martes, 26 de junio de 2012

DESCONTROL

El calor me descontrola, el verano me descontrola. 

Empezando por que ya no me levanto a las seis y media de la mañana como en invierno, cosa que agradezco, sino a las 8; pasando por que comemos a horas extrañas muchas veces; y acabando por que en verano a mediodía no me apetece hacer nada más que eso, no hacer nada...

Ando un poco descontrolada de horarios, por eso creo que lo mejor será escribir las entradas por la noche, cuando empieza a refrescar, porque si no no sé ni lo que escribo, no como hasta ahora que las solía colgar sobre las 4 o las 5 de la tarde... como esta.

En verano cocino menos... muchas veces comemos de picoteo, o el picoteo del aperitivo nos quita el hambre...

En verano las tardes son laaaaargas y una de dos (o de tres), o lo único que me apetece es tumbarme a la bartola a leer a la sombra, o tumbarme a la bartola a tomar el sol, o ponerme a hacer cosas de "necesidad de hacer cosas", tipo pintar lo primero que se me pone por delante, hacer móviles para la terraza con viejos collares, inventarme "esculturas" o hacer lámparas con tuercas, o ....cocinar ... yo que sé!


Este verano quiero comprarme una bici....y usarla!

En verano me muevo más, aunque me tumbe más a la bartola. A veces como fuera, a veces no ceno en casa, a veces me voy de fin de semana, a veces.... Que.... yo que sé. Eso... descontrol.

Así que lo dicho, a partir de ahora y hasta nueva orden, pongo el Blog en Situación de Descontrol. Publicaré cuando pueda e iré de visita a los blogs vecinos cuando encienda el ordenador, que puede ser a cualquier hora de cualquier día...
Voy a dejarme llevar por el calor y el descontrol. Seguro que muchos me entenderéis...

Ni me voy ni cierro por vacaciones, pero.... el verano es para vivirlo como mejor le apetezca a cada uno, eso creo...

Puede que alguien piense, "y la loca esta por qué da tantas explicaciones??"
Pues las doy porque, aunque esto lo tengo como mi propio cuaderno de recetas (en lugar de tener tres mil, así tengo uno) y no tengo la obligación de publicar a diario, y no gano nada con esto, ni me obliga nadie, ni vivo de ello... sé que muchos venís cada día o casi cada día, os asomáis a ver si hay algo nuevo, aunque sea de puntillas y sin decir nada, y creo que os merecéis una pequeña explicación sobre el descontrol que vais a observar a partir de ahora y durante todo el verano. Y porque así, de paso os agradezco que estéis ahí y os deseo un...

Feliz Verano a tod@s!!

Rossella

domingo, 24 de junio de 2012

BRAZO DE GITANO DE CHOCOLATE CON CREMA DE MASCARPONE AL CHOCOLATE

En un rato quemarán las Hogueras de San Juan... Bien! Soy muy poco de Hogueras yo... y de petardos menos... y de tropa de niños con cajas de petardos todavía menos.

Pues eso, que las queman ya.


Y no porque estemos en fiestas de Hogueras, sino porque nos apetecía, el pasado viernes organizamos una comida piscinera unas cuantas amigas.
Aquí el viernes el sol caía a pedradas, pero a la sombra, con la piscina al lado y bastantes líquidos para beber, la verdad es que estuvimos genial. La única pena fue que el piscinero no tuvo la más mínima intención de unirse a la fiesta, aunque bueno, pensándolo bien, tampoco es que el piscinero fuera George Clooney y además seguro que pensó que corría peligro en una reunión como esa (digo yo que sería por eso, porque ideales todas íbamos.... vamos!, que alguna había con pamela y todo... incluso con bikini de lentejuelas.... Pobre chico... se debió asustar...). Y es que cuando nos reunimos el Margarita Team... Aunque de esto casi prefiero no hablar, que todavía no tengo WhatsApp (no, no tengo, qué pasa??), con lo cual, oficialmente todavía no pertenezco al grupo, motivo por el cual soy la risita de todas las otras y motivo por el cual yo ahora me puedo "vengar" un poco de las chachiwhatsaperas (porque seguro que no me leen, están taaaan ocupadas mirando sus móviles.... que pasarán de esto, como si lo viera)(venganza acometida, a otra cosa mariposa).


Yo quedé encargada de llevar los postres. Hice dos: unas peritas de San Juan bañadas en chocolate (receta de Nueva Cocina Marroquí y que podéis ver aquí), y un Brazo de Gitano de Chocolate relleno de Crema de Mascarpone al Chocolate (es que el WhatsApp da ganas de comer chocolate por lo visto, porque todas estuvieron de acuerdo en que el postre era fundamental que llevara ese ingrediente).

