...........................................................................................................................................................................................................

...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................

jueves, 24 de noviembre de 2011

YA VEREMOS... LUEGO LO CAMBIO

Hoy quiero hablar de algo bonito, de algo muy bueno.... de una cena especial, de champagne, souflés, ostras, fiestas y buena compañía, por ejemplo.
Y se me ha ocurrido porque vienen fiestas de todo tipo, familiares, con amigos, con compañeros...

Ya sé que a todo el mundo no le gustan estas fiestas que dentro de poco llegarán lo queramos o no, pero a mi sí me gustan. Tienen muchas veces un ligero sabor agridulce, porque no podemos evitar recordar a quienes ya no están, pero.... por qué no disfrutar de los que SÍ están? Por qué no hacerles saber que, aunque no les veas el resto del año, aunque casi no hables con ellos, forman parte de tu vida y les quieres?
Y estoy diciendo esto y quienes me conocen saben perfectamente que nunca me he caracterizado por ser demasiado afectuosa ni cariñosa, que lo mío es más el rollo serio y un poco frío, aunque por dentro me esté arrepintiendo. (Pero que sí, que os quiero a todos los que me conocéis.... y lo digo aquí y ahora, y sin que sirva de precedente... no os acostumbréis! jajaja).

La mayoría de las críticas o los "peros" que oigo decir a quienes no les gustan las Navidades, es porque son fiestas de Comilonas, Compras y Coche.
Pues sí.

Comilonas. La cena de empresa, la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, la cena con amigos, la comida con los primos, aperitivo, primer plato, sorbete, segundo plato, postre y turrones... Sí. Mucha comida. Mucha más de la necesaria....


(luego sigo.... quiero dejar atrás el Bajón, porque gracias a vosotros, estoy de Subidón... Tanto que hasta creo que le voy a hacer caso a mi cuñada!! jajaj... Y tampoco te acostumbres Elenita!!! jajaja)



Por dónde iba...? Ah sí, Elenita, que no puedo quedarme con los niños esta tarde, que como te voy a hacer caso, voy a tener mucho trabajo por aquí! jaja
Y que Jaime... ya me pongo a pensar, ya... voy.


Que sí, que mucha más comida de la necesaria, pero... y lo rico que está todo? Además, nadie nos obliga a pegarnos el atracón, podemos controlarnos, no? No?... No. Yo no. Pero bueno.... alguien tiene que dar trabajo a los de Natur House, no?
Dos paseos, cuatro ensaladas y volvemos a nuestro ser. No pasa nada.

Consumo. Pues también. Un lío eso de los regalos. Para niños, para hermanos, para hijos, para la profe de inglés, para las vecinas... y porque no se pone a tiro el fontanero, que si no.... regalo que te crío! Porque es que yo regalo a todo el mundo. Me gusta regalar. Pensar en lo que le gustará a cada uno me divierte, e ir de compras ni te cuento!!
Y luego envolverlo todo... mmm.... me encanta. Hay papeles preciosos, con ese olor a limpio y a nuevo... o un simple papel de periódico con muchas cintas de raso de colores.... o con confetti por dentro!
Y las caras de la gente cuando los abre? (si les gusta, claro, porque si no aciertas puede ser todo un poema! je)
Bueno, y faltan las compras de viandas para las comilonas anteriores, la provisión de turrones (que luego siempre sobran, porque aparte de los que compras "por si acaso no", luego siempre acaban regalándote por una cosa o por otra)
El caso es que sí, que si no ponemos un poco de atención, la tarjeta de crédito se queda transparente y tú temblando.
Pero bueno, ya llegará el verano y con dos bañadores y dos ensaladas pasamos el día y así compensamos una temporada con otra. No? No... porque querremos viajecito.... pero bueno, eso ya vendrá.


