...........................................................................................................................................................................................................

...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................

jueves, 25 de abril de 2013

SOPA ESCANDINAVA DE PATATA CON BACON Y CEBOLLINO


"Érase una vez..."
Jaja... No. Hoy no toca cuento, así que... niños, a hacer los deberes!

Hoy toca una sopa escandinava, y aunque por los ingredientes que lleva pudiera parecer mediterránea, prometo que es escandinava, y lo prometo porque la saqué del libro "The Scandinavian Cookbook" de Trina Hahnemann, donde hay cada receta...impresionante!, aunque la verdad es que las fotografías son excelentes y eso también ayuda mucho. Por cierto que las fotos son de Lars Ranek, Lars... un nombre muy escandinavo, sip... (Mi foto no es tan buena... en fin...)

Bueno, pues a lo que voy. La sopa estaba deliciosa, suave y al mismo tiempo con mucho sabor, y la mezcla de texturas cremosas y crujientes queda muy bien. Así que Suave/Sabrosa y Cremosa/Crujiente... Podría haberla llamado Sopa Contradictoria!!

Los ingredientes para 4 raciones son:

1,3 Kg de Patatas
2 Puerros
2 dientes de Ajo
2 hojas de Laurel
1 cucharada de Sal
1 cucharada de Pimienta negra en grano
1 L de Agua
100 ml de Nata para cocinar
100 gr de Bacon
4 cucharadas de cebollino picado
Picatostes

Pelamos las patatas, las troceamos en trozos grandes y las ponemos en una olla junto con los puerros (sólo la parte blanca) troceados, los ajos pelados, el laurel, la sal, los granos de pimienta y el agua. Ponemos la olla a fuego fuerte hasta que comience a hervir y entonces bajamos el fuego y dejamos que cueza durante unos 20 minutos.

Mientras cuece la sopa, troceamos el bacon en daditos y lo salteamos hasta que esté crujiente y dorado y lo reservamos sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa.
También cortamos en daditos unas rebanadas de pan de molde y los freímos (cuidado que se queman casi sin darte cuenta!!). Reservamos también sobre papel absorbente. (También podéis usar picatostes comerciales).

Quitamos la olla del fuego pasados los 20 minutos y retiramos las hojas de laurel. Trituramos todo con un robot de cocina , o con la batidora y volvemos a verterla en la olla. Añadimos la nata y removemos. Probamos de sal y servimos la sopa bien caliente con el bacon, los picatostes y el cebollino por encima.

Listo.

Espero que os guste.

Rossella

5 comentarios:

  1. Tiene que ser una delicia, qué rica. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  2. que curiosa receta, verdad? me encanta el colorcito!

    ResponderEliminar
  3. Qué rica, este fin de semana va a hacer falta una sopita así!! mmmhh

    ResponderEliminar
  4. Estás segura que no has pasado frío por allá arriba,jajajaja, ........la sopa tiene una pinta buenísima....saludos paco

    ResponderEliminar