viernes, 30 de septiembre de 2011

ESTOFADO DE COSTILLEJAS

Ya era hora de que actualizara el blog.
No es que no haya cocinado en toda la semana, pero es que he estado un poco ocupada y no he tenido demasiado tiempo.

Hoy a mediodía hemos comido estofado. A mi ya hacía tiempo que me apetecía y precisamente anoche mi hijo me dijo que por qué no lo hacía para comer hoy, así que le he dado gusto al niño... jeje.

Los ingredientes para 4 personas son:

- 600 gr de Costillejas de cerdo
- 1 cabeza de Ajos
- 2 Cebollas
- 2 hojas de Laurel
- 2 Clavos de olor
- 2 cucharadas soperas de Pimentón dulce
- 1 copa de Vino tinto
- 4 salchichas frescas
- 1 pastilla de Caldo
- Agua
- 4 Patatas
- Sal y Pimienta
- Aceite de oliva

Necesitaremos una cacerola y una sartén, porque los ingredientes se van rehogando en la sartén y añadiendo poco a poco a la olla.

Primero, limpiamos bien la cabeza de ajos de las pieles de fuera y de las raíces, y le hacemos un corte alrededor.
En la sartén ponemos un chorro de aceite (pues... como medio vasito), y ponemos a freír la cabeza de ajos entera y las hojas de laurel. Cuando empiecen a tomar color las reservamos dentro de la cacerola.

En ese mismo aceite, rehogamos las costillejas hasta dorarlas junto con las salchichas cortadas en trocitos, y los reservamos también en la cacerola.

Seguimos con el mismo aceite. Ahora rehogamos las cebollas cortadas en medios aros. Cuando estén transparentes y empiecen a tomar color, añadimos los clavos, la pastilla de caldo y una punta de cuchara de pimienta molida. Damos unas vueltas más y apartamos del fuego. Echamos ahora el pimentón para que no se queme, y damos unas vueltas. Lo incorporamos todo (aceite incluido) a la cacerola.

Ponemos al fuego la cacerola y añadimos una copita de vino. Removemos un poco y cubrimos todo bien con agua. Cuando comience a hervir, incorporamos las patatas escachadas.

Dejamos cocer todo junto a fuego muy lento durante unas dos horas. Mientras probamos y rectificamos de sal si fuera necesario.

Como diría mi sobrina..... Mmmmm Delicious!!


lunes, 26 de septiembre de 2011

RABO DE TORO


Llegó la hora de una de mis recetas favoritas!!

La tradición dicta que este plato se elabore con los rabos de los toros que se lidian en las plazas de toros pero es un producto escaso y que sólo lo hay en determinado tiempo, así que se convierte en un ingrediente caro... hay que pagarlo. Por eso yo suelo hacer esta receta con rabo de añojo o de Buey.

Es un plato que lleva su tiempo de elaboración, pero es muy fácil de hacer y merece la pena.

La carne debe quedar tan tierna que al tocarla con un tenedor se desprenda del hueso, así que el tiempo de cocción es largo.

Para 4 personas, los ingredientes necesarios son:

- 2 kg de Rabo de toro

- 3 Puerros

- 1 Pimiento rojo

- 4 Cebollas

- 4 Zanahorias

- 4 dientes de Ajo

- ½ L de Caldo de carne

- 1L de Vino tinto

- 2 hojas de Laurel

- 2 Clavos

- Sal y Pimienta

- Harina para rebozar

- Aceite de oliva

El rabo ya se vende cortado en trozos más o menos iguales, así que sólo hay que salpimentarlo y enharinarlo y dorarlo en aceite de oliva en una cazuela. (Yo pongo más o menos 4 o 5 cucharadas de aceite en la cazuela). Cuando estén dorados, los reservamos.

En esa misma cazuela, pochamos el puerro, el pimiento, las cebollas, zanahorias, y los ajos (enteros, pelados), cortados en trozos no muy grandes. Añadimos también el laurel y los clavos.

Cuando las verduras estén blanditas sazonamos, volvemos a incorporar los trozos de rabo de toro y cubrimos con el vino y el caldo.

Cuando rompa a hervir, desespumamos si es necesario y tapamos la cazuela. Lo dejamos cocer a fuego lento, lento, unas tres horas. Luego probamos por si acaso es necesario rectificar de sal y comprobamos que la carne está tierna (lo dicho, que se separe del hueso).

Sacamos los trozos de rabo a una fuente de servir y pasamos la salsa por un chino. La salsa debe quedar espesita, así que si no está lo suficientemente espesa, la podemos reducir en un cazo al fuego.

Cubrimos la carne con la salsa y servimos acompañado de puré de patata o patatas fritas.

viernes, 23 de septiembre de 2011

SANGRÍA DE SIDRA


Creo que estoy descubriendo que la fruta me gusta mezclada, no agitada. Jaja...