Pero empecemos por el principio.
Para empezar y con unas cervezas frías, Mercedes y Verónica C (es que hay otra Verónica) sacaron unos encurtidos, unas almendras y un dip de queso con cebolla para mojar las patatas fritas.
Mercedes me dijo que el dip, que estaba buenísimo, se hacía tan fácil como mezclar una tarrina de queso para untar, tipo Philadelphia, con medio sobre de sopa deshidratada de cebolla (o en la cantidad que queramos, según gusto).

Ingrid trajo un pan relleno de salmón y queso camembert que estaba delicioso y que compró en "Pa i Sucre", una panadería pastelería que nos queda enfrente de casa y que hacen cada cosa....mmmm. 
Verónica, como buena donostiarra, aportó unas Gildas que estaban riquísimas.













La comida siguió con un gazpacho andaluz y una ensalada de aguacate y palmitos que también trajo Verónica C, muy fresco y que se agradecía mucho, igual que el de melón con virutas de jamón que hizo Mercedes.















También hubo pollo al curry, de Verónica C otra vez, y un vitello tonnato de Mercedes. Ambos platos muy ricos.




Y creo que ya acabamos con el postre... del que os paso la receta:

Para el bizcocho del brazo de gitano se necesita:

4 Huevos
100 gr de Azúcar
90 gr de Harina de repostería
2 cucharadas soperas de Cacao en polvo

Precalentamos el horno a 180ºC.
Separamos las claras de las yemas.
Montamos las yemas con dos cucharadas del azúcar hasta que blanqueen.
Montamos las claras a punto de nieve y casi al final les incorporamos el azúcar y seguimos montando un poco más.
Mezclamos las claras con las yemas con cuidado para que no se bajen.
Tamizamos la harina con el chocolate sobre la mezcla de huevos poco a poco a la vez que mezclamos con movimientos envolventes.
Vertemos la mezcla en una bandeja de horno forrada de papel de hornear. Repartimos en una capa uniforme formando un rectángulo y horneamos unos 10 minutos (no debe quedar crudo, pero tampoco dorado o se nos romperá cuando lo enrollemos).
Cuando lo saquemos del horno, tendremos preparado un paño limpio y húmedo del tamaño del bizcocho. Sin quitar el papel de hornear, ponemos el bizcocho sobre el paño y lo enrollamos por el lado más ancho, para que se amolde a la forma y dejamos reposar mientras hacemos el relleno. Para hacerlo necesitamos:

300 gr de queso Mascarpone a temperatura ambiente
50 gr de Azúcar glas
2 cucharadas de Cacao en polvo
1 cucharada de Cointreau

Ponemos todos los ingredientes en un cuenco y removemos bien hasta obtener una crema uniforme.

Desenrollamos el bizcocho, lo rellenamos y lo enrollamos de nuevo poco a poco quitando el papel de hornear a medida que lo vamos enrollando.

Espolvoreamos con cacao, azúcar glas y almendras fileteadas tostadas y... listo!

Feliz Cremá de Hogueras!

Rossella



miércoles, 20 de junio de 2012

TORTILLA CON CAMARONES Y PIMIENTOS DEL PIQUILLO


Tortilla "con", no "de"...

La verdad es que pensaba hacer tortilla de patatas, pero cuando fui a buscar las patatas...pues no tenía. Bueno, tenía dos, enanas y llenas de grillos, un desastre! También me encontré con tres boniatos en un estado muy similar al de las patatas, pero éstos los aproveché y los puse en agua. A ver si me sale una planta (y me echa de la cocina, porque ya no me cabe nada más, así que sólo me faltaba vegetación salvaje.... me veo entrando con machete!!)
Pero sí tenía unos camarones, así que... tortilla con camarones al canto! La hice pequeña, porque sólo íbamos a comer dos, así que si la vais a hacer, añadid más cantidad de los ingredientes, que son:

100 gr de Camarones
4 Huevos
2 dientes de Ajo
Perejil picado
Sal y Pimienta
Pimientos del piquillo asados
Aceite de oliva virgen

En un bol batimos los huevos, con un poco de sal, pimienta y perejil picado.

En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva y cuando esté templado echamos los ajos picados lo más finamente que podamos. Cuando empiecen a tomar color añadimos los camarones, damos unas vueltas y dejamos que se hagan (unos 3 minutos serán más que suficiente). Retiramos del fuego echamos los camarones a la mezcla de huevos. Removemos.

Con el aceite restante y en la sartén en la que hemos hecho los camarones, cuajamos la tortilla.

Colocamos por encima de la tortilla los pimientos del piquillo y listo!

Espero que os guste.

Saludos...

Rossella 

lunes, 18 de junio de 2012

RUSTIDERA DE CORDERO



En casa siempre hemos llamado así a este plato. En realidad es un asado de cordero con verduras que me encanta y que ha sido un plato que me ha acompañado desde siempre. Un plato típico de casa, vamos...

