lunes, 3 de marzo de 2014

AHORA SÍ, ADIÓS A LAS ACEITERAS.

      Estoy segura de que ya lo sabéis. Lo llevan diciendo en las noticias desde hace meses,  se ha comentado por algunos blogs y se han vertido muchas opiniones al respecto, pero como yo había estado callada y es una medida que me afecta directamente porque formo parte de "Olivares del Derramador" y soy productora de AOVE, no tengo más remedio que opinar sobre el tema.

      El pasado 15 de Noviembre de 1013, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto por el cual se establecían determinadas medidas de comercialización en el sector de los aceites de oliva y del aceite de orujo de oliva: los aceites que se pongan a disposición del consumidor en los establecimientos de hostelería y restauración, y en los servicios de catering, deberán presentarse en envases etiquetados, deberán estar provistos de un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización y deberán disponer de un sistema de protección que impida su rellenado una vez agotado su contenido original.
      El 28 de febrero ha sido la fecha límite para poner en práctica esta resolución. A partir de ese día, las aceiteras rellenables han dejado de verse en bares y restaurantes y lo que deberán ofrecer a los clientes son botellas irrellenables debidamente etiquetadas o envases monodosis.



      Personalmente la medida me parece perfecta. De esta forma se asegura que el aceite de oliva que consumimos tiene todas las garantías de calidad e higiene, se evitan fraudes y se mejora la imagen de nuestro aceite de oliva, producto fundamental de nuestra gastronomía, de nuestra cultura y de nuestra economía.
      Un producto tan importante y tan nuestro debemos cuidarlo. Como consumidores tenemos derecho a saber qué se nos está dando. ¿Por qué vemos tan normal que un vino se ponga sobre la mesa del restaurante en su botella, nos lo descorchen ante nuestra vista, podamos elegir la D.O., la variedad, la añada, leer su etiqueta, saber quién y dónde se produce… y no pueda ocurrir esto con el AOVE?  Tenemos excelentes vinos en España y estamos orgullosos de su reconocimiento internacional. Creo que con el aceite debe pasar lo mismo. Ya no me vale que me digan que el aceite de oliva español es de los mejores del mundo (si no el mejor),  que su calidad la tenemos más que clara y que nadie se ha muerto por consumir aceite de una aceitera. Quiero que me aseguren la calidad, que no me den gato por liebre, que no me den aceite de garrafón en una aceitera a menudo pringosa que no sé si la acaban de rellenar hace un cuarto de hora o un cuarto de siglo. El aceite está vivo y pierde muchas de sus propiedades si no se conserva adecuadamente.

      Nuestro aceite se merece tener nombre y apellidos y no ser un producto ofrecido a granel, sin garantías.
      Pero… si es normal que se implante esta medida! No se hace ya con la mantequilla, la mermelada, la mayonesa?? Tomaríamos sin recelos estos productos a granel y sin nombre en un bar o restaurante? Yo no. Puede que hace tres siglos, cuando el turismo no era más que “cuatro aventureros en busca de lugares remotos”, nos diera un poco igual la imagen que se llevaran de nuestro aceite, y seguro que comprarlo en una garrafa sin etiqueta ni nombre les parecería de lo más exótico, pero los tiempos han cambiado. Todos exigimos calidad, queremos saber, y sobre todo cuando se trata de alimentos, necesitamos saber fechas de caducidad, ingredientes, composición... Debemos exigir calidad y las marcas son las únicas que nos pueden ofrecer esa calidad garantizada.

      Seguro que a pesar de todo esto todavía habrá quien esta medida le parecerá excesiva o poco práctica. Se pueden poner objeciones tales como : a más envases, más residuos (que si son de vidrio son fácilmente reciclables), subida de precios en los establecimientos hosteleros, que si no pueden comprar a granel y rellenar aceiteras puede que tengan que pagar más por los nuevos formatos, probable subida de los costes de producción… Pero aun así, la medida me parece que beneficia al consumidor y creo que además va a hacer que se desarrolle la cultura del aceite de oliva. En este país estamos tan acostumbrados al aceite de oliva que parece que todos podemos distinguir un buen aceite de uno malo cuando algunas veces no es así, lo tenemos tan a mano desde siempre que no le damos la importancia que otros sí han sabido darle (léase italianos, por ejemplo).


      Tenemos el mejor Aceite de Oliva Virgen Extra del mundo, démosle la importancia, el reconocimiento y el respeto que se merece.

      No sé vosotros qué opináis...

Rossella

7 comentarios:

  1. Estamos contigo, la medida es perfecta. Pero es que hasta la mayor parte de los restauradores preocupados por la calidad que ofrecen a sus clientes ya les parecía bien antes de la nueva normativa. Otra cosa es el clásico chiringo enfocado al turismo que metía gato por liebre en todo lo que podía, o esas barras de desayuno de algunos hoteles o bares de carretera a las que muchos ya no íbamos ni antes de este decreto, porque lo de menos (te aseguro) era saber qué aceite usaban.
    ¿Vosotros os habéis planteado fabricar botellitas de vuestro aceite y disponéis de botellas con tapón no reutilizable? ¿o no os afecta?
    Me interesa saberlo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos,
      Claro, es indudable que la categoría del establecimiento afecta a todos los productos que ofrece y no es lo mismo un estrella Michelín que cuida hasta el más mínimo detalle, que un chiringo cutre donde hasta el cocinero fuma! (bastantes ejemplos de cutrerío y roña hemos visto ya en el programa de Chicote). Por eso nos fiamos o no de según qué sitios. Por eso nos fiamos de que la lechuga, el pescado o cualquier otro alimento, aunque no vaya etiquetado, en unos sitios es más fresco que en otros. Pero cuantas más garantías nos ofrezcan, mucho mejor para todos.

      Nosotros envasamos en botellas de 500ml con tapón irrellenable, que cumplen los requisitos de la nueva norma, no obstante también estamos estudiando nuevas botellas de menor capacidad, así como nuevos envases.

      Gracias por tu opinión!
      Saludos :)

      Eliminar
    2. Así es... Gracias por responder!

      Eliminar
  2. Pues mira, la verdad es que nunca me lo había planteado por la costumbre, pero llevas razón, la medida está muy bien y es cierto que con la mayonesa, mantequilla o mermelada si nos la sirvieran en el bote grande comenzado nos daría "cosa" por no decir asco....

    Un besazo y gracias por la info!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola asj,
      Gracias a ti por tu comentario
      :)

      Eliminar
  3. Con esto pasa como con la Ley Antitabaco, por ejemplo, que piensas, ¿ Cómo es posible que no se les haya ocurrido imponer estas medidas antes ?. Saludos PK.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! no no no no!!! con el tabaco no!! jaja
      Bueno, vale…. con lo del tabaco también…. Es mucho más sano para todos. (Aunque el vicio no me lo puedo quitar!).
      Un beso Monni

      Eliminar