Ingredientes:
1 botella de Sidra
1 botella de Vino blanco
1 vaso de zumo de Manzana
2 Naranjas
2 Limones
2 Manzanas
12 cerezas escarchadas

Lava perfectamente las frutas, quítales las semillas y corta las manzanas en gajos y las naranjas y limones en rodajas finas.

Pon toda la fruta en un recipiente o una jarra de cristal y vierte el vino, la sidra y el zumo de manzana. Déjalo macerar en la nevera unas dos horas y antes de servirlo, añade unos cubitos de hielo.

Deliciosa.

HUEVOS A LA TORRE

No sé por qué se llaman así, pero esta receta la hacía mi abuela María, luego mi madre y ahora yo, y siempre se han llamado Huevos a la Torre. Supongo que será por la forma.


Yo he variado un poco la receta, porque en la original de mi abuela llevaba guisantes y en casa no nos gustan mucho, así que los he sustituido por queso.


Para 4 raciones necesitamos:

1/2 vaso de Leche
1/2 vaso de Nata para cocinar
2 Huevos grandes o 3 pequeños
50 gr de Bacon o Panceta en daditos
50 gr de Queso (el que os guste) rallado
Sal
Manteca o Mantequilla para el molde
Pimienta
Nuez moscada

Primero untamos con manteca o mantequilla 4 flaneras individuales.

Luego, en un bol, batimos los huevos y les añadimos la leche, la nata y el queso rallado. Sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada y batimos un poco más.
Repartimos la mezcla en las flaneras y añadimos el bacon en daditos.

Metemos las flaneras al baño maría en el horno a unos 200º, durante 15 minutos o hasta que metiendo un palillo, este salga limpio.

Se sirve acompañando a una ensalada, o con tomate frito.

El queso y el bacon se puede sustituir por los ingredientes que queramos, como por ejemplo los guisantes, o habitas y zanahorias baby, o jamón y tomates secos...

jueves, 22 de septiembre de 2011

JULIO CAMBA, "LA CASA DE LÚCULO"

"La cocina española está llena de ajo y de preocupaciones religiosas. El ajo mismo yo no estoy completamente seguro de que no sea una preocupación religiosa, y por lo menos, creo que es una superstición. Las mujeres de mi tierra natal suelen llevarlo en la faltriquera para espantar a las brujas, y sólo cuando el bulbo liláceo ha perdido su virtud mágica en fuerza de rozarse con la calderilla, se deciden a echarlo a la cazuela. Es decir, que el ajo lo mismo sirve para espantar brujas que para espantar extranjeros. También sirve para darle al viandante gato por liebre en las hosterías, y aquí quisiera ver yo a los famosos catadores de la corte del Rey Sol, que, al comer un muslo de faisán, averiguaban, por la firmeza de la carne, si aquel muslo correspondía a la pata que el faisán replegaba para dormirse o a la otra..." J.Camba 1929

Hoy os hablaré del libro de Julio Camba "La casa de Lúculo".

Es un libro excelente, el otro día leyéndolo, leí un artículo acerca de las sardinas, pescado que por cierto me encanta, al igual que al autor del libro, y os cuento lo que habla de ellas, resumido, claro.

Él va hablando de anécdotas que ha vivido, y va citando lo siguiente: " Una Sardina, una sola, es todo el mar, a pesar de lo cual yo le recomendaré al lector que no se coma nunca menos de una docena;" y que razón tiene... recuerdo en una ocasión en que mi amigo Fernando y yo casi competíamos por ver quién de los dos comía más, y llegué a comerme diecinueve!... él sugiere, "Pero vea cómo las come, dónde las come, y con quien las come. No se trata precisamente de un manjar << De buena compañía>>, sino más bien de eso que los franceses llaman un petit plat canaille." Jajaja, creo que lo que quiere decir con esto, es que no es un plato de "elite".... pero es una delicia y que en realidad en su "miseria" esconde una gran grandeza!

Y continúa diciendo: " No es para tomar en el hogar con la madre virtuosa de nuestros hijos, sino fuera, con una amiga golfa y escandalosa", jajaja." Las personas que se hayan unido alguna vez en el acto de comer sardinas, ya no podrán respetarse nunca mutuamente, y cuando usted, querido lector, quiera organizar una sardinada, procure bien elegir a sus cómplices"

"Considero inútil advertir que las sardinas asadas no se deben comerse con tenedor." A pesar de las reglas de educación y lo mal educado que sería para algunas personas ver cómo te las llevas a la boca con los dedos, sería el mismo espanto para un aficionado de las sardinas ver que se las comen con el tenedor y cuchillo. Así que él dice, " El tenedor dislacera de un modo brutal las carnes de la sardina, y aunque sea de plata, altera sus preciosas esencias" Dicho lo cual, ya sabéis, dejaros de buenos modales, y cuando comáis sardinas, nada de tenedores y disfrutad de este rico pescado, como Dios manda, con la mano!