La verdad es que la carne de cordero me gusta más bien poco, a no ser que la coma en barbacoa o en este y otro plato que os pondré en breve. No me gusta la carne de cordero porque tiene las fibras muy largas y siempre se me hace "bola" como a los niños... ejem.... bola p'acá, bola p'allá.... me resulta interminable. Así que ya sabéis, si me queréis invitar a comer, ahorraos la pierna de cordero asada típica, porque me la comeré, pero....nop. 

Seguro que muchos de vosotros hacéis asados similares...

Para esta receta se usa pierna de cordero, pero fileteada, así que las fibras me parecen menos. De todas formas, siempre me como primero la carne corriendo y luego las verduras tranquilamente que es lo que más me gusta de este plato. Je. Y es que el sabor que las verduras dan a la carne y la carne a las verduras es buenísimo. Os cuento. Los ingredientes son para 4 personas:

4 filetes de pierna de Cordero
1 Pimiento verde
1 Pimiento rojo
2 Cebollas
2 Berenjenas
4 Patatas pequeñas
2 Tomates ó 12 Tomates Cherry
4 dientes de Ajo
Sal
Pimienta
Aceite de Oliva virgen
Perejil
Orégano
Pimentón dulce
Piñones
1/2 vasito de Coñac o Vino tinto
1/2 vasito de agua

Primero precalentamos el horno a 200ºC.

En una fuente de horno, o mejor en una rustidera (la mía no es rectangular sino redonda, como la de la foto), ponemos un chorro de aceite de oliva y por encima hacemos una cama de cebolla, pero partidla en rodajas y no separéis los aros.
Sobre la cebolla ponemos la carne, y en los huecos que queden vamos poniendo las verduras: Las patatas peladas y partidas a la mitad, la berenjena en rodajas, los pimientos en cuartos y los tomates partidos por la mitad (si son cherry, enteros).
Pelamos los ajos, los laminamos y los repartimos por encima.
Incorporamos los piñones.
Sazonamos al gusto con sal, pimienta, pimentón, perejil y orégano (secos o frescos, como lo tengáis).
Regamos con un poco más de aceite de oliva, el vino o coñac y el agua.

Metemos al horno, sin tapar, durante más o menos una hora (según os guste de tostadito). Mientras esté en el horno, vamos regando con el líquido de cocción de vez en cuando.

Listo!

Es una receta muy sencilla, pero que es una de mis comidas favoritas y que no cuesta nada de hacer y sobre todo... que no ensucia la cocina!

Espero que os guste.

Rossella





viernes, 15 de junio de 2012

EL ALMÍBAR, RECETAS Y PUNTOS

Acabo de poner nísperos en almíbar. La idea me la dieron los geniales Nueva Cocina Marroquí, que durante toda esta semana han estado dando recetas con Mzah (nísperos). Para esta receta mezclé un almíbar normal con su receta de Confitura de mzah con menta. Pero luego os cuento cómo lo he hecho, primero quiero hablar sobre el almíbar y sus diferentes puntos.


El almíbar tiene muchísimos usos: salsas, sorbetes, helados, merengue, conservas, para mojar pasteles y bizcochos, hacer caramelos...
Se puede preparar de varias formas y es muy fácil de hacer.

La proporción más común es de media taza de azúcar y una taza de agua, pero muchas veces y según la receta que vayamos a preparar, esta proporción puede variar.

La receta clásica del almíbar sería:
1 taza de Agua
1 taza de Azúcar
Ponemos los ingredientes en una cazo y llevamos al fuego medio durante unos 15 minutos, sin dejar de remover para que no caramelice, hasta que espese.

Otra receta sería:
3/4 Kg de Azúcar
3 tazas de Agua
Zumo de medio Limón
Mezclamos el agua y el azúcar hasta que esté completamente disuelto, lo llevamos al fuego y cuando esté caliente, añadimos el zumo de limón. Cuando comience a hervir y a espesarse ya estará listo.

Otra receta de almíbar es:
2 vasos de Agua
1 cucharada del Licor que nos guste
1 vaso de Azúcar
1 trozo de corteza de Limón
Diluimos el azúcar en el agua dentro de una cacerola y llevamos al fuego. Añadimos la corteza de limón y el licor y removemos hasta obtener la consistencia deseada.

Usemos la receta que usemos, siempre tendremos que tener en cuenta el uso que le vamos a dar y cual es el punto que requiere la receta. El punto del almíbar es el espesor del mismo. A medida que vamos cocinando el almíbar, va adquiriendo diferente textura, y ese es el punto.

