El único inconveniente es que retiran excesivas cantidades de metal al afilar. Los afiladores mecánicos deben ser inspeccionados regularmente para garantizar la unión de las piedras y así lograr un correcto afilado.

Truco: intenta evitarlo, pero si no tienes afilador a mano, puedes afilarlo metiéndolo varias veces en un cubo con arena que previamente habrás compactado fuertemente. Los granos de arena afilarán la hoja del cuchillo. Pero sólo en caso de emergencia!

viernes, 11 de noviembre de 2011

PISCO SOUR CLÁSICO

Mientras me manda su receta secreta de Lubina, Hellfireclub me ha enviado una de Pisco, que se puede preparar fácilmente en casa y que sale riquísimo.... Así hacemos boca mientras llega la lubina...

Os la paso:

Para unas 8 copas, los ingredientes son:

2 vasos de Pisco
1 vaso de Jarabe de goma o 1 y 1/2 de Azúcar blanco
2 claras de Huevo
El jugo de 4 Limones
1 taza de Hielo en cubitos
Amargo de Angostura
Canela en polvo para decorar

Preparación:

Licuar los ingredientes, menos el amargo de angostura y la canela en polvo, en una batidora. Cuando se forme espuma y el hielo se haya triturado, servir en vasos pequeños y decorar con unas gotas de angostura y una pizca de canela.
Servir inmediatamente.

Chin!

Gracias Hell!!

jueves, 3 de noviembre de 2011

SOPA DE CEBOLLA

Esta receta va especialmente dedicada a Gaveta...

La Soupe d'oignon es un plato típico de nuestros vecinos franceses. Yo voy a ponerte MI receta. (Lo advierto por si acaso se le ocurre a algún francés pasarse por aquí y se le ponen los pelos de punta o algo...)
Supongo que la toman los días que hace un frío del carajo, por la noche, después de volver del teatro (.... me encanta París.... ains...).
De todas formas, creo que es más un plato para mediodía, porque es pesado, con cebollas (que protegen contra la gripe), mucho queso y vino, para calentar la sangre. Además es barato (no en vano aquello de "Contigo pan y cebolla"), y no es difícil ni ocupa demasiado tiempo hacerla.

Des mains à l'0euvre!
Par la soupe!

Ingredientes para 4 o 6 raciones:

Una cucharada de Mantequilla
2 cucharadas de Aceite de oliva
4 Cebollas
2 Clavos de olor
2 cucharaditas de Harina
5 tazas de Caldo (si es de gallina, mejor, pero si no tienes, puedes poner una pastilla de Starlux, aunque.....)
Un chorro de Vino blanco
10 rebanadas finas de Pan de baguette (2 o 3 por persona)
4 o 6 lonchas de Queso que funda bien
Queso Parmesano rallado

Y se hace:

Derrites la mantequilla con el aceite en una olla grande, a fuego bajo.
Agregas las cebollas cortadas en rebanadas finas y las cocinas muy despacio, removiendo constantemente durante al menos diez minutos o hasta que estén doraditas. Añades la harina y los clavos, y dejas que rehogue unos cinco minutos más.

Subes el fuego un poco (fuego moderado, medio), viertes el caldo y el vino y dejas que hierva. Cuando llegue a ebullición, bajas el fuego a suave otra vez y lo dejas cocer 10 minutos más.

Tuestas las rebanadas de pan, hasta que estén bien tostadas y crujientes. Sobre ellas pones todo el queso rallado que puedas y la loncha de queso tapándolo todo, y las gratinas en el horno hasta que se derrita el queso.

Y ahora, en cuencos individuales y que puedas meter en el horno pones:
- Primero las lonchas de pan con queso.
- Por encima dos cucharones de sopa.
- Finalmente, les rallas Parmesano por encima.

Para acabar, metes los cuencos individuales en el horno a gratinar, y cuando tengan un color dorado... listo!

Bon profit!!

TARTA DE CHOCOLATE FACIL

No debería haber hecho esto.... o puede que sí.
Mañana me pongo a dieta, y me pongo de verdad, no en plan "mañana me pondré". Me pongo. Así que, como despedida (hasta Navidad, claro), no está mal esta Tarta de Chocolate, no? jeje... (mañana no me reiré tanto delante de la lechuga...).

En fin...


Los ingredientes:

250 gr de Mantequilla
230 gr de Azúcar moreno
3 Huevos
300 gr de Harina
1 sobre de Levadura Royal
40 gr de Cacao en polvo
250 ml de Crema agria
250 gr de Chocolate amargo derretido
y para el glaseado de chocolate:
150 gr de Chocolate amargo picado
80 ml de Nata líquida para cocinar

Mucho choco, eh???
Bueno, os explico cómo se hace...

Acordaos de precalentar el horno a 160ºC!! Es lo primero que se ha de hacer.
Luego engrasamos un molde para horno, mediano, de 22 cm y lo reservamos.

Colocamos la mantequilla y el azúcar en un bol amplio, y con la minipimer lo batimos hasta que esté suave y cremoso (con cuidado, que salpica! Se puede hacer en el vaso, y luego pasarlo a un bol). Añadimos los huevos y seguimos batiendo.
Tamizamos la harina, la levadura y el cacao sobre la mezcla anterior y agregamos la crema agria y el chocolate derretido.
Mezclamos todo con movimientos suaves hasta que esté todo bien integrado.

Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante unos 55 minutos o una hora más o menos.
Dejamos enfriar en el molde.

Para hacer el glaseado de chocolate, mezclamos los ingredientes en un cazo a fuego lento y removiendo hasta que esté suave y brillante. Lo dejamos reposar unos minutos y luego vertemos por encima de la tarta.

Podemos servirlo solo o acompañado de helado, nata....



Sí, sí... mañana a dieta, ya lo veréis!!