También nos cuenta que "después de habernos comido una buena docena de Sardinas, y concluir que las Sardinas asadas saben muy bien; pero saben demasiado tiempo. Después de comerlas uno tiene la sensación de haberse envilecido para toda la vida. El remordimiento y la vergüenza no nos abandonaran ya ni un momento y todos los perfumes de la Arabia serán insuficientes para purificar nuestras manos" jajaja

A los que nos gustan las sardinas nos resulta chistoso lo que dice, porque realmente lleva razón, es todo un arte.

Él habla solo de comer sardinas asadas, y sí, es como mejor resultan y da gusto comerlas así cuando están frescas, casi recién pescadas, realmente es como comerse el mar entero..... Pero para mi gusto también saben buenas fritas, hechas al horno, escabeches, marinadas etc.

Julio Camba nace el 16 de diciembre de 1882 en Vilanova de Arousa, Pontevedra. En 1987 embarca como polizón hacia Buenos Aires. Dos años después es deportado a España por anarquista. En 1901 publica algunos versos. Comienza a colaborar en Diario de Pontevedra y viaja a Madrid en 1903. Escribe para El País, España Nueva o Lunes de El Imparcial. En 1905 informa en Constantinopla para La Correspondencia de España. Como redactor de El Mundo viaja a París, Londres y Munich. Desde entonces trabaja para ABC y se instala en Berlín hasta el comienzo de la I Guerra Mundial. En 1916 realiza su primer viaje a Estados Unidos donde volverá tras el crack del 29. En los años veinte viaja por Europa y escribe "La casa de Lúculo"...
En 1949 se retira a la habitación 383 del hotel Palace de Madrid. Muere un 28 de febrero de 1962.

A Julio Camba se le podría definir como humorista, anarquista, viajero y gastrónomo. Las cuatro características juntas, nos dan el retrato perfecto de un epicúreo, un bon vivant. Alguien para quien la vida es demasiado corta para tomarla en serio y para no gozar en ella de todo lo que la pueda hacer atractiva. Aunque amante de todos los placeres de la vida, fue el de la cocina el que más le atrajo y al que dedicó esta obra encantadora : La casa de Lúculo.

No es fácil reír con un libro de gastronomía, pero en el caso de Camba, el humor puede convertirse en sarcástico, irónico, premonitorio, mordaz, directo, meditativo, sutil, entrañable, visionario, canalla e incluso pareciera a veces políticamente incorrecto.

lunes, 19 de septiembre de 2011

TAPONES DE CORCHO


Mucha gente los colecciona, y ahora entiendo por qué.
Se pueden hacer infinidad de cosas con ellos. Aquí os dejo algunos ejemplos:



Parecen cómodos estos asientos...
Y algo práctico...


Y como decoración...

Y para saber dónde debe sentarse cada uno...

Seguro que se pueden hacer muchas cosas más.

sábado, 17 de septiembre de 2011

SOPA DE AJO


Ya veis que sigo con las recetas otoñales, facilitas, caseras y sin complicaciones...

Y el calor que se resiste a abandonarnos...

En fin, ya es el último fin de semana del verano, pronto cambiará el tiempo y sacaremos las chaquetas, y en los días de frío suele apetecer una buena sopa caliente.


Esta sopa de ajo está realmente sabrosa y es un plato bien completo. Los ingredientes para 4 raciones:

- Aceite de Oliva
- 5 0 6 dientes de Ajo, o ajos tiernos
- 12 rebanadas muy finas de Pan
- 1/2 bote de Tomate troceado
- Ralladura de Limón
- 1/2 copa de Coñac
- Agua
- 4 Huevos
- Sal, Pimienta, Perejil y una pastilla de Starlux (opcional)

Primero cortamos las rebanadas de pan lo más finitas que podamos, y guardamos las migas que se hayan soltado al cortarlas.
En una olla ponemos suficiente aceite como para cubrir el fondo y un chorrito más, lo calentamos y freímos las rebanadas de pan hasta que estén bien doradas. Las reservamos sobre papel absorbente.

Cortamos los ajos en láminas y los freímos en el aceite anterior. Cuando están dorados, añadimos las migas de cortar el pan, medio bote de tomate triturado y la ralladura de limón. Dejamos pochar bien, e incorporamos el coñac. Damos unas vueltas hasta que haya evaporado el alcohol y sazonamos con sal (o la pastilla starlux), pimienta y perejil.