A no ser que la receta indique otra cosa, cuando necesite de almíbar calcularemos una parte de agua por dos de azúcar. Se mezclan los ingredientes y llevamos a ebullición. Removeremos de vez en cuando, pero nunca cuando empiece a hervir, porque si lo hacemos cristalizará. Y a partir de esta receta podremos obtener los distintos puntos del almíbar:

Primer Punto o Almíbar Liviano o Punto Levadura:

Es cuando dejamos hervir la mezcla de azúcar y agua durante unos 5 minutos más o menos.
Sabremos que está listo cuando sumergimos una espumadera y al sacarla se forma una película fina que tapa los agujeros.

Segundo Punto o Hilo Flojo o Hebra Floja:

Este punto estará listo cuando al retirar un poco de almíbar con una cucharita, lo enfriamos un poco, mojamos los dedos índice y pulgar, y al juntarlos y separarlos se forma una hebra fina que se corta enseguida. También podemos sacar una cucharada y volcarlo desde lo alto hasta que al final el almíbar forma un hilo que se corta y sube.

Tercer Punto o Hilo Fuerte o Hebra Fuerte:

Para comprobar que está listo, hacemos lo mismo que en el punto anterior, pero esta vez el hilo no se debe cortar de inmediato, porque es más consistente. Si hacemos la prueba con la cuchara, el almíbar cae como una hebra que se aguanta sin romperse.

Cuarto Punto o Bola Blanda o Punto de bola:

Está cuando si colocamos en una taza con agua un poco de almíbar, se forma una bolita que cuando la tocamos está blanda y se le puede dar la forma que queramos con la yema de los dedos. Se usa para fondant o caramelos blandos.

Quinto Punto o Bola dura:

Si empleamos el procedimiento anterior, la bolita que se formará será mucho más dura y no se deformará aunque todavía sea modelable. Se usa para caramelos duros.

Sexto Punto o Punto de Caramelo:

Para saber si está listo, con una cuchara tomamos un poco de almíbar y lo vertemos sobre una superficie de mármol (o parecida). Si la gota queda más bien dura es que se ha alcanzado el punto deseado, aunque no haya tomado color de caramelo.
La retiraremos del fuego inmediatamente después de haber alcanzado el color deseado y usarlo enseguida.
Se utiliza para pasteles, tartas y cobertura de frutas, así como para bañar flaneras y moldes.

Si vemos que se nos ha pasado del punto que necesitábamos, podemos arreglarlo: sólo hay que añadir un poco de agua y seguir cocinando hasta alcanzar el punto requerido por la receta.

Si vamos a bañar un bizcocho o pastel, el almíbar debe estar caliente y los bizcochos tibios para que se empape todo uniformemente.

Y ahora sí os cuento cómo he hecho mis Nisperos en Almíbar.

Los ingredientes:
1 Kg de Nísperos
750 gr de Azúcar
750 ml de Agua
250 ml de Agua de Azahar
El zumo de 1 Limón
1 Clavo de especia
Unas hojas de Menta fresca

Pelamos los nísperos y les quitamos las semillas y la tela que las recubre. Reservamos rociados con limón para que no se oxiden.

Preparamos el almíbar disolviendo el azúcar en el agua y el agua de azahar. Llevamos al fuego e incorporamos el clavo y las hojas de menta. Dejamos que llegue a ebullición, removiendo de vez en cuando y dejamos cocer unos 15 minutos. Retiramos el clavo y la menta.

Llenamos los tarros con los nísperos y rellenamos con el almíbar hasta casi el borde. Cerramos bien y dejamos boca abajo unos minutos.
Si queremos hacer conserva, ahora deberíamos hervir los tarros, poniendo en el fondo de la olla un trapo de cocina y luego los tarros. Llenamos la olla con agua fría, ponemos al fuego y dejamos unos 15 minutos desde el momento que empiecen a hervir. Dejamos enfriar en la olla y listo.
Yo no quería hacer conserva, así que este paso me lo he saltado.

Espero que os haya servido la información.

Feliz fin de semana a tod@s!

Rossella


miércoles, 13 de junio de 2012

ARROZ AL HORNO CON EMBUTIDOS o ARROZ DE SAN ANTONIO


Creo que esta es la segunda receta de arroz del blog... No me lo explico... De Alicante, la tierra de los arroces, y con lo que me gusta el arroz de cualquier manera, y sólo dos recetas! Intentaré arreglarlo...

Este es un arroz muy sencillo y que siempre sale bien. Al estar hecho con embutidos, cada cual puede adaptarlo a los sabores de su zona, con lo que siempre lo puedes hacer tuyo porque los embutidos son los de tu zona y los sabores familiares.

Lo llamo Arroz de San Antonio porque se hace con embutido de cerdo, y ya se sabe que San Antonio llevaba un cerdito... Además, ahora que me doy cuenta, hoy es San Antonio! jaja qué casualidad!