Y hablando de viajecito... el Coche. Sí.
Todos los días coche p'arriba, coche p'abajo. Que si para ir al centro de compras, que si para ir al Mercado por las viandas, que si comemos en casa de los papás, que si en casa de la tía, que si al restaurante (ojo con las copas, por cierto), que si al pueblo, que si de vuelta a casa.... que acabas agarrando los platos como si fueran un volante!
Pero qué haríamos sin coche? Sería mucho peor, no? Bus, busca parada, que te vaya bien el horario, que si hasta dentro de media hora no pasa, coge taxi.... paga taxi...


En fin, que estas que se nos vienen encima casi ya, son unas fiestas de locura, pero será que yo estoy un poco loca, porque....

Por cierto, ya os pasaré unas recetas de pastas navideñas, que si las hacemos en casa algo ahorraremos.

Besos a todos!

12 comentarios:

  1. Ya te vale!!! Jajaja. Bueno, yo también estoy medio inspirada. Te quedas con los niños toda la tarde y así puedo hacer cosas? Jajajjaja.

    ResponderEliminar
  2. Me gustan las Navidades, no tanto las ausencias y este año serán raras pero los que si estan merecen su parte porque así lo quieren seguro los que han dejado su silla. Con ganas de que otros la ocupen. Sumar.
    Pero además está todo el lio de la crisis y eso si es una jodienda asi que ya puedes desempolvar esos manuales de como "brillar en Navidad sin encender las luces"

    Ideas, ideas..

    Ponte a ello.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto!! Los "te quiero" escritos no cuentan!! Así que ya puedes empezar a besar y abrazar a todo el que te cruces por la calle (que conozcas claro...), sino te mandaré a los fantasmas de las navidades pasadas y se te va a caer el pelo!!

    ResponderEliminar
  4. He llegado hasta la mitad y ya me ha entrado la paranoya. Soy de las que odian todo esto. Desde el día de la cena de empresa, hasta la lotería del niño...
    auxilio!!!

    ResponderEliminar
  5. Jajaja Madi.... abre tu mente!!
    Con lo que te gustan las lucecitas de Navidad!!
    ;)

    ResponderEliminar
  6. !!Hola pekita!
    Te juro q haces q me termine de gustar todo esto de la navidad jajajaj
    lo has exolicado tan divertido mon ami,q este año creo q lo voy a celebrar con mas ganas.
    Me alegro q este mas contenta y el bajon se fuera,de verdad preciosa.
    Muchos besitos pekita.

    ResponderEliminar
  7. Cuando abres la puerta de casa y sales a la calle, solo se respira espiritu consumista. De puertas para adentro es otra historia. Cada uno la vivira segun sus circunstancias.
    Y sin duda lo que mas pesa son las ausencias. Que personalmente no creo que nadie pueda ocupar. Aunque vengan otros. Cada uno tiene su sitio.

    A mi si que me gusta esta epoca, pero no tiene la misma magia que hace unos años. Quizas con el tiempo eso cambie :).

    Nunca hubiera dicho que fueras una persona seria, y mucho menos fria. Me llega otra cosa de ti.

    Entonces, le has dicho adios de forma definitiva al bajon? Me alegro si es asi.

    Que disfrutes del finde

    Ciao

    ResponderEliminar
  8. No sé si serás cariñosa o no pero, como dicen por ahí arriba, a mí me lo pareces.
    Viva la positividad y si es por la Navidad, bienvenida sea.
    ¿Ves? Así de subidón estás hasta mas guapa (supuestamente) ;)

    No sé si enviarte un abrazo, un beso o un simple saludo. Eso del "cariño" me ha despistado. Lo que tú prefieras.

    ResponderEliminar
  9. ;)
    Nada... fuera bajones, que no sirven para nada!

    ResponderEliminar
  10. Hades... no seas rácana... dame de todo!! jaja

    ResponderEliminar
  11. hola Pequita , casi me había olvidado lo cerca que están las fiestas. En el cole, las ibamos preparando ya jaja. Me gustan a pesar de todo, aunque tengan su parte de hipocresía, mejor darse besos y sonrisas que poner malas caras.
    Espero verte y olvidar malentendidos, muchos besos nonono.

    ResponderEliminar