Cubrimos el sofrito con 3 vasos de agua y cuando esté hirviendo, añadimos un huevo por comensal. Dejamos hervir 10 minutos más sin remover para que los huevos queden lo más enteros posible, y servimos cada plato de sopa con un huevo y con tres rebanadas de pan frito por encima.

Esta sopa, cuando estás muy cansado, te resucita!!!



martes, 13 de septiembre de 2011

TORRIJAS AL ESTILO DE LA UELI


Ya, ya sé que todavía no estamos en las fechas típicas de las Torrijas, pero si las pongo antes, podéis ir ensayando. Y bueno, si hace calor... siempre se pueden acompañar con una bola de helado de mantecado y listo el plato de entretiempo! jaja!

La receta que voy a poner es la de las "Rosquetes de la Ueli". Ella a las torrijas las llamaba rosquetes, aunque la verdad es que no sé si es que todo el mundo las llama así en mi pueblo...

Estas torrijas no tienen mucho secreto, pero están riquísimas, tan dulces, tan esponjosas, tan jugosas... Os cuento. Se necesita,

Para las torrijas:

- Una barra de Pan del día anterior.
- 2 vasos de Leche
- 3 Huevos
- 4 cucharadas de azúcar
- 1 cucharadita de Canela molida
- Aceite de oliva

Para la salsita:

- corteza de 1/2 Limón
- 1 rama de Canela o 1 cucharadita de Canela en polvo
- 1/2 vaso de Agua
- 2-3 cucharadas de Coñac
- 2 cucharadas de Azúcar

Primero cortamos la barra de pan en rebanadas de un centímetro y medio de grosor aproximadamente y las reservamos.

En un bol ponemos la leche con el azúcar y la canela molida y mezclamos bien hasta que el azúcar esté disuelto. En otro bol batimos los huevos.

En una sartén ponemos aceite a calentar, y mientras se calienta, remojamos 3 o 4 rebanadas de pan en la leche (no más porque se empaparían demasiado y se nos podrían romper), las escurrimos un poco y las pasamos por el huevo. Las freímos en el aceite caliente.
Así con todas las rebanadas.
Las colocamos en una fuente honda.

En un cazo ponemos a calentar el agua, con dos cucharadas de azúcar, la rama de canela, la corteza de limón y el coñac. Removemos y retiramos del fuego antes de que hierva. Apartamos la canela (si la hemos puesto en rama) y el limón y vertemos la mezcla por encima de las torrijas.
Dejamos enfriar y servimos.

Riquísimas.



CREMA DE PESCADO

Aunque parece que no quiera llegar el Otoño, el Verano se acaba. Dentro de poco ya apetecerán sopas, cremas y guisos calentitos. Empiezo por poneros esta receta que me ha enviado Guria y que está deliciosa.

Ingredientes:

la espina de una Merluza,con su cabeza

unos huesos de Rape

12 Langostinos

10 Gambas

un trozo de Merluza

un trozo de Rape

20 Almejas

1 Puerro

1 Cebolleta

1 Zanahoria

Aceite de Oliva

10 rebanadas de Pan

1 bote pequeño de Tomate

1 copa de Brandy

1 pastilla de Starlux

Se hace un fumet de pescado con las espinas,la cabeza de la merluza,los huesos del rape,las cabezas y cascaras de los langostinos y gambas,y un buen ramo de perejil, dejándolo cocer todo junto durante 20 minutos.

En una cazuela poner aceite,con 1 puerro muy picado,1 cebolleta y 1 zanahoria todo muy picado,rehogar bien.

Tostar unas 10 rebanadas de pan,y cuando la verdura esté bien pochada añadirlo troceado y rehogar bien, despues añadir un bote pequeño de tomate y una copa de brandy,una vez evaporado el alcohol añadir el caldo de pescado y 1 pastilla de starlux y dejar cocer 20 minutos. Triturar hasta obtener una crema suave.

Unos minutos antes de servir,añadir los trozos de rape,la merluza,las gambas,los langostinos y las almejas,con el calor residual se termina de hacer.


Guria, a mi me ha encantado!! Muchas gracias por tu receta!!

sábado, 10 de septiembre de 2011

CAFÉ SWAHILI

Mer-melada me ha enviado esta receta de café que se prepara en la tribu Swahili. Ella y su familia, por razones que no vienen al caso, suelen viajar a Africa, y fue allí donde aprendió cómo se hacía este café.

Me cuenta que es muy fácil y que está riquísimo "claro que, para los suuuuuperrrentendidos y adictos al café les parecerá una aberración, como lo del vino con Casera! uff por favor qué horror!".