Hacía mucho tiempo que no lo comíamos en casa y ya lo echaba de menos... Os explico cómo lo hago.


Los ingredientes, para 4 personas son:

3 vasitos (medida) de Arroz
3 Longanizas frescas
2 Morcillas de cebolla
2 Blancos (lo lógico es que se llamen Blancos, porque es un embutido de color crema, pero en mi pueblo los llamamos Negrets, o sea, negritos...)
1 cabeza de Ajos
1 Tomate
6 vasitos (como los de arroz) de caldo de pollo, o agua
1 pastilla de Caldo (si vamos a hacerlo con agua)
1 cucharadita de Colorante alimentario
2 o 3 cucharadas de garbanzos cocidos
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Precalentamos el horno a 220ºC, y mientras se va calentando empezamos a hacer el arroz.

Primero, ponemos a calentar un chorrito de aceite de oliva (2-3 cucharadas), en una fuente de barro. Cuando esté caliente, echamos una cabeza de ajos entera, con un corte alrededor, y dejamos que se dore un poco.
Mientras tanto, rallamos el tomate y cuando la cabeza de ajos empiece a dorarse, vertemos el tomate y damos unas vueltas. En unos 2 o 3 minutos, echamos el arroz junto con el colorante y la pastilla de caldo (en caso de necesitarla).
Dejamos que se sofría un poco el arroz y echamos el caldo (o el agua), procurando que la cabeza de ajos quede en el centro de la fuente, rodeada de arroz. Salpimentamos.
Alrededor de la cabeza de ajos echamos los garbanzos cocidos y el embutido troceado a rodajas.
Cuando empiece a hervir, lo metemos en el horno para que se acaba de hacer, durante 15 minutos.
Dejamos reposar un minuto más fuera del horno antes de servir.

Listo!

Este arroz, al ser al horno, lleva la misma cantidad de agua que de arroz, no le pongáis una medida de más como a los otros arroces.

Espero que os guste.

Rossella




martes, 12 de junio de 2012

SALPICÓN DE PULPO Y LANGOSTINOS


Ayer me enteré que para pescar un pulpo hay que cogerlo de la cabeza y sorprendiéndole. Son muy escurridizos, pero si lo consigues agarrar por la cabezota, se enrollan a tu brazo con sus tentáculos y... pulpo a la olla!
Pero que nadie se lleve a engaño.... ni he agarrado, ni pienso coger nunca un pulpo vivo, ni por la cabeza ni por ninguna otra parte. Yo lo compro ya pescadito y felizmente descansando en el otro barrio. Mientras no se mueva, me vale. Y es que hasta hace bien poco yo era de las que primero metían la cabeza en el mar, y si no se veía nada vivo y coleando, entonces acababa de meter el resto del cuerpo en el agua. Ahora ya me he envalentonado y me gusta ver la fauna marina a mi alrededor. Lo de tocarla ya veremos si llega algún día...

Bueno, pues lo dicho, que el pulpo de esta receta lo he comprado ya cocido. Para el salpicón me da un poco igual no hervirlo yo misma, para otras recetas sí lo compro crudo, y he hecho lo mismo con los langostinos.

Los ingredientes de este salpicón son:

Un Pulpo de 1Kg, más o menos, cocido.
1 Kg de Langostinos gorditos cocidos.
1/2 Pimiento verde.
1/2 Pimiento rojo.
1 Cebolleta tierna.
Perejil picado.
Sal y Pimienta
1 vasito de Aceite de oliva virgen.
1/2 vasito de Vinagre de manzana.
1/4 de vasito de Agua.


Primero corto la cebolleta en brunoise y la pongo a remojo para suavizar el sabor mientras sigo cortando los pimientos también en brunoise (o sea, en trocitos pequeñitos).
Escurro la cebolleta y la pongo junto a los pimientos en un bol grande. Luego añado el pulpo en trozos y los langostinos pelados y cortados por la mitad. Espolvoreo con el perejil picado y sazono con sal y pimienta.
Por ultimo añado la vinagreta (batiendo en un bol el aceite, el vinagre y el agua hasta que emulsione), y lo remuevo todo bien.
Guardo en la nevera hasta la hora de servir para que esté frío.

Listo!

Espero que os guste.

Rossella


domingo, 10 de junio de 2012

COCA DE ALMENDRA SIN HARINA


Qué calor hace!
Ya estamos a 40 de Mayo, así que ya me quité el sayo y compré granizado de limón... Y ahora con qué mojamos?
La pura verdad es que he comprado el granizado para mojarlo con un chorrete de vodka en cuanto caiga el sol, que para eso estamos a sábado y mañana no hay que madrugar, pero me he puesto a pensar y... me apetecía cocinar algo! (A veces me parece que voy al revés del mundo... cuando a nadie le apetece ponerse con el horno, a mi sí... en fin).