Se hace de la siguiente forma:
En una cafetera italiana de las de toda la vida, de 6 tazas, se pone en el café molido un poco de canela, una pizca de azúcar y de tres vainas de cardamomo se sacan las semillas y se añaden también a la mezcla de café. Se pone la cafetera al fuego como de costumbre y listo.

Las cantidades son a gusto de cada uno.

El cardamomo se puede encontrar en tiendas gourmet (ella dice que lo compra en la de El Corte Inglés y que le cunde mucho).

Pues yo no sé vosotros, pero yo me voy a preparar uno ahora mismo!!

Gracias mer-melada!!

viernes, 9 de septiembre de 2011

INVITADOS EN CASA


Cuando planeamos dar una cena en casa puede que nos agobien un poco los preparativos. Cómo poner la mesa, cómo sentar a los invitados, cómo hacer un centro de mesa.... Todas esas cosas que hacen que los invitados se sientan a gusto y que si están mal planeadas pueden arruinar el mejor de los menús.
Bueno, pues no hay que preocuparse. Por supuesto que la forma de organizarlo todo depende del tipo de cena (o comida) que queramos dar, de si va a ser más o menos formal o de si va a ser informal con amigos, pero en cualquier caso prefiero la sencillez.
Si la cena va a ser formal, una mesa bien configurada es la primera parte del éxito, así que es mejor que tengamos claro dónde va cada plato, copa y cubierto.
Deberíamos comenzar por elegir el mantel. Según el tipo de mesa, pero si es de madera yo suelo colocar primero un salvamanteles, por si hubiera algún “accidente”, que la mesa no se viera afectada, o incluso sin accidentes, pueden traspasar el mantel los efectos del calor o del frío. El mantel dependerá del tipo de cena, igual que la vajilla, pero para cenas formales, mejor el blanco o los colores muy suaves y siempre lisos, a juego con las servilletas. Aunque también podemos optar por pasar del mantel, siempre y cuando sea informal. Lo que nunca, por favor, nunca debemos hacer es poner un hule. Por favor... eso nunca!!! El hule sólo para mesas informales de niños y si no queda más remedio, porque para eso, mejor los de un solo uso.

Las mesas demasiado formales me suelen aburrir bastante y casi todas me parecen iguales, así que os pongo esta foto que me parece de lo más divertido y original para una comida o cena con amigos. Ya veis que se puede prescindir del mantel, pero no de la imaginación.

Una vez tomada la decisión del mantel, colocaremos los centros de mesa, y una vez colocados, vamos disponiendo la vajilla. Como ya os he dicho prefiero la sencillez, además de que un centro de mesa excesivamente grande y aparatoso haría difícil que los comensales se vieran los unos a los otros, con lo que la conversación se haría un poco dificultosa e incómoda. Así que mejor los centros bajitos. Y no se deben poner flores ni velas perfumadas, porque el perfume podría tapar o enmascarar el aroma de los platos, pero poniendo velas neutras y flores no demasiado aromáticas, no hay problema. Aquí tenéis algunas ideas que me gustan:



Y vamos a la colocación de la vajilla y las servilletas. Pues otra vez lo mismo, que depende del tipo de mesa que queramos montar, pero hay un esquema muy sencillo.

Empezaremos por disponer un plato para cada uno de los comensales, un plato principal, y sobre él, un plato más pequeño para los entrantes.

Os dejo este práctico esquema que elaboró Mrs. Lilien (http://www.mrslilien.com/themrs.html) para la colocación correcta de cada uno de los elementos de la mesa:

Según estas instrucciones, la servilleta se coloca a la izquierda, y a ambos lados del plato los cubiertos tal y como se muestra, a excepción de los de postre y café, que se sitúan en la parte central, delante del plato. (Si os sirve de ayuda, yo coloco los cubiertos según el orden por el que se vayan a ir necesitando, y me fijo en si va a haber alguien zurdo entre los invitados).

Por último colocamos las copas para agua, vinos y espumosos, y un plato de servicio para el pan, con un cuchillo pequeño para los aperitivos y untables. La vajilla dependerá de la seriedad del evento, como siempre. Si no es demasiado formal, podemos incluso mezclar vajillas y cristalerías.

Y ahora que digo lo de los zurdos... deberemos saber dónde sentar a cada invitado. El protocolo recomienda que los anfitriones se sienten en las cabeceras de la mesa y a partir de ellos y por orden de importancia, se sitúan los invitados (y no os cuento qué más aconseja el protocolo porque me parece demasiado rancio, y que me perdonen los expertos). Y si la cena es en honor de alguien será esa persona la que ocupe la cabecera de la mesa.

Si la mesa es redonda, la anfitriona (según el protocolo) o el anfitrión (que en el S.XXI, no pasa nada), se sentará en el lugar que más cómodo le resulte para servir con facilidad al resto de invitados.

Y si se hablan varios idiomas entre los invitados, mejor situarlos de forma que la comunicación entre ellos sea lo más fluida posible.

Para la asignación de plazas se pueden hacer tarjetas informando del nombre de los invitados (siempre y cuando sean más de ocho).



Uf! He dicho al principio que no había que preocuparse y hay que ver la de cosas que hay que tener en cuenta!! Pero bueno, sólo es cuestión de ponerlo en práctica una vez y las siguientes van rodadas.

Por cierto, en estas cenas, me gustaría estar...

miércoles, 7 de septiembre de 2011

3 RECETAS DE POLLO RICAS RICAS...

Hoy tocan tres por el precio de una, que Septiembre es un mes de mucho gasto, con los libros de los niños, la ropa de colegio, llenar la nevera después de las vacaciones, que en Agosto has salido más de lo que pensabas, y que encima dentro de poco viene Diciembre y casi tenemos que empezar a ahorrar.... Uy! paro, que me estoy poniendo negativa, jaja. Así que, me pongo de Rebajas y vamos al 3 X 1.

La verdad es que hoy quería poner una receta de pollo que oímos cómo una vecina filipina se la contaba a otra (sí.... Radio Patio). Como parecía fácil y tenía buena pinta, la hice al día siguiente y resultó que sí, que estaba riquísimo y era muy fácil. La receta no sé cómo se llama (eso no lo pillamos), así que yo la llamo Pollo Filipino. A partir de esta receta, hice otra, que también salió muy rico, Pollo a los Tres Sabores lo llamo.

Y la otra receta me la ha mandado esta mañana mer-melada, que todavía no es seguidora, pero que espero que lo sea pronto, porque os aseguro que es más cocinillas que yo.... Una mina!mer-melada es una mina! Su receta es de pollo también: Pollo con Salvia. Por eso las voy a poner las tres juntas.

Empiezo con la suya.

POLLO CON SALVIA

Los ingredientes son:
- 1 Pollo limpio
- Miga de Pan
- Leche
- Mantequilla
- Salvia fresca
- Sal
- Pimienta
- Vino (opcional y puede ser blanco o tinto)
- Aceite de oliva

Como veis, no se especifican cantidades, porque dependen del tamaño del pollo y del gusto de cada uno.

Primero lavamos y secamos bien las hojas de salvia y las cortamos con los dedos (no es necesario que queden trozos muy pequeños). Después derretimos un poco de mantequilla en una sartén y las freímos hasta que queden crujientes, las sazonamos y las reservamos.

Remojamos miga de pan en leche y la mezclamos con las hojas de salvia frita. Debe quedar una masa blandita, y con ella rellenamos el pollo.

Untamos el pollo de aceite, sazonamos con sal y pimienta (remojamos con un chorro de vino si nos apetece), y metemos al horno a 200º durante una hora más o menos (depende del horno y del tamaño del pollo).

Servimos el pollo con parte del relleno y de la salsita que ha soltado, y acompañamos con ensalada, y está de rechupete.

Gracias por tu receta mer-melada!!


Y ahora las mías.

POLLO FILIPINO

Ingredientes:
- 1 Pollo limpio
- 1/2 vaso de salsa de Soja
- 1/3 vaso de Aceite de oliva
- 5 o 6 dientes de Ajo
- 1 Naranja
- 1 cucharadita de Pimienta
- 1 cucharadita de Jengibre molido

Primero pelamos y troceamos los dientes de ajo (partir cada ajo en tres trozos), y los introducimos debajo de la piel del pollo bien repartidos. Con un cuchillo bien afilado hacemos un corte superficial en la piel, metemos un poco el dedo para levantarla un poco (que muchas veces ni hace falta), e introducimos el ajo entre la piel y la carne.

Troceamos la naranja y la introducimos dentro del pollo.

En un bol mezclamos bien la salsa de soja, con el aceite, la pimienta y el jengibre y untamos el pollo por todas partes. Dejamos reposar en la nevera durante una hora más o menos, lo sacamos, lo volvemos a untar, y lo metemos al horno a 200º C durante una hora más o menos (lo mismo que antes, depende del horno y del tamaño del pollo).
Mientras dura la cocción, vamos untando el pollo con la salsa que nos habrá quedado en el bol.

Lo servimos acompañado de unas patatas fritas o ensalada.

POLLO A LOS TRES SABORES

Ingredientes:
- 1 Pollo limpio
- 3 cucharadas de Salsa de Soja
- 3 cucharadas de Miel
- 3 cucharadas de Mostaza a la antigua
- Aceite de oliva
- 1/2 vasito de Vino blanco

Mezclamos la soja, la miel y la mostaza y untamos con la mezcla el pollo por todas partes.
Lo ponemos en una fuente de horno y le echamos un chorrito de aceite de oliva y el vino blanco (pero no por encima, porque se nos llevaría lo que le hemos untado).