Cuando me dieron esta receta, la apunté con el nombre de "Coca Charo", pero no recuerdo por qué. Supongo que sería porque la receta es de Charo, una amiga de mi abuela... Sí, será por eso. Es que mi abuela tenía una amiga en Biar que hacía unas cocas requetebuenas.

Esta no lleva harina, así que supongo que los celíacos no deberían tener problemas con ella, aunque he leído que algunos alimentos como los frutos secos pueden contener gluten, así que si hay algún celíaco en la sala que por favor me saque de la duda. Lo digo porque esta coca no lleva harina, pero sí almendra.

Para hacerla se necesitan:

7 Huevos grandes
200 gr de Azúcar
250 gr de Almendra cruda pelada y rallada
Ralladura de un Limón
Canela en polvo (opcional)

Precalentamos el horno a 160ºC.

Forramos una bandeja de horno de 25 x 30 cm aproximadamente con papel de hornear.

Separamos las claras de las yemas.

Montamos las claras a punto de nieve, y cuando estén bien firmes, añadimos el azúcar, removemos con movimientos envolventes con una cuchara de madera hasta que esté mezclado, y repetimos la operación luego con las almendras ralladas, y luego con las yemas un poco batidas y la ralladura de limón. Cuando tengamos hecha la mezcla, la vertemos en la bandeja de horno y horneamos durante unos 20 minutos (o hasta que al pincharla con un palillo éste salga limpio).

Muy Importante: Cuando la saquemos del horno, hay que taparla con un papel de hornear hasta que se enfríe por completo, para que no se reseque.

Luego la espolvoreamos con canela si nos gusta y si no, pues tal cual.

Lista! Ya tenemos algo que mojar en el granizado de limón (con vodka! je)

Espero que os guste.

Rossella





viernes, 8 de junio de 2012

MINCHOS



"Estás hecho de pasta de mincho!!"
Eso es lo que decimos en mi pueblo a quien es un blando, un pocasangre, un flojo, un tibio, un cobardica... Y no entiendo muy bien por qué, porque los minchos están buenísimos... Aunque también es verdad que la pasta de los minchos es blandita, muy blandita...

Foto de linkalicante.com
Los minchos son típicos de Tibi, que es un pequeño pueblo del norte de la provincia, en el que se encuentra uno de los pantanos más antiguos de Europa. Este pantano empezó a construirse en 1580 bajo la dirección de  Juan Bautista Antonelli y su sobrino Cristóbal Antonelli por mandato del rey Felipe II en el cauce del río Monnegre. En su tiempo fue la presa más importante de Europa y de todo el mundo, por su altura, que supera los 40 metros. Se construyó con el fin de almacenar las aguas de un río muy curioso, que nace en la Sierra de Onil,  con el nombre de Río Verde, y que a partir del pantano, este río pasa a llamarse Monnegre y al llegar a la huerta de Alicante y hasta su desembocadura en Campello recibe el nombre de Río Seco.

La receta, que es muy muy sencilla y con un resultado fantástico, me la dio una señora de Tibi a quien le salen riquísimos. Ella los hace a ojo, pero yo los he ido haciendo y pesando los ingredientes para estar segura de que os salen. En realidad no sé por qué me hago la importante, porque la masa sólo lleva dos ingredientes!! jaja
Bueno, os cuento. Necesitaremos:

1/2 L de Agua
250 gr de Harina de fuerza
Aceite de oliva virgen
Sal

Primero forramos una placa de horno con papel de hornear y calentamos el horno a 180ºC.

Ponemos a calentar el agua en un cazo, y cuando comience a hervir, retiramos del fuego y le incorporamos de golpe toda la harina. Removemos con una cuchara de madera hasta conseguir una masa bastante blanda, un poco pegajosa y sin grumos.

Esperamos a que temple para no quemarnos y cogemos una cucharada grande de la masa, la ponemos sobre la placa de horno forrada anteriormente y allí mismo formamos la torta, aplastando la masa con los dedos hasta dejarla de unos 5 o 6 milímetros de espesor (si se nos pega mucho a las manos nos las podemos untar con aceite de oliva), dándoles la forma deseada, y haciendo un borde con los dedos.
Se puede hacer también una sola torta grande... o varias más pequeñas... como queráis.


Una vez formadas las tortas con sus respectivos bordes, les ponemos por encima pellizcos de harina hasta que todo el fondo quede cubierto con una capa de medio centímetro aproximadamente. Luego les echamos un chorro de aceite (intentando repartirlo por la harina, en espiral), y sal al gusto.

Horneamos durante una media hora más o menos, hasta que los minchos estén doraditos.

Listo!