Horneamos y servimos como los dos anteriores.

Buen Apetito!





martes, 6 de septiembre de 2011

LAS TOSTADAS DE HUERTAS Y LOS BOCATAS DE TERESA

25 pesetas.

Esa era mi paga del fin de semana cuando era niña. Parece que no es mucho, pero hace 40 años era una paga más que decente, sobre todo si tenemos en cuenta que el cine valía 5 pesetas...

El resto de la paga casi siempre lo acababa invirtiendo, ahorraba poco, sobre todo porque sospechaba que “alguien” sabía dónde guardaba mis pesetillas sueltas..... ejem.....

Bueno, el caso es que me lo gastaba casi siempre en lo mismo: un Sobre Sorpresa, regaliz con Sidral, nubes y ositos, chicles Bazooka o Cosmos, y “mesclaet”, pipas, o tostada de Huertas, según si íbamos al cine o nos quedábamos por la calle. Se estiraba la paga, eh?

La verdad es que por aquel entonces en el cine se podía comer de todo (así quedaba cuanto terminaba la peli....), incluso he visto fumar! Impensable ahora mismo!! Así que, pipas, mesclaet o tostada se podía llevar tranquilamente.

El mesclaet era un cucurucho lleno de todo tipo de frutos secos mezclados con chufas y altramuces, que la verdad es que nunca me gustó mucho, pero como era típico llevarlo al cine, pues acababa comprándomelo.... y dejándome más de la mitad siempre.

El Bar del Cine era “El Bar Huertas”. Ahora ya no existe el cine, pero el Bar Huertas sí. Por cierto, un cine y dos teatros había en mi pueblo y desaparecieron todos... muy mal me parece, pero no entraré en ese tema.

En “ca Huertas” hacían las mejores tostadas que he comido en mi vida. En serio, las mejores.


Entrabas al bar con el frío de la calle pegado al abrigo a pedir la tostada en la barra, y allí estaba “el Tío Huertas” sirviendo cafés, tapas (que por cierto, las almejas a la plancha y las “patetes”, patitas de calamar fritas, están pamorirse!!!), y copas de coñac a diestro y siniestro, con una vitalidad enorme, y con un grito pedía la tostada a la cocina: “Una tostáaaaaaaa!!!!”, y en menos de nada ya la tenías envuelta en una servilleta lista para llevar.

Y entonces venía lo bueno... Abrías la servilleta y ahí estaba... Tostada en su punto, con bien de aceite y sal y..... ese toque!! El toque, que cada vez era diferente y nunca sabías cual iba a ser.... Podía ser de calamares, de hígado, de lomo.... de lo que antes se hubiera estado haciendo en la plancha.... mmmmm.....

Deliciosas, de verdad. Y ojo!! Que ca Huertas siempre ha sido muy limpio!! Con mucho olor a bar, pero muy limpio!!! (no vaya a ser que ahora se me enfaden Luisa o Pilarín, las hijas y herederas del Bar Huertas). Y los bocatas de calamares? Los mejores de la provincia, seguro.

Pero dejo ya el tema tostadas porque se me hace la boca agua! Jaja.

Otro recuerdo de mi niñez, y que seguro que mucha gente de mi edad recordará, eran los bocatas de Teresa la del Súper.

Te dejaban salir del colegio para comprar el almuerzo, durante el recreo, y lo que más cerca pillaba era la Pastelería de la Tía Gaitana y el Súper de Teresa (que no se llamaba así, debía llamarse Supermercado Avenida, creo, pero todos lo llamábamos “El Súper de Teresa”, igual que el Bar de Huertas, que creo que es el Bar Avenida).

Llegabas corriendo, para ser el primero y que no se te pasara medio recreo esperando, y te colocabas en el mostrador de charcutería. Delante de ese mostrador refrigerado habíamos siempre un montón de niños empujándonos y toqueteando el cristal. De todas formas, era mejor no llegar de los primeros, porque así las manos de Teresa se iban impregnando de todos los bocatas que iba preparando.... jeje. Detrás del mostrador te esperaba ella, con su delantal blanco de tira bordada en los bordes, el bocata abierto y el aceite preparado. “De qué lo quieres?” te preguntaba. “Puessss, de salchichón”. Entonces ella cogía la aceitera, ponía un chorro de aceite en el centro del pan y con el dedo índice, lo restregaba por todo el bocadillo con un movimiento rápido y preciso. Luego lo rellenaba generosamente (según si lo pedías de mortadela o jamón, más o menos generosamente), del fiambre elegido, lo pillabas al vuelo, pasabas por caja.... Y de vuelta al cole.