Os recomiendo que los probéis, es una torta diferente y muy buena. A mi me gusta comerlo con aceitunas y una cerveza o vino, pero a mi madre le gusta con una onza de chocolate.... Así que va con todo!

Espero que os guste.

Rossella

jueves, 7 de junio de 2012

BOLLOS DE CARDAMOMO



A qué huelen las nubes?
Pues ni idea, a lo mismo que sabe el cardamomo?
Tiene un sabor un poco cítrico, mezclado con alcanfor...no sé...pero muy sutil todo, aunque muy aromático. Me gusta mucho. Es de esos olores que querrías tener por casa siempre, cálido y fresco a la vez. Por eso cuando encontré esta receta pensé que tenía que hacerla tal cual, sin cambiar nada, sin disfrazar ni acompañar el sabor y el aroma del cardamomo.


Foto de Cardamomo - http://www.scu.edu.au/ - http://www.dlc.fi/~marianna/
Es una especia que viene del sur de la India, Birmania, Sri Lanka, Tanzania y Vietnam, pero también se cultiva un cardamomo de gran calidad en Guatemala. Después del azafrán y la vainilla es la tercera especia más cara.
Es uno de los componentes básicos del gram masala y del curry.


Estimula la digestión, combate la flatulencia y despierta el apetito, y con ella se pueden aromatizar tanto platos dulces como salados.


Este es el que usé.
Para hacer esta receta no encontré cardamomo molido, (tampoco es fácil encontrarlo en semilla, pero en tiendas gourmet sí lo suele haber) así que tuve que abrir las semillas y machacarlas con el mortero y fue una delicia poder apreciar todo el aroma de esta especia.


Estos bollos son muy comunes en la cocina escandinava, y muchas veces los toman con chocolate caliente. Para cocinarlos he utilizado los siguientes ingredientes (para unos 28 bollos):


50 gr  de Levadura fresca
750 ml de Leche tibia
50 g de Mantequilla derretida
1 kg de Harina de trigo normal
1 cucharadita de Cardamomo molido
2 cucharadas de Azúcar impalpable
2 cucharaditas de Sal
1 Huevo


Y se hacen así:

Disolver la levadura en la leche tibia en un bol, añadir la mantequilla derretida.
Tamizar la harina, el cardamomo, el azúcar y la sal, y añadir todos estos ingredientes secos juntos a la mezcla de leche con levadura.
Amasar en el bol hasta que la masa se separe un poco de las paredes del bol, y entonces seguir amasando unos 5 minutos más sobre una superficie ligeramente enharinada.
Hacer una bola con la masa y volverla a depositar en el bol, cubrir con un paño de cocina y dejar que leve durante una hora. Pasado ese tiempo, volver a amasar para sacar el aire y dar forma a los bollitos.


Colocar los bollos en dos bandejas de horno forradas con papel de hornear, cubrir con paño de cocina y volver a dejar levar durante unos 20 minutos.

Precalentar el horno a 200 º C. Pintar cada bollo con huevo batido y hornear durante 15-20 minutos aproximadamente (depende del horno, los mios estuvieron listos en 14 minutos, pero es que mi horno calienta más de lo que debe...).


Listos!


Espero que os guste.


Rossella

miércoles, 6 de junio de 2012

PASTA AL PESTO


El pesto es una de las salsas más típicas de la gastronomía italiana, de color verde claro y que se prepara en frío con hojas de albahaca fresca, aceite de oliva, piñones, ajo, queso parmesano (en ocasiones pecorino también), sal y pimienta.

La palabra "pesto" viene del genovés "pestare", que significa machacar o moler en el mortero, por eso lo más auténtico es hacer esta salsa en el mortero, aunque también se puede hacer en la batidora eléctrica. Personalmente me gusta mucho más hacerla en el mortero, porque al machacar los ingredientes en lugar de cortarlos con las aspas de la batidora, se le saca mucho más sabor y se emulsiona mejor.

Esta salsa genovesa es ideal para acompañar platos de pasta, y aunque la receta tradicional lleva los ingredientes que he enumerado antes, se pueden encontrar muchas variantes, como el pesto rojo, que lleva tomates secos, o el pesto siciliano, que en lugar de piñones lleva almendras y en lugar de albahaca carne de tomate fresco.

Yo os cuento cómo hago el mío, el Pesto Rossellini! jaja
En el mortero pongo, por este orden:

Una pizca de Sal y otra de Pimienta
Un diente de Ajo

Machaco bien, y cuando el ajo ya está hecho una pasta, añado:

4 cucharadas soperas de Piñones de pino

Machaco hasta que los piñones están aplastados en su gran mayoría (si queda algún trocito sin machacar no me importa, al revés, me gusta más). Luego añado:

60 gr de hojas de Albahaca fresca (más o menos, no es una cantidad exacta)

Y vuelvo a machacar las hojas junto a todo lo demás, hasta que están como una pasta. Echo entonces:

1/2 vaso aproximadamente de Aceite de oliva virgen

Y lo hago poco a poco, en hilo y removiendo continuamente. Al final rallo:

125 ó 150 gr de Queso Parmesano

sobre la mezcla y remuevo hasta emulsionarlo todo.

Las cantidades son aproximadas, se puede poner un poco más de esto y un poco menos de aquello. Hay que ir probando para llegar a hacerla a nuestro gusto.


Para hacer el plato, hervimos la pasta para que quede al dente, emplatamos y por encima ponemos unas cucharadas de pesto y más Parmesano recién rallado.

Listo!

Espero que os guste...

Rossella

martes, 5 de junio de 2012

PATÉ DE HÍGADO DE POLLO CON HERBERO




Hace un tiempo me dejaron un libro de cocina escandinava que contenía un montón de recetas con una pinta buenísima, y me copié unas cuantas que ya os iré contando, porque las que he probado están deliciosas.

Esta que publico ahora es una de ellas, pero adaptada a mi zona del Mediterráneo. La receta no dejaba de ser un paté de higadillos de pollo, pero su originalidad residía en que en los ingredientes se encontraba un licor de grano escandinavo, que tiene un sabor muy especial: el aquavit o akavit, y que es un tipo de aguardiente que se condimenta con varias hierbas aromáticas, entre ellas la alcaravea, y con un toque ligero de naranja.

Me gustan mucho los patés y decidí hacerlo. El problema es que me resultó imposible encontrar el aquavit, así que pensé en el herbero...
El herbero es un destilado tradicional de la zona de la Sierra de Mariola, pequeña estribación montañosa situada al norte de la provincia de Alicante, con una impresionante riqueza botánica, donde predominan las plantas medicinales propias del Mediterráneo. En los pueblos que rodean esta sierra hay mucha costumbre de "fer herbetes" (salir a la sierra a buscar hierbas), y de toda la vida se ha elaborado el herbero con ellas.


No hay una receta concreta, porque en cada pueblo y en cada casa de cada pueblo se elabora con hierbas distintas según recetas que pasan de padres a hijos, pero se ha llegado al acuerdo de que para que pueda denominarse herbero debe llevar al menos cuatro de estas dieciséis hierbas: salvia, manzanilla, poleo, hierba luisa, raíz de cardo santo, menta piperita, rabo de gato, hinojo, anís, melisa, agrimonia, ajedrea, zamarrilla, hierba de San Guillermo, tomillo y cantueso.  Las hierbas se tienen que recolectar obligatoriamente en la Sierra de Mariola y en su mayor momento de floración, lavarlas y secarlas al aire para a continuación proceder a la elaboración de la bebida. Este proceso puede ser por destilación o maceración.
El color del destilado puede variar mucho de unas recetas a otras,  puede además ser dulce o seco según si se le añade azúcar o no, y su graduación alcohólica puede ir desde los 22º a los 40º.
Por todo esto, el sabor de los licores puede diferir mucho de unos a otros, pero todos ellos comparten el ser bebidas anisadas, porque la base de anís está siempre presente.

El herbero que yo he utilizado en esta receta es el que veis en las fotos, y es del tipo seco, es decir, sin azúcar.

Los ingredientes para hacer este paté son:

30gr de Mantequilla
1 Cebolla picada
3 dientes de Ajo picados
800gr de higadillos de Pollo limpios
200gr de pechuga de pollo picada
Ramitas de Tomillo fresco
200ml de Herbero
250gr de Mantequilla fría en cubos
250ml de Nata de cocina o creme fraiche
Pimienta de colores en grano
Corteza de naranja
Sal y Pimienta

Calentamos los 30gr de mantequilla en una cacerola grande, agregamos la cebolla y el ajo picados y sofreímos hasta que estén blandos.
Añadimos los higadillos, la pechuga y el tomillo y dejamos cocer durante 10 minutos removiendo de vez en cuando.
Subimos el fuego, añadimos el herbero y un trozo de corteza de naranja, bajamos el fuego y cocinamos a fuego lento durante 4 o 5 minutos más.
Apagamos el fuego y dejamos reposar la mezcla en la cacerola durante 5 minutos.


Retiramos las ramitas de tomillo y la corteza de naranja, y pasamos la mezcla a un procesador de alimentos para triturarla (con la batidora, la Thermomix, la minipimmer...hasta el punto que os guste). Una vez triturada añadimos la mantequilla fría, la nata, la pimienta en grano y mezclamos bien hasta que esté suave.
Sazonamos al gusto con sal y pimienta recién molida.
Vertemos el paté en una tarrina y dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente.

Listo!

Espero que os guste.

Rossella