Esos bocatas estaban buenísimos, y el secreto era el dedo de Teresa, eso seguro. Ese dedo regordete con el que cogía el jamón, el salchichón, chorizo, queso, jamón york... y que tan buen regusto dejaba en todos los bocadillos al restregarlo por el pan! jajaja


Bueno... espero no haberos aburrido mucho con mis batallitas!

lunes, 5 de septiembre de 2011

CAZUELA DE MARISCO


Hoy me he puesto a plan... otra vez.
Ya estamos en Septiembre y Agosto ha hecho unos cuantos estragos, nada grave, por suerte, pero durante este mes hay que controlarse un poco. Así que, se acabó el mojete de pan, los dulces y los fritos hasta nueva orden.
Por eso el domingo comimos esta Cazuela de Marisco... para mojar pan!


Ingredientes para 4 personas:
- 2 Cebollas
- 4 dientes de Ajo
- 1 Calamar mediano
- 10 o 12 Mejillones
- Un puñado grande de Almejas para Marinera
- 2 filetes de Atún
- 8 Gambones (o 15-16 gambas arroceras)
- Un puñado de Gambitas peladas (pueden ser congeladas)
- 1 cucharada de Piñones
- 1 Pastilla de Caldo
- 1 cucharada de Harina
- Sal y Pimienta
- Perejil
- 1 vaso de Vino blanco (seco)
- 1 vaso de Agua
- Un buen chorro de Aceite de Oliva (como 8 cucharadas)

Primero trituramos bien la cebolla y los ajos en una picadora, o a mano si lo dejamos muy muy picado, y lo ponemos a pochar en una cazuela con aceite de oliva.
Cuando esté bien dorado y empiece a tomar un color dorado, añadimos la pastilla de caldo y una cucharada de harina (así luego el caldito estará espeso), y damos unas vueltas.

Echamos ahora el vaso de vino, y cuando evapore el alcohol, incorporamos el calamar troceado y el atún a tacos.

A partir de que hayamos añadido el atún, ya no deberíamos remover el guiso con la cuchara, pues lo romperíamos, así que para moverla de vez en cuando, mejor que lo hagamos cogiéndola de las asas y zarandeándola un poco.

Echamos perejil picado, un pellizco de sal (muy poco, porque la pastilla de caldo ya le dará casi el punto suficiente), pimienta molida, una cucharada de piñones, y movemos la cazuela de nuevo.

Añadimos un vaso de agua y dejamos que cueza durante unos 5 minutos. Cuando el caldo haya reducido un poco, incorporamos los mejillones, las gambitas, los gambones y las almejas, y cuando se abran los moluscos ya está listo para servir.


Y a mojar pan!!

viernes, 2 de septiembre de 2011

ESTOFADO DE TERNERA


Hoy hemos comido Estofado de Ternera.
Hay que tener un poquito de tiempo para hacerlo, para que se vaya cociendo a fuego lento, ya sabéis, aquello del chup-chup...

Apuntad ingredientes (para 4-5 raciones):

- 1 cucharada de Harina
- 600 gr de Ternera para estofado
- 4 cucharadas de Aceite de oliva
- 75 gr de Panceta
- 1 Cebolla
- 3 dientes de Ajo
- varias tiras de cáscara de Naranja
- 100 gr de Zanahorias
- varias ramitas de Tomillo
- 200 ml de Vino tinto
- 2 Tomates rallados
- 200 ml de Caldo de Ternera (o una pastilla de Starlux)
- 50 gr de Olivas negras sin hueso
- 6 Tomates secos
- Sal
- Pimienta

Se salpimenta la carne y se pasa por harina.
Calentamos el aceite en una cazuela y doramos la carne (si es necesario, por tandas) y la reservamos.
En la misma cazuela doramos la cebolla picada y la panceta cortada en trocitos pequeños, durante unos 5 minutos, y volvemos a poner la carne en la cazuela, con los ajos, la cáscara de naranja, las zanahorias, los tomates rallados, el tomillo, el vino y el caldo (o un vaso grande de agua y una pastilla de Starlux).
En una picadora, ponemos los tomates secos y las olivas negras y lo trituramos (no mucho, que se noten los trocitos). Vertemos la mezcla en la cazuela.

Dejamos cocer a fuego lento durante una hora y media más o menos, o hasta que la carne esté muy tierna. (Si se reduce demasiado el caldo, añadimos un poco de agua o caldo de carne)

Lo servimos acompañado de patatas fritas, o puré de patata, o judías... Es un plato único perfecto.

Si os gusta el picante, podéis añadir una guindilla cuando incorporemos las zanahorias y los demás ingredientes.

Buen provecho!